Salud

bebes climas tropicales

Las madres en climas tropicales tienen más niñas

abril 03, 2009
por Rachel Balik
Un nuevo estudio demuestra que las mujeres que viven cerca del ecuador tienen más bebés femeninos que masculinos, pero los científicos deben aun descubrir el por qué.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Más niñas nacidas cerca del ecuador

Un nuevo estudio conducido por la Dra. Kristen Navara sugiere que en climas tropicales, las mujeres suelen dar a luz a más niñas que niños. Navara monitoreó poblaciones en 202 países por un periodo de 10 años, y descubrió que a pesar de los factores socioeconómicos y culturales, además niñas nacieron en las regiones cercanas al ecuador. Globalmente, la proporción entre los bebés femeninos y masculinos favorece a los niños; según informa la BBC, aproximadamente un 51.5% de los bebés son varones. 

No queda claro si la temperatura es el factor determinante. El resumen publicado por la revista de la Royal Society Biology Letters declara simplemente que la desviación en la proporción puede ser el resultado de una serie de “variables latitudinales”. 

Pero los científicos sí saben que en tiempos de alto estrés o privación, las mujeres tienen mayores posibilidades de parir niñas. El Dr. Bill James del University College of London dijo a la BBC que los descubrimientos de la Dra. Navara eran menos significativos que esos estudios, añadiendo que existe una explicación evolutiva.
La mayor parte de las mujeres tendrán al menos un hijo, mientras que los hombres pueden tener muchos o ninguno. Por lo tanto, las mujeres tienen mayores posibilidades de éxito reproductivo que los hombres. Esto significa que si una mujer solamente se siente lo suficientemente sana como para tener un bebé, sus probabilidades de continuar su línea son mayores si su bebé es una niña. El Registro informó en el 2006 que los investigadores habían encontrado evidencia para apoyar la teoría de que los fetos femeninos débiles abortaban espontáneamente durante tiempos de alto estrés; esta teoría se conoce como “cohorte sacrificado.”

Mientras que la BBC sugirió que los climas cálidos pueden en cierta forma motivar el nacimiento de más niñas, el Daily Mail presentó la historia desde otro ángulo, refiriéndose a una teoría que indica que los climas fríos podrían motivar el nacimiento de además varones. Ya que los niños parecen ser más sensibles al frió que las niñas, más niños nacen en esas latitudes para asegurar una proporción balanceada en la población incluso si algunos de los niños no sobreviven.

Tema relacionado: “Género y supervivencia” en los reptiles

Es sabido por algún tiempo que el género de algunos reptiles es determinado por la temperatura de incubación de los huevos. En enero 2008, los científicos produjeron descubrimientos que sugieren que existe una ventaja evolutiva en la Determinación Sexual Dependiente de la Temperatura (TSD).

Esta teoría fue desarrollada 30 años antes de los descubrimientos conclusivos, según la Australian Broadcasting Corporation. Dos biólogos norteamericanos especularon que la TSD permite a las especies tener una cantidad optima de crías, pero carecieron de evidencia concreta.

El estudio del 2008, publicado en la revista Nature, trata sobre la crianza y monitoreo de dragones “jacky,” una especie de lagartija de corta vida. Los científicos compararon la eficacia reproductiva de los dragones “jacky,” cuyo género era determinado naturalmente, con la de las lagartijas cuyo género fue manipulado artificialmente a través de hormonas. Los resultados demostraron que “la eficiencia de cada género era maximizada por la temperatura de incubación que produce cada género.” Las lagartijas femeninas y masculinas nacidas a su temperatura optima produjeron más crías que aquellas cuyos géneros habían sido determinados artificialmente.

Referencia: Proporciones de género a lo largo del globo

El World Factbook de la CIA incluye la proporción de géneros para todos los países del mundo, comenzando por el nacimiento e incluyendo la proporción para cada grupo etario. Típicamente, la proporción es un poco mayor a 1 a favor de los varones.