Deportes

Ryan church, ryan chirch tercera base
Gus Ruelas/AP
El jugador de Los Angeles Dodgers
Russel Martin mira a los oficiales luego
de que Ryan Church de los New York
Mets no alcanzara a llegar a tercera base.

El error de Ryan Church recuerda otras pérdidas de bases

mayo 20, 2009
por Denis Cummings
Ryan Church, quien no acertó a la tercera base cuando intentaba anotar este lunes, se une otros jugadores como David Justice y Fred Merkle, que también fallaron al momento de tocar base en situaciones clave.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Church se pierde la tercera

Los Mets cometieron cinco errores en la pérdida del lunes ante los Dodgers, incluyendo dos al final de la 11va entrada que entregaron a los Dodgers la carrera de la victoria. Sin embargo, un error no incluido en el puntaje final fue el que ha recibido la mayor atención.

Mientras rodeaba la tercera base para anotar al principio de la 11va entrada, el jugador de los Mets Ryan Church no acertó a tocar la bolsa. Los Dodgers notaron este error y marcaron la tercera base; el árbitro Mike DiMuro amonestó a Church, negando su corrida y cerrando la entrada.

“Es difícil perderse la tercera,” dijo Jerry Manuel, manager de los Mets. “No se si recuerdo a alguien que se haya perdido la tercera en una situación así. No tengo ninguna explicación para ello.”

Trasfondo: No acertando a la base

Church fue amonestado bajo la regla 7.10 (b), que establece que un corredor está fuera si, “Con la pelota en juego, al avanzar o regresar a la base, no acierta a tocar cada base en orden antes de que él, o una base perdida, sea marcada(o).”

Aún cuando esta situación no ocurre con frecuencia, no es poco común ver a un corredor erradamente perdiendo una base y recibiendo una amonestación. Un ejemplo relativamente reciente involucró una situación similar a la de Church: en un juego del 2007 cubierto por AP, Robinson Cano de los Yankees perdió la tercera base cuando intentaba anotar y fue amonestado luego de que los Angels apelaran.

El caso más famoso de una perdida de tercera base ocurrió en la 4ta entrada del Juego 5 del NLCS de 1991, indica el New York Times, el jugador de los Braves Mark Lemke avanzó a primera base permitiendo a David Justice anotar. Sin embargo, los Pirates reclamaron porque Justice, que tropezó mientras rodeaba la tercera base, no alcanzó a tocarla; los Pirates apelaron y el árbitro Frank Pulli amonestó a Justice. Los Pirates lograron ganar el juego 1-0.  

Luego de haber tocado la base, Justice insistió en que “Si no la hubiera tocado, me habría detenido inmediatamente. No la golpeé, pero la toqué.” Aún cuando la pérdida dejó a los Braves abajo 3-2 en la serie, lograron  sobreponerse ganando pos próximos dos juegos en Pittsburg para avanzar a la Serie Mundial.

Los jugadores también han perdido la base por negligencia o falta de familiaridad con el libro de reglas. Por ejemplo, Baseball Digest explica que en el 2001 Melvin Mora, de los Orioles, estaba en primera base cuando los Red Sox lanzaron la pelota a las gradas. El árbitro dio a Mora dos bases, indicándole que avanzara a tercera. Mora corrió directamente a lo largo de la cancha entre primera y tercera bases, saltándose la segunda base. Antes del siguiente lanzamiento, los Red Sox apelaron por la segunda base y Mora fue amonestado.

En un famoso ejemplo de 1908, Fred Merkle de los New York Giants estaba en primera base con dos fueras en la 9na entrada cuando un bateo anotó la corrida de la victoria desde la tercera base. Merkle no se molestó en avanzar a la segunda base y corrió fuera de la cancha mientras los fanáticos corrían hacia ella, describe el Times.

Johnny Evers, jugador de los Cubs, apeló, y Merkle fue amonestado y, con la multitud ya en la cancha, el juego fue considerado un empate. Luego de que los Cubs y los Giants terminaran la temporada con un record empatado, el juego fue jugad nuevamente y los Cubs ganaron, avanzando a la Serie Mundial y ganando el que sigue siendo su título de Serie Mundial más reciente.