Internacional

historia honduras, política honduras

Golpe de Estado Militar llama la atención mundial hacia la historia y sistema político de Honduras

junio 30, 2009
por Anita Gutierrez-Folch
Gen. Robert E. LeeEn junio del 2009, el Presidente Hondureño Manuel Zelaya fue retirado de su puesto por un golpe de estado militar, luego de que intentara organizar un referéndum inconstitucional para extender su periodo no-renovable de cuatro años en la presidencia. Los militares instalaron al congresista Roberto Micheletti como presidente provisional hasta la realización de las nuevas elecciones presidenciales el 27 de enero del 2010. El golpe ha atraído criticas mundiales por parte de naciones que no están acostumbradas a las soluciones militares para problemas políticos internos.

Para ofrecer contexto para comprender este golpe de estado, encontrandoDulcinea revisa la historia, situación económica y sistema político de Honduras.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Historia

Antes de la conquista española en 1524, el territorio hoy conocido como Honduras estaba habitado por aborígenes descendientes mayormente de los Mayas. Cristóbal Colón llegó al territorio el 30 de julio de 1502, durante su cuarto viaje por América. Según indica Honduras.com, el nombre “Honduras,” que significa “profundidades,” se refiere a las profundas aguas de la costa, y se supone vino de una exclamación de Colón luego de haber sobrevivido una tormenta tropical: “¡Gracias a Dios que hemos salido de estas honduras!”

En 1821, luego de siglos como colonia española, Honduras, junto con varios otros países de América Central, obtuvo su independencia de España. En 1823, el país se unió a la coalición de Provincias Unidas de América Central, que colapsó en 1838 a causa de las diferencias sociales y económicas entre sus naciones participantes. Tal como explica Honduras.com, “desde su independencia, Honduras ha sido plagada por casi 300 incidentes de disturbios, incluyendo rebeliones internas, guerras civiles y cambios de gobierno – más de la mitad de los cuales ocurrieron durante el siglo 20.”

Hasta hoy, Honduras no ha sido capaz de alcanzar un estado de balance político, social y económico, principalmente a causa de las diferencias socioeconómicas intrínsecas que han mantenido al país dividido internamente. La capital de la Honduras moderna es Tegucigalpa, donde los centros políticos y económicos están ubicados.

Política: Fuerte presencia militar muchas veces derroca a la autoridad civil

Desde principios de los años 50, la política en Honduras se ha visto profundamente influenciada por los militares. Según el sitio Country Studies de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, “desde 1963 hasta 1971, y nuevamente desde 1972 hasta 1982, los militares esencialmente controlaron al gobierno nacional.” El golpe de estado de 1963 derrocó al democráticamente electo Ramón Villeda Morales, llevando a una serie de gobiernos militares subsecuentes que tuvieron control casi ininterrumpido del país hasta la elección de Suazo Córdova, del Partido Liberal de Honduras, en 1981.

Aún cuando Honduras tiene cinco partidos políticos oficiales, dos de ellos, el Partido Nacional (PNH) y el Partido Liberal (PLH) han mantenido el control del país durante las últimas décadas. El periodo del Partido Liberal entre 1981 hasta 1989 fue conocido por permitir la presencia militar de los Estados Unidos en el país, y por su apoyo a los Contras en Nicaragua.

Durante los años 90, los militares continuaron ejerciendo su influencia en materias políticas y económicas. Según la Biblioteca del Congreso, el gobierno de Honduras está estructurado de manera tal que permite a la rama ejecutiva dominar sobre las ramas legislativa y judicial. Muchas veces, el sistema de justicia hondureño ha sido trastornado por las profundas diferencias socioeconómicas evidentes en la estructura social del país, favoreciendo a las elites civiles y militares por sobre los ciudadanos comunes y corrientes. La corrupción esta presente en todos los rangos del sistema político de Honduras, donde “el soborno es una practica casi institucionalizada,” explica Country Studies.

Economía y demografía: Un país dividido

Al igual que muchos otros países en América Latina y Central, Honduras se caracteriza por tener una división de la riqueza extremadamente desigual. El Banco Mundial define a Honduras como un “país de ingreso medio-bajo,” con una población estimada de 7.5 millones y un ingreso per capita de 1,700 dólares. La Lempira, moneda nacional de Honduras, se ha vuelto recientemente estable en comparación con el dólar, cambiando aproximadamente a 19 lempiras por dólar en junio del 2009.

Como resultado de las diferencias socioeconómicas, la pobreza es un tema problemático en Honduras. Gran parte de la población pobre en el país vive en las áreas rurales, que fueron drásticamente afectadas por el Huracán Mitch en 1998. Según indica Reuters, Mitch “se llevó las vidas de 13,500 personas a lo largo de América Central y causó 5 billones en daños.” En un proyecto ambicioso, el gobierno de Honduras lanzó la campaña de Estrategia de Reducción de la Pobreza (PRS), que fue patrocinada por el gabinete de Manuel Zelaya y busca reducir la pobreza extrema en el país a la mitad para el 2015.

Según el Banco Mundial, Honduras tiene la economía más “abierta” de América Centra, basada en la exportación de productos agrarios. En el 2005, Honduras firmó el Tratado de Libre Mercado CAFTA con los Estados Unidos, que le permitió incluir su mayor puerto, Puerto Cortes, en la Iniciativa de Seguridad de Contenidos de los Estados Unidos. Desafortunadamente, el país se ha visto gravemente afectado por la recesión en los Estados Unidos, que ha reducido la “el crecimiento de remisión, la exportación de maquila y el FDI,” aspectos claves de la relación económica entre Honduras y los Estados Unidos. El Banco Mundial predice que el GDP real en Honduras caerá a aproximadamente 2% durante el 2009.