Salud

suplementos de salud, suplementos alimenticios
Anthony Devlin/Press Association via AP

¿Cuántos suplementos alimenticios son demasiados?

abril 27, 2009
por Liz Colville
Los suplementos alimenticios legales incluyen productos tan variados como aminoácido, enzimas, hierbas, vitaminas y minerales. Aún se discuten los beneficios a largo plazo y la seguridad, pero muchas personas continúan confiando en ellos ciegamente, y el número va en aumento.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Tantos suplementos, tan poca información

“Nadie sabe cuáles efectos adversos pueden atacar a los usuarios de suplementos, ya que no ha habido un sistema confiable de monitoreo,” informó el New York Times en el 2008. Aún cuando una ley federal hoy llama a los usuarios a reportar efectos adversos de los suplementos alimenticios, quienes utilizan los suplementos “no suelen relacionar problemas de salud a un suplemento que asumen es seguro, e incluso si lo hacen, pueden ser reacios a reportar efectos adversos de una sustancia auto-medicada.”

Aún cuando la FDA no regula los suplementos alimenticios, el Dietary Supplement Health and Education Act (DSHEA) (Acta de Salud y Educación sobre Suplementos Alimenticios) de 1994 requiere que las compañías declaren a la FDA si están publicitando un producto con un “nuevo” ingrediente que no haya sido aprobado antes de 1994.
La FDA ofrece información útil para los consumidores, incluyendo el documento “Tips for the Savvy Supplement User: Making Informed Decisions and Evaluating Information” (“Consejos para el Usuario de Suplementos Sabio: Tomando Decisiones Informadas y Evaluando Información.” Aún cuando el documento fue publicado en el 2002, contiene consejos perennes sobre el uso de suplementos y los recursos en línea para buscar información relacionada con los suplementos alimenticios.

Las vitaminas son ubicuas

Las personas que no toman suplementos activamente además allá de las vitaminas diarias se darán cuenta de que siguen obteniendo vitaminas suficientes – incluso demasiadas – a través de bebidas y alimentos. El mercado de las bebidas está particularmente saturado de productos llenos de vitaminas, tal como indica el articulo de findingDulcinea titulado “What Are You Drinking?” (“¿Qué está bebiendo?”). Las bebidas energizantes está llenas de vitaminas – particularmente vitaminas B y C – y suelen también incluir suplementos tales como ginseng y taurina, cuyas propiedades holísticas no han sido completamente establecidas aún.

Michael Alexander, citado en el artículo del Times mencionado anteriormente, prueba que hay un límite en cuanto a la ingesta de vitaminas: Alexander fue diagnosticado con una condición llamada neuropatía inducida por la vitamina B6 luego de sufrir calambres en las piernas por muchos años. De acuerdo con el artículo, “El suplemento tenia 100 miligramos de B6, 50 veces la cantidad diaria recomendada.” Aún cuando Alexander dividía sus tabletas en cuatro partes, estaba ingiriendo 25 miligramos diarios.

El nutricionista y profesor Chris Rosenbloom sugirió a WebMD que el problema puede ser simplemente ignorancia: “muchas personas no saben lo que ingieren … Compran jugo de naranja en el supermercado, y no saben lo que tiene dentro, si está por ejemplo fortificado con calcio. Las personas toman suplementos de vitamina C, pero no saben cuánto.” Rosenbloom recomienda tomar un multi-vitamínico diario mientras mejora su dieta basándose en la pirámide alimenticia. El artículo de WebMD también incluye información sobre los límites para la ingesta de vitaminas según el Instituto de Medicina.

El sitio Web de la USDA sobre nutrición destaca en un artículo titulado “Questions To Ask Before Taking Vitamin and Mineral Supplements” (“Qué preguntar antes de tomar suplementos de vitaminas y minerales”) que muchas comidas vienen ya fortificadas con nutrientes tales como fibra, vitamina C y calcio, ingredientes que no ocurren naturalmente en la comida. Esto puede hacer que tomar suplementos sea redundante, e incluso hacer que “exceda el nivel seguro de ingesta de nutrientes.” El artículo incluye más consejos útiles y enlaces para ayudarle a tomar una decisión informada sobre los suplementos.

Conclusión: Trague con sabiduría

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, los suplementos alimenticios deberían ser tomados bajo supervisión de un médico. Aún cuando no todos ellos han sido aprobados por la FDA, si los está ingiriendo su doctor debería saberlo.