Educación

null

Acercando a los niños al mundo de las bibliotecas

abril 13, 2009
por Lindsey Chapman
Una amplia variedad de libros es importante para criar lectores felices, pero no siempre es fácil procurar todo lo que los niños quieren leer inmediatamente. En honor a la Semana de las Bibliotecas, encontrandoDulcinea ofrece consejos para visitar la biblioteca con sus niños.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Preparándose

Las bibliotecas se caracterizan por su absoluto silencio, pero si su hogar no es exactamente silencioso, no es razón para evitarlas del todo. Saber qué esperar al llegar a una biblioteca (y cómo preparar a sus hijos de antemano) depende grandemente de sus edades.

La bibliotecaria infantil Serena Butch declara que ya no todas las bibliotecas esperan tener un ambiente de silencio absoluto. “Desde sillas infantiles hasta esquinas cómodas para hacer puzzles, jugar juegos y leer libros apropiados para niños, hemos hecho verdaderos esfuerzos para hacer del cuarto de niños un espacio amigable y atractivo,” explicó. 

Para niños muy pequeños, PBS sugiere explicarles que la biblioteca es un lugar donde la gente acude para aprender y pedir libros prestados. Haga que escojan un tema que les guste, o un personaje de caricaturas, y busque libros relacionados al llegar a la biblioteca.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano ofrece a los niños un recorrido animado de una biblioteca, ilustrando las variadas actividades que podrán realizar allí.

Para lectores principiantes y en desarrollo

Según declara el Departamento de Educación, “es muy importante encontrar libros bien escritos para sus hijos” cuando tienen entre 7 y 9 años, y encontrar estos recursos en la biblioteca no solamente es una entretenida visita, sino que ayuda también a instigar una apreciación por la lectura.

Si necesita recomendaciones de buenos libros para niños, “Reading is Fundamental” (RIF), la “organización de alfabetización sin fines de lucro para niños y sus familias más grande y más antigua del país” tiene una útil lista de lectura disponible para sus hijos, incluyendo abecedarios, libros ilustrados, libros conceptuales y mucho más.

Pero al igual que los puzzles para niños pequeños, las bibliotecas ofrecen además que libros para lectores mayores. Muchas bibliotecas tienen horas de lectura para niños, y algunas tienen incluso actividades de lectura veraniegas. Estas actividades pueden ayudar a los niños a mantenerse interesados en la biblioteca durante su infancia.

Las bibliotecas y los adolescentes

Puede parecer que a medida que los niños crecen y su volumen de tareas incrementa, visitar la biblioteca y leer por placer pasan a segundo plano. Para este grupo, muchas bibliotecas han nuevamente salido de la norma, ofreciendo revistas y recursos multimedia para mantener su interés.

Pero para padres que esperan que sus hijos pidan prestado un verdadero libro, motívelos a revisar la sección para adultos jóvenes para encontrar literatura especifica para su grupo etario.

¿Está buscando buenos libros para adolescentes de antemano? Teenreads.com ofrece entrevistas con autores de libros para adolescentes, reseñas literarias y una “Ultimate Teen Reading List” con recomendaciones sobre algunas de las mejores novelas disponibles para ellos.

Bibliotecas caseras

Si una de sus metas para promover la alfabetización es construir una biblioteca casera, RIF ofrece algunas consejos.

El tamaño y costo de su biblioteca familiar no es tan importante como la calidad y variedad de los libros disponibles, según explica la organización. Hable con sus hijos acerca de los libros que les gusta leer y los temas que les interesan, y comience su colección por ahí. “Una pequeña colección de libros, recolectada con cuidado a través del tiempo, es mejor que una gran colección que nunca es leída.”