Salud

null
Lynn Gindorf en el 2004.

Caso Gindorf podría borrar el estigma de la depresión posparto y la psicosis

mayo 07, 2009
por Sarah Amandolare
Una mujer de Illinois que fue condenada a cadena perpetua por asesinar a sus hijos mientras sufría de psicosis posparto será liberada a medida que el desorden gana mayor atención.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Incrementando la consciencia sobre un desorden común y preocupante

Los expertos en salud mental aseguran que Debra Lynn Gindorf estaba sufriendo de psicosis posparto cuando intentó suicidarse con una sobredosis de pastillas para dormir y asesinó a sus dos hijos mezclando pastillas pulverizadas en su comida en 1985. Luego de pasar los últimos 24 años en la cárcel, la sentencia de Gindorf ha sido conmutada por el Gobernador de Illinois Patrick Quinn, y Gindorf será liberada este mes.

De acuerdo con el Chicago Tribune, el caso de Gindorf, que no fue investigado por el gobernador previo Rod Blagojevich, “destaca cómo la depresión posparto ha sido muchas veces ignorada y malentendida” antes de que el desorden fuera discutido de forma más pública.

Sarah D. Allen, psicóloga de la Alianza de Depresión Posparto de Illinois, dijo al Chicago Sun-Times que en el 2006, alrededor de 36,000 madres en Illinois sufrieron de “síntomas emocionales posparto moderados o severos.” 

Las mujeres hoy tienen más información y literatura sobre la depresión posparto a su disposición, lo que puede hacer que en algunas instancias el problema sea menos aterrador.

La actriz Brooke Shields fue una de las mujeres más famosas que públicamente discutió su batalla con la depresión posparto. En el 2005, su libro “Down Came the Rain: My Journey Through Postpartum Depression” (“Cayó la Lluvia: Mi Viaje a través de la depresión posparto”) fue publicado, y Shields dio frecuentes entrevistas sobre su experiencia.

En el 2007, Shields habló sobre su experiencia en un evento de la Fundación Americana de Psiquiatría: “Lo que no sabía es que existe todo un rango de síntomas entre lo que se denomina ‘penas de bebé’ y la psicosis.” Shields llamó también a mejorar la presentación de la depresión posparto, para que las mujeres no se vean estigmatizadas por admitir que la han experimentado.

La ex primera dama de Nueva Jersey, Mary Jo Codey, también ha sido vocal sobre sus problemas con la depresión posparto. Nueva Jersey ahora requiere que los doctores examinen a las mujeres en caso de que tengan esta condición. La campaña “Speak Up When You’re Down” (“Habla cuando estés abajo”) incluye anuncios de servicio público televisados y tarjetas que indican los síntomas posparto y ofrecen números de ayuda.

Anteriormente este año el blog Motherlode del New York Times incluyó a Heather Armstrong, quien relató su lucha contra la “crisis posparto” en un libro titulado “It Sucked and Then I Cried: How I Had a Baby, A Breakdown and a Much Needed Margarita” (“Fue horrible y luego lloré: Cómo tuve un bebé, una crisis y una muy necesaria margarita”). Armstrong se internó en una clínica psiquiatrita en el punto más bajo de su depresión posparto y comenzó a tomar varios medicamentos. Más tarde, decidió tener otro bebé. “Ese es el mensaje. Es posible conseguir ayuda,” dijo a Motherlode.

Trasfondo: El caso Gindorf

En 1985, Gindorf, de 20 años, se había divorciado de su marido, y estaba viviendo con su hija Cristina, de casi dos años, y su hijo Jason de tres meses. De acuerdo con el Tribune, Gindorf estaba sin trabajo, y no tenía automóvil ni teléfono. Gindorf dio a sus hijos pastillas para dormir pulverizadas, y luego tomó algunas ella misma en un intento de suicidio.

El periódico Tribune informó que Gindorf se despertó para encontrar a sus hijos muertos, e intentó suicidarse nuevamente. Cuando esto falló, se entregó a la policía. Al año siguiente, una corte la encontró culpable pero mentalmente enferma, y la sentenció a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El hecho de que Gindorf será liberada anticipadamente podría llevar a más mujeres a buscar ayuda, pero “hasta hace poco, la simpatía por madres con posparto que asesinaron a sus hijos no ha sido mucha,” indicó el Sun-Times.

La depresión posparto no fue mencionada por el equipo de defensa de Gindorf, pero desde su encarcelamiento, “los nueve expertos mentales que la evaluaron determinaron que probablemente estaba sufriendo de psicosis posparto.”

En el 2004, Gindorf pidió al entonces gobernador Rod Blacojevich libertad de prisión, argumentando que no debería ser responsable de las muertes de sus hijos ya que había estado sufriendo de psicosis posparto – escuchando voces, sin dormir – desde el nacimiento de su hijo, según The Associated Press. En ese tiempo, un portavoz del gobernador dijo que revisaría la apelación de Gindorf.

Una de las mayores defensoras de Gindorf ha sido Carol Blocker, cuya hija, Melanie Stokes, “saltó  su muerte desde el duodécimo suelo de un hotel de Chicago en el 2001, tres meses después de dar a luz una hija,” informó el Tribune.

Referencia: Recursos en línea para la depresión posparto

La Guía Web sobre Ansiedad y Depresión de encontrandoDulcinea incluye una sección sobre depresión posparto, donde encontrará sitios Web que explican los síntomas, factores de riesgo, y opciones de tratamiento para la depresión posparto, además de libros sobre el desorden.