Ciencias

null
La Aurora Boreal sobre el Rio Knik cerca de Palmer, Alaska

Investigadores indican que tornados espaciales generan las Auroras Boreales

abril 28, 2009
por Emily Coakley
Aún cuando las Auroras Boreales han sido observadas a través de la mayor parte de la historia, la causa del fenómeno había sido un misterio, hasta ahora.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Tormenta eléctrica espacial causa luces terrestres

De acuerdo con el periódico Times of London, los investigadores han descubierto que las auroras boreales “son causadas por gigantescos tornados eléctricos rotando a más de un millón de millas por hora y expandiéndose miles de millas en el espacio.” 

“Lo que percibimos como hermosas luces y colores es realmente el producto de una violenta tormenta eléctrica en el espacio,” explicó Andreas Keiling, un físico de la Universidad de California, Berkeley, en una entrevista con el periódico.

Cinco satélites ayudaron al equipo de investigadores a examinar el campo magnético de la Tierra, que atrapa partículas solares. Estas partículas se mueven de lado del planeta donde brilla el sol, llamado el lado día, al lado del planeta oscurecido, llamado el lado noche. Las partículas se agrupan en grandes nubes.

“Cuando la carga contenida en la nube se vuelve demasiado grande, la nube se vuelve inestable y genera remolinos cuyas puntas apuntan hacia la Tierra,” informó The Times.
Mientras este misterio sobre las auroras boreales puede haber sido resuelto, hay aún mucho por investigar. En noviembre, ScienceDaily informó sobre los planes de lanzar un cohete a través de la aurora boreal para investigar interferencia radial. Cuando las auroras boreales están particularmente activas, explica ScienceDaily, los aviones volando por las rutas polares pueden perder su comunicación de radio por “varias horas.”

El lanzamiento del cohete estaba programado para fines de noviembre o principios de diciembre desde Svalbard, una isla noruega que se mantiene en total oscuridad por cuatro meses cada año. Svalbard es también el lugar donde el Observatorio Kjell Henriksen fue inaugurado en mayo del 2008. Este nuevo observatorio se dedica al estudio de las auroras boreales.

Trasfondo: Tornados espaciales

En el 2006, investigadores anunciaron que el telescopio Spitzer de la NASA había descubierto una espiral de partículas de alta energía provenientes de una estrella. Esta espiral correspondía a un fenómeno familiar para los astrónomos conocido como objetos de Herbig-Haro.

Estos objetos se forman cuando “partículas altamente energizadas – usualmente electrones y protones – son expulsados de una estrella joven y chocan contra nubes de polvo interestelar y gas,” según Space.com.

Los flujos de partículas, sin embargo, no suelen ser espirales. Una de las teorías, según informa Space.com, es que “campos magnéticos en la región están torciendo los flujos de partículas de alguna manera.”

Algunos astrónomos han sugerido que las ondas de choque creadas por los flujos de partículas moviéndose entre las nubes están “creando remolinos en las nubes de polvo, que luego brillan y se vuelven visibles.”

La Agencia Espacial Europea anunció en 1998 que el sol también tiene tornados. Estos tornados fueron observados por SOHO, una nave espacial dedicada al estudio del sol.

“Los tornados ocurren con mayor frecuencia cerca de los polos norte y sur del sol y tienen un ancho casi igual al de la Tierra,” informó la agencia en un informe de prensa. La misión de SOHO incluye investigar sobre cómo el sol produce vientos.

“Las ráfagas y choques de los vientos solares sacuden la atmósfera terrestre, causando auroras y tormentas magnéticas y poniendo a los satélites y fuentes energéticas en peligro,” explicó el informe. 

Es posible que los tornados solares “contribuyan a los vientos solares, especialmente a las ráfagas que emanan de las secciones relativamente frías de la atmósfera solar, llamados orificios coronales.”

Referencia: Astronomía

Lea más sobre el sistema solar, la galaxia y el universo con la Guía Web a la Astronomía de findingDulcinea.