Hoy en la Historia

cruzados sitio Jerusalén, sitio de Jerusalén
El sitio de Jerusalén.

Hoy en la Historia: Los Cruzados emprenden sitio de Jerusalén

junio 07, 2010
por Emily Coakley
El 7 de junio de 1099, caballeros Cristianos emprendieron un asalto para liberar a Jerusalén del control Egipcio como parte de la primera Cruzada.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Control Turco de la Tierra Sagrada motiva Cruzada

Luego de enterarse del abuso a los Cristianos en Jerusalén, el Papa Urbano II llamo al pueblo Cristiano a recobrar Jerusalén. Miles de personas oyeron su llamado y marcharon desde Europa hasta lo que es hoy Israel. Las fuerzas llegaron a las afueras de Jerusalén a principios de junio de 1099.

Según indica Boise State University, más de 13,000 caballeros, la mayoría de ellos a pie, formaron parte de la batalla. Los cruzados se demoraron semanas en invadir la ciudad, a causa de las murallas que la rodeaban.

Los cruzados construyeron armamentos para lograr traspasar las murallas, explicó Bernard McGinn, profesor de teología histórica en la Escuela de Teología de la Universidad de Chicago, en una entrevista de 1999 con Frontline de PBS. Los cruzados no pudieron tomar la ciudad hasta mediados de junio de 1099.

Fulquer de Chartres, un cronista histórico que acompañó a los cruzados a la Tierra Sagrada, describió el sitio en un recuento escrito: “Con trompetas sonando y todo alborotado, exclamando: ‘Ayúdanos, Dios!’ vigorosamente se forzaron dentro de la ciudad, y de inmediato colocaron su estandarte sobre la muralla.”

Lo que siguió a la entrada a la ciudad, según indica Boise State, fue el asesinato de los Musulmanes y Judíos en Jerusalén. “Los cronistas hablan sobre calles cubiertas de sangre y caballos salpicando sangre sobre las calzas de sus jinetes,” declara el sitio.

Dijo Fulquer: “¿Qué más puedo decir? Ninguno de ellos fue perdonado la vida. Tampoco perdonaron a las mujeres y niños.”

Trasfondo: Las Cruzadas

Las Cruzadas fueron una serie de operaciones militares lideradas por los Cristianos Europeos durante los siglos 11, 12 y 13. La meta inicial era recobrar el control de Jerusalén, gobernada por los Musulmanes, pero el sitio de la ciudad en 1099 fue solamente el comienzo de las guerras religiosas, que duraron 200 años a medida que ambos partidos lucharon por el control de la Tierra Sagrada. Jerusalén es considerada una ciudad sagrada para el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam. 

Eyewitness to History informa que el Califa Omar conquistó Jerusalén en el año 637, “y los dueños Musulmanes de la ciudad exhibieron un cierto nivel de tolerancia religiosa.” Las cruces no se podían exhibir en público y no se podían construir nuevas iglesias, pero los peregrinos Cristianos podían visitar sus santuarios pagando un precio de entrada.

Los Turcos luego conquistaron Jerisalen en 1076, indica Eyewitness to History, y desde entonces la atmósfera cambió. Los peregrinos y santuarios fueron asaltados.

Las semillas de la guerra fueron plantadas en 1095, cuando el Papa Urbano II pronunció un discurso en el Concilio de Clermont, llamando a la captura de Jerusalén. En su sermón, el papa habló sobre una “horrible historia” que había oído: “A saber, que una raza del reino de los Persas … ha invadido la tierra de los Cristianos y los ha despoblado por la espada, el pillaje y el fuego,” dijo el Papa, según un recuento escrito por Roberto el Monje, quien puede haber estado presente durante el concilio.

Roberto el Monje continuó describiendo la reacción del público ante el sermón: “[El Papa] logró influenciar los deseos de todos los presentes hacia un solo propósito a tal punto que gritaron, ‘¡Es la voluntad de Dios! ¡Es la voluntad de Dios!’”

Desarrollos posteriores: las Cruzadas continúan

Muchos historiadores creen que hubo 7 grandes Cruzadas, aunque algunos aseguran que hubo hasta 9. 

Christianity Today ofrece un resumen de las metas, los líderes y resultadas de ocho Cruzadas en una línea de tiempo publicada en 1993. Aunque la primera Cruzada fue exitosa, hasta cierto punto, las otras no lo fueron.

La meta de la segunda Cruzada era tomar otra ciudad, Odessa. Pero luego de haber sido derrotados en 1147 en Doryleum, explica Christianity Today, “los cruzados abandonaron toda esperanza de recuperar Odessa.” Los cruzados volvieron su atención a la toma de Damasco, pero no fueron exitosos.

Un general Musulmán llamado Saladin recapturó Jerusalén en 1187, por lo que la tercera Cruzada intentó recapturar la ciudad sagrada nuevamente. Los cruzados se tomaron Chipre, Acre y Jaffa, “y negociaron el acceso de los Cristianos a Jerusalén,” según explica Christianity Today.