Grandes del Arte

salvador dali, surrealismo
Associated Press

Grandes del Arte: Salvador Dalí, artista surrealista español

mayo 11, 2009
por Anita Gutierrez-Folch
La carrera artística del maestro surrealista Salvador Dalí transcendió las limitaciones del medio, abarcando la pintura, la escritura, la escultura y el cine. La viva imaginación de Dalí marcó la cultura contemporánea fuertemente, ganándole fama como creador de un mundo artístico donde la fantasía sobrepasa a la razón.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Primeros días

Salvador Felipe Jacinto Dalí nació el 11 de mayo de 1904, hijo de un exitoso notario en el pequeño pueblo español de Figueres, informa el sitio Web del Biography Channel. Dalí pasó su infancia entre Figueres y la casa de campo familiar en el pueblo de Cadaques, donde tuvo su primer estudio artístico.

Dali comenzó sus estudios formales en la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, una prestigiosa institución donde su talento fue reconocido inmediatamente. De acuerdo con VirtualDalí.com, Salvador mostró tener una impresionante habilidad técnica como pintor, y aprendió una gran variedad de estilos artísticos durante sus años como estudiante.

En 1925, Dalí presentó su primera exposición individual en Barcelona. En 1928, ganó reconocimiento internacional cuando tres de sus pinturas fueron incluidas en la Exhibición Internacional Carnegie en Pittsburg, informa el Museo Salvador Dalí.

Al año siguiente, Dalí conoció a Gala Eluard, quien, según el Museo Salvador Dalí, “se convirtió en la amante, musa, asesora financiera y mayor inspiración de Dalí.”

Logros notables

Durante los años 20. El estilo artístico de Dalí fue grandemente influenciado por su descubrimiento de Sigmund Freud y sus escritos sobre el subconsciente erótico. Luego de  mudarse a Paris, Dalí se involucró con los surrealistas, un grupo de artistas y escritores que buscaban crear obras que colocaran el subconsciente del hombre por sobre su razón. Poco después, según informa VirtualDalí.com, Dalí se convirtió en el líder del movimiento surrealista, y su famosa pintura “La persistencia de la Memoria,” con sus bizarros relojes derretidos, se volvió un icono del estilo.

Durante su fase surrealista, Dalí también trabajó con el cineasta español Luis Buñuel en la producción de dos películas: “Un Chien Andalou” (“Un Perro Andaluz”) y “L’Age D’or” (“La Edad de Oro”), que contienen imágenes fantásticamente grotescas y eróticas.

Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, el enfoque apolítico de Dalí comenzó a chocar cos fervientes ideales izquierdistas de los surrealistas, y fue “expulsado” del grupo surrealista en 1934. Sin embargo, Dalí siguió pintando prolíficamente, y para 1940, estaba concentrándose en la religión y la ciencia, y produciendo obras tan renombradas como el “Cristo de San Juan de la Cruz” (1951) y “El Descubrimiento de América por Cristóbal Colon” (1958).

El resto de la historia

Para evadir la guerra en Europa Dalí y Gala se mudaron a los Estados Unidos en 1940. Durante su estadía en Nueva York, el Museo de Arte Moderno (MoMA) organizó una exhibición retrospectiva de su obra en 1941. En 1942, Dalí publicó su famosa autobiografía “La Vida Secreta de Salvadr Dalí.” Mientras estuvo en los Estados Unidos, Dalí participó en “payasadas busca publicidad, comercialismo y patrocinio de las trampas artísticas,” haciendo que muchos “lo calificaran de charlatán,” informa Infoplease.

En 1974, Dalí fundó el Teatro Museo en su pueblo nativo de Figueres, un espacio donde muchas de sus obras pudieron ser exhibidas permanentemente. Hacia el final de los años 70, Dalí tenia exhibiciones retrospectivas en Paris y Londres.

Luego de la muerte de Gala en 1982, Dalí comenzó a tener problemas de alud. Un incendio en su hogar de Pubol en 1984 sólo empeoró el asunto. Dalí debió ser operado e instalado un marcapasos, y pasó el resto de sus días en aislamiento. Dalí murió de un paro cardiaco y complicaciones respiratorias el 23 de enero de 1989, en Figueres.