Hoy en la Historia

null
Neil Armstrong, comandante del Apolo 11, camina lentamente alejándose del modulo lunar para explorar la superficie de la tierra (AP).

Hoy en la Historia: Neil Armstrong es el primer hombre que pisa la luna

julio 20, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 20 de julio de 1969, el Apolo 11 llegó a su destino, y el comandante norteamericano Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar la luna.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

‘Un gran paso para la humanidad’

Las cinco misiones Apolo anteriores no habían logrado llevar hombres a la luna. Según indica SPACE.com, la primera misión terminó incluso antes de comenzar cuando su modulo de comando se incendio en la Estación Espacial Kennedy el 27 de enero de 1967. Otros intentos, sin embargo, fueron más exitosos y otorgaron a los investigadores de la NASA fotografías de la Tierra y la luna y las primeras transmisiones televisivas en vivo desde el espacio.

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos había estado en una carrera contra naciones extranjeras para producir la tecnología espacial más avanzada. En 1957, cuando la Unión Soviética lanzó la nave Sputnik I al espacio, el primer satélite artificial de la Tierra, Estados Unidos apuró su paso.

El Presidente John F. Kennedy pidió al Congreso en 1961 otorgar más fondos, recursos y tiempo a la exploración del espacio y poner metas para que el país fuera el primer en mandar a un hombre a la luna. El John F. Kennedy Presidential Library and Museum ofrece el discurso de JKF el 25 de mayo de 1961: “Creo que esta nación debería comprometerse a lograr la meta, antes del fin de la década, de poner a un hombre en la luna y retornarlo sano y salvo a la Tierra. Ningún proyecto espacial durante este periodo será más impresionante para la humanidad, o más importante para la exploración del espacio a largo plazo. Ninguna será más costosa y difícil de lograr,” dijo Kennedy.

El 16 de julio, la nave, con los astronautas Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin “Buzz” Aldrin Jr. despegó del Centro Espacial Kennedy y se embarcó en su viaje de ocho días a la luna y de vuelta. El equipo pasó 21 horas en su destino, donde plantaron la bandera norteamericana, recolectaron muestras de rocas y dejaron una placa honoraria tras de sí. La revista Time cubrió la llegada a la luna vividamente: “La figura fantasmagórica, vestida de blanco descendió lentamente por la escalera. Habiendo llegado al peldaño final, bajo hasta la base de Tagle, el modulo lunar del Apolo 11. Luego extendió su pie izquierdo, cuidadosamente, tentativamente, como si estuviera probando el agua de una piscina – y, de hecho, probando un ambiente completamente nuevo para el hombre. Su pie, protegido por una pesada bota de múltiples capas (talla 9½ B), permanecería indeleble en las mentes de millones que lo vieron en la televisión, como un símbolo de la determinación del hombre de avanzar – y siempre seguir avanzando – hacia lo desconocido.”

Contexto histórico: La Guerra Fría y la carrera armamentista

Las tensiones de la Guerra Fría crecieron en 1957 cuando la unión Sovietica exitosamente lanzó el Sputnik I al espacio. Estados Unidos, temiendo haberse quedado atrás en la carrera tecnológica, comenzó a incrementar los fondos de sus programas espaciales y de armamento. Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, Alemania, la Unión Sovietica y los Estados Unidos habían estado ocupados intentando desarrollar el primer misil balístico intercontinental (ICBM), según explica el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Opinión y análisis: Criticas y sospechas

Aunque fue llamado “un gran paso para la humanidad,” no todos apoyaron o incluso creyeron en la misión Apolo 11. Según indica la revista Time, muchos criticaron al gobierno federal por otorgar demasiados fondos para la exploración lunar, ignorando problemas domésticos, como la pobreza y la enfermedad. Según la revista Time, “la oposición a un programa espacial costoso es especialmente alta entre la población de color de la nación. Eldridge Cleaver, líder de los Panteras Negras, fugitivo de la justicia en California, apareció en Algiers para denunciar las fotografías de la luna como un ‘circo para distraer las mentes de las personas de los problemas reales, que están aquí en la Tierra.’”

