Hoy en la Historia

null

Hoy en la Historia: Ratificación de la Decimocuarta Enmienda

julio 09, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 9 de julio de 1868, la Decimocuarta Enmienda, que otorgaba ciudadanía y protección igualitaria a “todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos,” fue ratificada por Carolina del Sur y Louisiana, permitiendo que se convirtiera en parte de la Constitución de los Estados Unidos.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Decimocuarta Enmienda ratificada por tres cuartos de los estados

Luego de la Guerra Civil, un grupo político conocido como los Republicanos Radicales tenían el poder en el Congreso, y lucharon por instituir derechos igualitarios para esclavos de color e imponer estrictos castigos sobre el Sur.

Los más radicales entre los Republicanos radicales, escribe el historiador Eric Foner, “creían que la Reconstrucción era una oportunidad de oro para limpiar la nación del legado de la esclavitud y crear una ‘republica perfecta,’ cuyos ciudadanos tuvieran derechos políticos y civiles igualitarios, asegurados por un gobierno nacional poderoso y benéfico.”

Antes del fin de la guerra, el Congreso había aprobado la Decimotercera Enmienda, que reforzaba la Proclamación de Emancipación y extendía la prohibición de la esclavitud a todos los estados de los Estados Unidos.

El Acta de Derechos Civiles, aprobada el 9 de abril de 1866, otorgaba ciudadanía a todas las personas nacidas en los Estados Unidos, pero los Republicanos Radicales querían asegurarse de que la ciudadanía de los libertos fuera protegida por la Constitución.

El representante de Pennsylvania Thaddeus Stevens, uno de los líderes de los Republicanos Radicales, propuso lo que luego se convertiría en la Decimocuarta Enmienda el 21 de abril de 1866. La enmienda de cinco secciones también ordenaba privar a los Confederados del derecho a voto, lo que se convertiría en el tema de mayor contención durante los debates del Congreso. Una enmienda revisada, que incluía la cláusula de la ciudadanía y no la de la privación del derecho a voto, fue aprobada por el Congreso el 13 de junio de 1866.

La Decimocuarta Enmienda otorgaba ciudadanía a “todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos,” excepto a los indios, y prohibía a todos los estados quitar a “cualquier persona su vida, libertad o propiedad sin el proceso legal correspondiente,” o negar a cualquier persona “la protección igualitaria de sus leyes.”

La Enmienda también se refería al la división en porciones, estipulando que los negros serían considerados personas completas. La enmienda reemplazaba a la cláusula de la Constitución que contaba a los negros como tres-quintos de una persona.

La Decimocuarta Enmienda tiene sus limitaciones, sin embargo, ya que no otorgaba a las personas de color el derecho explicito a voto. Este derecho no seria conferido hasta que la Decimoquinta Enmienda fuera aprobada en 1870.

La enmienda fue enviada a los estados para ser ratificada. Los antiguos estados de la confederación, con la excepción de Tennessee, rechazaron la enmienda. Pero luego de la aprobación del Primer y Segundo Acto de Reconstrucción, “los estados del sur pasaron por un proceso de Reconstrucción Congresional: eligiendo delegados para las convenciones constitucionales estatales, planeando nuevas constituciones estatales, organizando nuevas elecciones estatales y formulando nuevas legislaturas bi-raciales y dominadas por los Republicanos,” indica Harper’s Weekly. “Esto creó el camino para la adopción de la Decimocuarta Enmienda.”

El 9 de julio de 1868, Louisiana y Carolina del Sur se convirtieron en los estados número 27 y 28 en ratificar la Decimocuarta Enmienda, cumpliendo con la mayoría necesaria de tres cuartos del total de los estados para que la enmienda fuera ratificada. El Secretario de Estado William H. Seward certificó el 28 de julio que la Decimocuarta Enmienda era parte oficial de la Constitución.

Contexto histórico: La Reconstrucción

La Reconstrucción se refiere al periodo luego de la Guerra Civil, cuando el gobierno federal debio enfrentar la cuestión de cómo reconstruir y readmitir a los estados Confederados, y cómo tratar a los esclavos de color que habían sido liberados por la Proclamación de Emancipación.

El Presidente Andrew Johnson, un Demócrata de Tennessee, intentó imponer sus propias políticas de Reconstrucción que permitirían a los sureños reconstruir sus gobiernos con poca interferencia del gobierno federal.

Sus políticas molestaron a los norteños e incrementaron el apoyo a los Republicanos Radicales, que fueron capaces de formar la política de Reconstrucción por sobre la objeción de Johnson. Los Republicanos Radicales anularon el veto de Johnson en 15 ocasiones, incluyendo en el Acta de Derechos Civiles, el Proyecto de Ley de la Oficina de Libertos, los cuatro Actos de Reconstrucción y el Acto de Ocupación de la Oficina. Cuando Johnson violó el Acto de Ocupación de la Oficina, la Casa de Representantes lo destituyó, aunque el Senado le permitió mantenerse en su puesto con un voto único.

Aunque los negros tenían derechos igualitarios según la ley federal, fue difícil para el gobierno federal implementar estas políticas. En muchos lugares del sur, no se permitía que los negros votaran por muchos métodos, como pruebas de lectura e impuestos de votación. Organizaciones como el Ku Flux Klan violentamente resistieron la Reconstrucción, asesinando a personas de color y a líderes Republicanos.

A pesar de que el Presidente Ulysses S. Grant envió tropas federales para subyugar al Klan, el compromiso Republicano para reforzar la Reconstrucción comenzó a debilitarse. Siguiendo la disputada elección de 1876, el candidato Republicano Rutherford B. Hayes accedió a retirar las tropas federales en un trato que lo convirtió en presidente. Este es considerado el fin de la era de Reconstrucción.

“En la generación luego del fin de la Construcción, los estados sureño quitaron a los negros el derecho a voto, y ordenaron que los establecimientos públicos de todo tipo fueran segregados según raza… La mayoría de los negros permanecieron encerrados en un sistema de impotencia política e inigualdad económica,” escribe Digital History.

Análisis: Efecto sobre la ley constitucional

La Decimocuarta Enmienda ha tenido un efecto generalizado sobre la ley constitucional. Su aprobación negó la decisión Dred Scott v. Sandford de 1857, que estipulaba que los negros no eran ciudadanos, y estaría al centro de los casos de derechos civiles como Brown v. Consejo de Educación y Loving v. Virginia.

La enmienda se aplicó también a muchos otros casos. Sus cláusulas de proceso fueron citadas en casos notables como Miranda v. Arizona, Furman v. Georgia y Roe v. Wade. La Escuela de Leyes de la Universidad de Cornell examina la ley de casos de la Decimocuarta Enmienda.

La Decimocuarta Enmienda también limitó el poder de los gobiernos estatales. “Comenzando en los años 20, la Corte comenzó a interesar la Decimocuarta Enmienda para significar que muchas de las protecciones enumeradas en el Acta de Derechos Civiles se aplican no solamente al gobierno federal sino que también a los estados,” escribe PBS.

HarpWeek ofrece información sobre la creación de la Decimocuarta Enmienda, además de una visión general de la era de la Reconstrucción y biografías de figuras importantes. El sitio incluye artículos y caricaturas de las ediciones de Harper’s Weekly del periodo. Existen sitios Web similares para la creación de la Decimotercera Enmienda y la Decimoquinta Enmienda.

La Biblioteca del Congreso ofrece enlaces a varios recursos y exhibiciones sobre la Decimocuarta Enmienda.