Hoy en la Historia

Guerra de 1812, incendio washington, incendio casa blanca
AP
Incendio de la ciudad de Washington, en agosto de 1814, por las tropas británicas durante la Guerra de 1812.

Hoy en la Historia: Tropas británicas incendian la Casa Blanca y la capital

agosto 24, 2009
por Josh Katz
El 24 de agosto de 1814, tropas británicas incendiaron la Casa Blanca y gran parte de Washington, D.C. durante la Guerra de 1812, buscando desmoralizar a los norteamericanos y tomar Baltimore más adelante.  
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Quemando D.C.

Washington D.C., la capital de los Estados Unidos desde 1800, era un pueblo pantanoso y con una población escasa cuando los británicos la invadieron 14 años más tarde. Alrededor de 8,000 personas vivían en la ciudad, y los esclavos comprendían un sexto de la población.

Por la mayor parte de la Guerra de 1812 hasta entonces, la frontera con Canadá había sido el escenario principal de las batallas. Un año antes, las fuerzas norteamericanas habían quemado muchos edificios en York, la capital de Canadá Superior, que el autor Anthony S. Pitch cita como la motivación para el incendio de D.C. por parte de los británicos, según indica la Biblioteca del Congreso.

James Madison y sus consejeros debatieron sobre cómo proteger la capital durante una reunión de emergencia en el Gabinete el 1 de julio. Pero el Secretario de Guerra John Armstrong, quien según Pitch estaba “infatuado por sí mismo,” dijo que los británicos estaban preparándose para marchar sobre Baltimore y que D.C. no debería preocuparles.

El Almirante George Cockburn, un excelente líder, fue el comandante del escuadrón de la Armada Real en Chesapeake, y organizó el ataque a D.C. para obtener una posición estratégica para una ofensiva contra Baltimore. Cockburn buscaba también disminuir la moral de los norteamericanos.

El experimentado Mayor General Robert Ross de las fuerzas británicas llegó a Benedict, Va., el 19 de agosto y avanzó rápidamente al norte hacia D.C. Sus tropas fácilmente derrotaron a las fuerzas de Zinder en la Batalla de Bladensburg. La Sociedad Histórica del Área de Emmitsburg indica que la Batalla de Bladensburg duró solamente tres horas, ya que las descortinadas fuerzas de los Estados Unidos fueron derrotadas rápidamente aunque tenían 2,000 hombres más que los británicos.

La esposa del presidente, Dolly Madison, escapó de la ciudad al último minuto luego de asegurar documentos vitales del Gabinete. Paul Jennings, un esclavo de 15 años, fue capaz de salvar el famoso retrato de George Washington. Stephen Pleasonton, un secretario mayor, salvó la Declaración de Independencia, que sería guardada en un molino cerca de Georgetown. “Solamente dos objetos de arte que estaban en la casa del Presidente antes de la conflagración de agosto de 1814 permanecen en la Casa Blanca hoy,” de acuerdo con el recuento de Pitch en el sitio Web de la Asociación Histórica de la Casa Blanca: el retrato de Washington y un “pequeño cofre medicinal” salvado antes del incendio.

Los líderes británicos terminaron su cena en la Casa Blanca – conocida como la Mansión Ejecutiva o la Casa del Presidente en ese entonces – y luego mandaron incendiar los edificios públicos. Los británicos incendiaron la Casa blanca, la Tesorería y varios otros edificios públicos a lo largo de la capital. Los norteamericanos no sabían lo que había ocurrido a su presidente y otros oficiales del gobierno, ya que las noticias en ese tiempo demoraban en llegar, explica la Biblioteca del Congreso.

Desarrollos posteriores: El impulso cambia, la capital se mantiene

El incendio de Washington no consiguió vencer la moral de los norteamericanos, sin embargo. En vez, la “primera vez que una fuerza enemiga entrara a la ciudad” sirvió para acrecentar la determinación de los norteamericanos, y además de 15,000 voluntarios ayudaron a derrotar a los británicos en Baltimore en septiembre. Francis Scott Key, que fue mantenido prisionero en un buque británico, sería testigo de la batalla en Fort Henry, Baltimore, y compondría luego el himno “Barras y Estrellas.”

También hubo contención sobre el futuro de la capital: un congresista sugirió moverla a Nueva York, por ejemplo, pero el Congreso optó por mantenerla en Washington, D.C.  Un delegado sureño dijo, “Si la capital del gobierno comienza a moverse, nadie sabe cuándo se detendrá.”

Trasfondo: La Guerra de 1812

La Guerra misma duró entre 1812 y 1815, y resultó de los continuados conflictos militares entre Gran Bretaña y la Francia napoleónica.

Los británicos, buscando más fuerzas navales, comenzaron a forzar a los marinos norteamericanos a servir en la Armada Real, una práctica conocida como reclutamiento forzado. Los británicos también habían impuesto restricciones sobre el comercio entre Estados Unidos y Francia, cosa que Estados Unidos consideraba ilegal. Los norteamericanos también vieron que los británicos apoyaban la lucha de los Nativos Americanos contra la expansión de los Estados Unidos, especialmente los esfuerzos norteamericanos de apropiar áreas de Canadá.

El 8 de enero de 1815, el General Andrew Jackson lideró a las tropas norteamericanas a la victoria en el último gran conflicto de la Guerra de 1812. Ambas naciones habían firmado un tratado de paz solamente dos semanas antes de la batalla. El éxito militar de Jackson lo llevaría luego a la presidencia.

El 24 de diciembre de 1814, Estados Unidos y Gran Bretaña firmaron, mas no ratificaron, el Tratado de Ghent. Sin embargo, ya que el tratado fue firmado en lo que hoy es Bélgica, las noticias del acuerdo de paz no llegaron a Estados Unidos sino dos semanas más tarde.

Por esto, cuando los hombres de Jackson se enfrentaron a un ejercito de unos 10,000 británicos en las pantanosas tierras cercanas a Nueva Orleáns, La., ninguno de los involucrados sabían que la Guerra de 1812 ya había terminado.

Lugar clave: La casa Blanca

El arquitecto James Hoban, inmigrante irlandés, diseñó el edificio luego de haber ganado un concurso iniciado por el Presidente George Washington. El segundo presidente John Adams fue el primero en vivir en la mansión, a pesar de las supuestas quejas de su esposa Abigail sobre la incompleta construcción, según indica el Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos. 

El Presidente Madison hizo que Hoban restaurara el edificio luego de que los británicos destruyeran su interior. Originalmente de color gris claro, el exterior del edificio fue pintado de blanco durante la restauración, que demoró tres años en completarse. El Presidente Theodore Roosevelt oficialmente la llamaría Casa Blanca, aunque el nombre había sido utilizado informalmente antes.