Hoy en la Historia

null
Ray Chapman.

Hoy en la Historia: Ray Chapman fatalmente lesionado por lanzamiento

agosto 16, 2010
por Denis Cummings
El 16 de agosto de 1920, el jugador de los Cleveland Indians Ray Chapman fue golpeado en la cabeza por un lanzamiento. Chapman murió un día después, convirtiéndose en el único jugador de la liga mayor en morir a causa de una bola lanzada.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Chapman sufre fractura en el cráneo

Los Indians, en el primer lugar de la liga, estaban en Nueva York, abriendo una importante serie de tres juegos contra los Yankees, que estaban medio juego detrás de Cleveland en la tabla de posiciones.

Chapman lideró la quinta entrada contra el lanzador de los Yankees Carl Mays. Champan tenía una posición de bateo agachada, y gustaba de ocupar todo el espacio de la base. Mays, un lanzador submarino, era famoso por un tiro que solía subir hasta la cabeza del bateador.

“El jugador de los indias estaba inclinándose en una posición agazapada cuando Mays lanzó uno de sus tiros libres,” escribió el New York Times. “La bola golpeó a Chapman en el lado izquierdo de la cabeza. El sonido del golpe pudo oírse en las graderías, y los espectadores, asombrados, volvieron sus cabezas.”

La pelota rebotó de vuelta hacia Mays, quien – creyendo que había rebotado contra el bate de Chapman, - la lanzó a primera base. Cuando volvió a mirar a Chapman, sin embargo, se dio cuenta de que el bateador estaba inconsciente. Chapman se despertó e intentó caminar fuera de la cancha, pero sus piernas no pudieron sostenerlo, y debió ser transportado a un hospital cercano.

Chapman se sometió a cirugía y su condición mejoró. Sus compañeros de equipo dejaron el hospital creyendo que Chapman se mejoraría; sin embargo, al regresar al hotel, se les informó que Chapman había muerto.

Personajes clave: Chapman y Mays

Ray Chapman

“Chappie” era uno de los jugadores de béisbol más populares. El jugador de 29 años era uno de los más rápidos de la liga, jugaba muy bien defensivamente y solía liderar la liga en bateos de sacrificio.

Chapman había dicho a sus compañeros de equipo que si los Indians ganaban la Serie Mundial en 1920, se retiraría para poder pasar más tiempo con su esposa. Chapman compró un anillo para su esposa poco antes de recibir el golpe, y lo mantuvo en su mano mientras era transportado fuera de la cancha.

Luego de su muerte, las banderas en los estadios de béisbol a lo largo del país fueron izadas a media asta. Una gran multitud se congregó para entregar sus condolencias en su funeral y más de 20,000 fanáticos donaron a su fondo memorial. Los Indians crearon una placa en su honor que colocaron en su campo de juegos.

En el 2007, la placa fue redescubierta luego de haber estado perdida por décadas. La placa, que fue restaurada y está en exhibición hoy en el campo actual de los Indians, Progressive Field, dice: “Vive en el corazón de todos quienes lo conocieron.”

Carl Mays

Mays fue un excelente lanzador, pero un jugador poco popular. “Era brutalmente honesto, un competidor feroz y solía hacer enemigos en el campo de juego,” escribió Sports Illustrated.

Luego de la muerte de Chapman, hubo muchas represalias contra Mays. Ty Cobb mandó una nota a Mays diciendo que Chapman había sido una “víctima de la arrogancia, el vicio y la avaricia.” Los Indians organizaron un boicot de los juegos con Mays como lanzador, pero el presidente de la Liga Americana Ban Johnson lo prohibió.

Muchos creen que la carrera profesional de Mays fue lo suficientemente exitosa como para ganarle un puesto en el Salón de la Fama, pero no ha sido elegido. Mays “murió creyendo que un lanzamiento le costó este honor,” escribe MLB.com.

Desarrollos posteriores: La Serie Mundial, bolas peligrosas y cascos de bateo

Los Indians ganan la Serie Mundial

Los Indians perderían siete de los nueve juegos restantes luego de la muerte de Chapman, pero se recuperaron para ganar el galardón de la Liga Americana. Liderados por el jugador Tris Speaker, derrotaron a los Brooklyn Robins cinco juegos a dos para ganar la primera Serie Mundial en la historia del equipo.

“Los Indians siguen siendo uno de los equipos más menospreciados, escondido en la sombra de una muerte y de un escándalo,” escribe Will Carroll. “Sin embargo, los Indians de 1920 siguen siendo uno de los grandes equipos de la historia.”

Prohibición de las bolas peligrosas instaurada

A principios del siglo 20, las pelotas solían ser intencionalmente humedecidas, rasguñadas o cubiertas con polvo, causando que los lanzamientos fueran erráticos y difíciles de ver. Antes de la temporada de 1920, los dueños de los equipos habían decidido prohibir lanzamientos utilizando saliva y otras sustancias sobre la pelota, una ley efectiva luego de la temporada.

Muchos observadores creyeron que la saliva y polvo sobre la pelota de Mays son la razón por la que Chapman no pudo evitar el lanzamiento. Mays mismo se refiere al lanzamiento como un “navío” que tomó un “camino poco usual.”

La muerte de Chapman ilustró la necesidad de que las bolas peligrosas fueran prohibidas. Mays era notorio por utilizar este tipo de lanzamientos: “Ningún lanzador en la Liga Americana utilizaba este tipo de trucos más que Carl Mays intentando tratar una pelota para que hacerla difícil de batear,” dieron los árbitros Billy Evans y William Dineen.

Al final de la temporada, los dueños decidieron prohibir las bolas peligrosas para nuevos lanzadores. Mays y otros lanzadores de la liga mayor fueron autorizados a seguir utilizando este tipo de lanzamientos.

Cascos de bateo

Chapman, como todos los jugadores de su tiempo, no tenía puesto un casco de bateo cuando fue golpeado. Varios jugadores comenzaron a utilizar protección extra – usualmente plásticos dentro de sus gorras – luego de su muerte, pero la mayoría de los jugadores optaron por no usar nada por las próximas tres décadas.

Los historiadores creen que el casco de bateo moderno fue introducido a principios de la década de los 40. Los Pirates impusieron el uso de cascos para sus jugadores en 1952. En 1953, Don Zimmer de la liga menor de los Dodgers fue golpeado en la cabeza por un lanzamiento y dejado inconsciente por 13 días. Tres años más tarde, los cascos de bateo se volvieron obligatorios para todos los jugadores de la liga mayor.

En el 2007, el entrenador de primera base Mike Coolbaugh fue golpeado en la cabeza. Coolbaugh, quien – como la mayoría de los entrenadores de base, no estaba usando un casco – murió instantáneamente. Durante la temporada baja, la Liga Mayor instituyó una regla obligando a los entrenadores de base a usar cascos.

“Si se piensa en la evolución del casco de bateo, desafortunadamente lo que terminó ocurriendo ese año es esencialmente lo que pasó con Ray Chapman,” dijo el manager general de los Oakland A’s Billy Beane.