Al mismo tiempo, los escépticos cuestionaron si el evento realmente ocurrió. Según explica Snopes.com, muchas teorías de conspiración surgieron el los años 70 sugiriendo que la misión Apolo 11 y los aterrizajes en la luna subsiguientes habían sido falsificados por la NASA. Snopes sugiere que las personas pueden haber creído en el engaño por que “la confianza de los norteamericanos en su gobierno era baja por la controversial participación militar en Vietnam,” pero el sitio concluye que las teorías son falsas. La Nasa ofreció evidencia convincente de la validez de las misiones Apolo. En un informe de CNN en el 2001, la NASA respondió a un programa de televisión que había acusado a la agencia espacial de falsificar los aterrizajes, notando que “el programa jamás mencionó las más de 800 libras (363 kilos) de rocas lunares que los astronautas trajeron de vuelta a la Tierra.” Estas rocas, confirmó la NASA, no podrían haber sido encontradas o fabricadas en la Tierra.”

Desarrollos posteriores: Más misiones Apolo; debate sobre las palabras de Armstrong

Luego de que Armstrong y Aldrich plantaran su bandera en la superficie rocosa de la luna, otras seis misiones Apolo fueron lanzadas al espacio, pero las exploraciones humanas de la luna se detuvieron en 1972 luego de la misión Apolo 17. Según explica National Geographic, La NASA ha hecho progreso en décadas recientes, sin embargo, y planea enviar astronautas a la luna para el año 2020, según la Visión para la Exploración del Espacio del ex Presidente George W. Bush. El proyecto pretende “organizar mayores estudios científicos del satélite terrestre y utilizarlo como trampolín para llegar a Marte y más allá.”

Entre las primeras palabras de Armstrong cuando aterrizó en la luna fueron, “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad.” O eso creyó Norteamérica. Según informa la BBC, hay un debate alrededor de si un “un” fue omitido de la famosa línea. Luego de mucho ajetreo sobre una pequeña palabra, los oficiales están de acuerdo con que Armstrong dijo “un paso para un hombre.” La BBC nota que “sin el ‘un’ que falta, el significado de la cita se pierde. En efecto, la línea lee: ‘Es un pequeño paso para la humanidad, un gran salto para la humanidad.’”

Según indica findingDulcinea, un nuevo documental sobre Neil Armstrong explora la humilde decisión del astronauta de mantenerse lejos de la atención de los medios, una decisión que muy pocas celebridades modernas logran tomar.

Referencia: Imágenes y videos del Apolo 11

La Organización Nacional Espacial y Aeronáutica ofrece una galería de imágenes con fotografías de la misión Apolo 11. Vea fotografías del despegue, una huella en la tierra lunar y una imagen de la Tierra alzándose por sobre la luna.

Vea un video de Armstrong dando su primer paso en la superficie llena de cráteres de la luna, al igual que millones de televidentes lo hicieron desde sus hogares el 20 de julio de 1969. Este clip incluye audio de las primeras impresiones de Armstrong sobre la dificultad de balancear su centro de masa en la extraña atmósfera. 

Temas relacionados: Apolo 1; Qué hay de nuevo en la luna

El 27 de enero de 1967, la primera misión a la luna organizada por los Estados Unidos, el Apolo 1, terminó en tragedia. Los astronautas Virgil I. Grissom, Edward H. White y Roger B. Caffee murieron cuando su módulo de comando estalló en llamas durante una sesión de lanzamiento de practica. El equipo no logró llegar al verdadero despegue, pensado para el 21 de febrero.

Los científicos recientemente han encontrado evidencia de que hay agua atrapada dentro de la luna, posiblemente durante billones de años. Estos descubrimientos llegaron luego de profundas investigaciones de la roca volcánica traída por las misiones Apolo de los años 60 y 70 indicando que la existencia de vida vegetal en la luna no es una idea muy remota.