Hoy en la Historia

agosto 1981, PATCO huelga, huelga controladores aereos
Bourdier/AP

Hoy en la Historia: Huelga de controladores de tráfico aéreo

agosto 03, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 3 de agosto de 1981, miles de controladores aéreos dejaron de trabajar, desafiando la ley prohibiendo las huelgas de uniones gubernamentales. Su eventual derrota alteró las relaciones laborales en los Estados Unidos.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

‘Turbulencia en la torre’

La Organización Profesional de Controladores de Tráfico Aéreos (PATCO), creada en 1968 para representar a los controladores de tráfico aéreo, inicialmente llamó la atención del gobierno orquestando un “día de enfermos,” comenzando una década de negociaciones sobre condiciones laborales con la Administración Federal de Aviación (FAA).

En 1981, las negociaciones se convirtieron en una huelga luego de que la FAA negara las peticiones de Robert Poli, presidente de la PATCO, en febrero de ese año. Poli pedía más descansos durante turnos largos y renovación del equipamiento de los aeropuertos. La PATCO era una de pocas uniones que habían apoyado a Reagan en la elección presidencial de 1980, por lo que su estricta respuesta fue inesperada.

A las 7 a.m. del 3 de agosto, 13,000 miembros de la PATCO entraron en huelga, pidiendo mejores salarios, una semana laboral más corta y mejores beneficios de jubilación.

El Presidente Ronald Reagan respondió inmediatamente, presentándoles un ultimátum: O regresan a trabajar en 48 horas, todos serán despedidos por quebrantar la ley federal. Dos días más tarde, 11,345 controladores de trafico aéreo fueron despedidos sin posibilidad de postular a otro empleo federal. Los líderes de la unión acusaron a Reagan de haber cometido una “brutal exageración,” pero Reagan mismo, miembro vitalicio de la unión, dijo que “ningún presidente puede tolerar una huelga ilegal por parte de empleados federales.”

Para la sorpresa de la PATCO, los trabajadores fueron rápidamente reemplazados y la FAA mantuvo los vuelos operando con pocos retrasos o cancelaciones. Para octubre, el gobierno norteamericano había quitado a la PATCO su certificado.

La rigidez de la administración de Reagan intimidó a otras uniones laborales, y la incidencia de huelgas pronto se minimizó drásticamente. “No tenemos nada con lo que negociar,” un oficial de la unión dijo a American Heritage. “El trabajo tiene una pistola vacía.”

Personaje clave: Ronald Reagan

Answers.com examina eventos clave en la vida y presidencia de Ronald Reagan. Las políticas favorables a las empresas eran un punto importante de su administración, y estaban basadas en su “teoría de economía de oferta – generando crecimiento estimulando una mayor producción de productos y servicios, incrementando también los trabajos.” Su primer cuarto fue “dominado por esfuerzos para realizar su programa económico, llamado “Reaganomics” por los medios, consistiendo en una gran reducción de presupuesto en programas domésticos y sustanciales cortes de impuestos para individuos y empresas.”

Desarrollos posteriores: El Presidente Clinton revierte prohibición de Reagan

En 1993, el Presidente Bill Clinton revirtió la prohibición de re-empleo federal para los miembros de la PATCO que participaron en la huelga. El New York Times se refirió a esta legislación como una “victoria para el trabajo organizado,” una que tendría “valor simbólico para Clinton también, señalando un enfoque además compasivo y favorable al trabajo.”  Algunos oficiales estaban preocupados de cómo los controladores re-contratados, que habían estado alejados del trabajo por casi una década, se adaptarían a los nuevos equipos y procedimientos. La invitación a ex huelguistas a regresar al trabajo no fue el resultado de una baja de personal, ya que “la fuerza laboral de los controladores de tráfico aéreo tenia casi los 17,900 miembros prescritos por la FAA.” A fin de cuentas, 850 fueron re-contratados. 

Opinión y análisis: Redefiniendo las relaciones laborales

Robert Poli acusó a Reagan de “intentar destruir la unión,” mientras el Asistente del Fiscal General Rudy Giuliani defendió la decisión del presidente, refiriéndose a la huelga como una “flagrante violación de la ley federal.” El gobierno no dudó en reemplazar a los controladores, una decisión que redefiniría las relaciones laborales por años por venir. Según explica el historiador Joseph McCartin, “Antes de la PATCO, no se aceptaba el reemplazo de trabajadores en huelga, aunque la ley permitía a los empleadores hacerlo.” La huelga de la PATCO erradicó esas inhibiciones.

Un artículo de la historiadora Rebecca Pels de la Universidad de Virginia examina la “lucha de poder” que “emergió claramente en las muchas audiciones congresionales para lidiar con el estado del sistema de Controladores de Trafico Aéreo (ATC) …  Los constantes intentos de la FAA para limitar la independencia de los trabajadores son evidentes, al igual que el interés de los controladores por obtener mayor autonomía,” escribe Pels. En 1979, luego de que la FAA emitiera ordenes aconsejando a los centros de ATC no responder a las peticiones de información de trabajadores del Congreso, Charles Mullick del ATC de Oakland testificó que “los controladores temen reportar situaciones peligrosas o potencialmente peligrosas por temor a represalias de la FAA.” Pels concluye que “a pesar de las declaraciones de que el tema del control tiene poca relevancia en un lugar de trabajo moderno … la misma lucha por el control continua, aunque en formas menos evidentes y quizás más peligrosas.”