Internacional

ninio, ninio elefante, elefante homosexual
Czarek Sokolowski/AP
Elefantes juegan en el agua en el Zoológico de Varsovia, en Polonia.

Ninio, elefante posiblemente homosexual de un zoológico polaco, es rechazado por político

abril 14, 2009
por Liz Colville
Un joven elefante macho es el último animal de zoológico en mostrar signos de homosexualidad. Un político polaco de alto rango ha denunciado la preferencia sexual de Ninio.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Político se queja por costo de casa de elefantes

Ninio tiene 10 años, una edad relativamente joven para un elefante de la sabana africana, que puede vivir más de 80 años en cautiverio. Pero Ninio ha mostrado una marcada preferencia por la compañía de otros elefantes machos en su nuevo hogar en el Zoológico Poznan en Polonia oeste. 

Los elefantes alcanzan su madurez sexual aproximadamente a los 14 años, pero el comportamiento de Ninio ha sido ya criticado por Michal Grzes, miembro del partido de la oposición en Polonia, Ley y Justicia, quien se preocupa de que Ninio pueda no producir crías. 

“No pagamos 37 millones de zlotys (11 millones de dólares) por la casa de elefantes más grande de Europa para tener un elefante homosexual viviendo en ella,” dijo Grzes a Reuters.

Ninio no solamente muestra desinterés por las elefantas, pero “ha debido ser trasladado de zoológico tres veces durante los cinco años pasados por su comportamiento agresivo hacia las elefantas,” informa The Daily Mail.

Ninio es sólo uno de muchos animales en cautiverio que han mostrado signos de homosexualidad en años recientes; los más comunes y discutidos son los pingüinos.
Una pareja de pingüinos machos en el zoológico Polar Land en Harbin, en China del norte, hicieron noticia en diciembre del 2008 cuando fueron separados del resto de los pingüinos por una cerca. La pareja había estado robando huevos de otras parejas de pingüinos heterosexuales y reemplazándolos con piedras.

Los trabajadores del zoológico explicaron que los pingüinos fueron separados no por discriminación, sino que para “evitar perturbar al resto de la colonia durante el periodo de incubación,” informó The Daily Mail. Luego de las peticiones de los visitantes al zoológico, la pareja de pingüinos recibió huevos de una “inexperimentada madre joven.”

Silo y Roy, una conocida pareja de pingüinos homosexuales del zoológico de Central Park en Nueva York también intentaron “incubar una roca” antes de que se les entregaran sus propios huevos, que “incubaron y criaron exitosamente,” de acuerdo con FOX News, que informó sobre el rompimiento de la pareja en el 2005. Luego de su exitoso intento de crianza, Silo comenzó a frecuentar a una pingüina, dejando a Roy “desconsolado, sentándose al borde del área de los pingüinos mirando a la pared.”

Otra pareja de pingüinos homosexuales, Wendell y Cass, del Acuario de Nueva York en Coney Island, fueron una pareja feliz, viviendo sin ser molestados por pingüinos hasta la muerte de Cass. Una entrevista de la revista Salon con Stephanie Mitchell, su cuidadora, en el 2002 reveló más sobre una de las primeras parejas de pingüinos abiertamente homosexuales.

Según explicó Mitchell, “Cualquier biólogo podrá asegurar que el propósito de emparejarse es la procreación. Pero no se por qué [las pingüinas] no están interesadas en Wendell o Cass.” Mitchell añadió que las relaciones sexuales entre los pingüinos machos es exactamente el mismo proceso que entre un pingüino y una pingüino; la única diferencia es que no producen huevos.

Temas relacionados: Homosexualidad en el reino animal; libro infantil incluido en la lista de libros “prohibidos” de la ALA

Los elefantes y los pingüinos no son las únicas especies animales que han mostrado signos de comportamiento homosexual. Según informó LiveScience en el 2006, una exhibición en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oslo titulada “Against Nature?” (“¿En Contra de la Naturaleza?”) exploró el hecho de que “la homosexualidad ha sido observada en más de 1500 especies, y que el fenómeno ha sido bien descrito para 500 de ellas,” de acuerdo con Meter Bockman, coordinador de la exhibición.

Mientras algunos investigadores no dan importancia a la homosexualidad en el reino animal, pero otros lo consideran un fenómeno fascinante que puede ser explicado por varios factores, incluyendo la psicología de grupo, el placer sexual y la idea de que la orientación sexual es inexistente en el reino animal.

El blog Queerty destaca a varios animales que han exhibido comportamientos homosexuales, incluyendo a las hienas, los monos bonobo y los delfines, y menciona parte de la ciencia tras estos comportamientos. En el caso de las hienas, el órgano sexual de las hembras es parecido al de los machos, y “las hienas mejor posicionadas en la sociedad matriarcal son las que han sido expuestas a la mayor cantidad de testosterona, independiente de su género.”

En el 2005, Justin Richardson y Peter Parnell publicaron el libro infantil “And Tango Makes Three” (“Y Tango hace Tres”), sobre un bebé pingüino con dos padres que fue incluido en la lista de libros “Prohibidos” por la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA). Esto significa que alguien envió “una petición formal escrita para que ‘los materiales sean removidos por su contenido o falta de propiedad’”. 

Jacket Copy, el blog de Los Angeles Times, nota que entre los libros en la lista de “prohibidos” están “Las Aventuras de Huckeberry Finn”, por Mark Twain, y “Se por qué canta el pajaro enjaulado,” por Maya Angelou.

Referencia: Elefantes de la sabana africana

Ninio es un elefante de la sabana africana, o Loxodonta africana, según el sitio Web del Zoológico Poznan. Los elefantes africanos son los “mamíferos de tierra más grandes en vida”, según la BBC, y pueden vivir entre 55 y 60 años en su hábitat natural y más de 80 años en cautiverio. Esta especie está catalogada como en peligro, de acuerdo con el perfil del elefante africano en National Geographic.