Hoy en la Historia

inundación de Johnstown
Associated Press
Sobrevivientes se observan las casas destruidas cuando la Represa de South Fork colapsó en
Johnstown, Pa., en 1889.

Hoy en la Historia: Inundación en Johnstown mata a más de 2,000 personas en Pennsylvania

mayo 31, 2010
por Cara McDonough
El 31 de mayo de 1889, una gigantesca tormenta y una represa poco efectiva causaron una de las inundaciones más letales de la historia norteamericana, que costó millones de dólares en daños.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Un desastre local

Los habitantes de Johnstown habían vivido inundaciones anteriormente; la cuidad esta construida en el valle de un río en la meseta de los Apalaches y al menos una vez al año, los ríos Little Conemaugh y Stony Creek causarían inundaciones en las calles.

Pero lo que ocurrió el 31 de mayo de 1889 fue diferente. De acuerdo con extractos del libro “Floods of Johnstown: 1889-1936-1977” (“Inundaciones en Johnstown: 1889-1936-1977”), por Edwin Hutcheson, disponibles en el sitio Web del Museo de Inundaciones de Johnstown, una represa fallida hizo toda la diferencia en ese fatídico día primaveral.

La represa de South Fork controlaba las aguas del río Conemaugh, 14 millas por sobre la ciudad. Luego de días de lluvia, los oficiales temieron que la represa fallaría. Desafortunadamente, estaban en lo correcto. Al atardecer, de acuerdo con Hutcheon, los residentes de la ciudad de South Fork observaron con horror como la represa “simplemente se alejó.”

El New York Times informó exhaustivamente sobre la inundación en ese tiempo. De acuerdo con el periódico, citado en el Johnstown Pennsylvania Information Source Online, un muro de agua que alcanzaba los 70 pies de alto arrasó por el valle del río, llevándose todo lo que encontraba a su paso, incluyendo “molinos de acero, casas, ganado y personas.” 

Luego de la inundación, los oficiales y residentes del área temieron lo peor para Johnstown, pero no fue fácil conseguir información ya que la ciudad fue inaccesible por varios días. El Times informó que “un sentimiento de preocupación permanecerá hasta que las ciudades … vuelvan a ser accesibles.”

En “History of the Johnstown Flood” (“Historia de la Inundación de Johnstown”), por Willis Fletcher Johnson, citado por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional, el autor declara que los habitantes de Johnstown y otras ciudades cercanas habían recibido muchas advertencias sobre la potencial inundación. Sin embargo, “en cientos de casos esta advertencia fue completamente ignorada, y quienes la siguieron a horas tempranas del día fueron considerados cobardes,” indicó Johnson. Como resultado, muchas personas se quedaron donde estaban.

Más de 2,200 personas murieron en la inundación. Luego del desastroso evento, los sobrevivientes instalaron carpas cerca de lo que habían sido sus casas en un intento de recomenzar sus vidas. La Cruz Roja organizó un gran esfuerzo de rescate, construyendo un refugio para los sobrevivientes y almacenes para guardar donaciones que la comunidad recibía. Hutcheson informa que para el 1 de julio, Johnstown se había recuperado hasta el punto que los negocios en Main Street volvieron a abrir.

Desarrollos posteriores: recordando la inundación

Aún cuando la inundación ocurrió 120 años atrás, sus victimas son muy recordadas en línea, en libros y a través de memoriales.

Un memorial mantenido por el Servicio Nacional de Parques organiza un servicio de remembranza cada año en honor a las victimas de la inundación. Más de 2,209 velas se encienden en las ruinas de la Represa de South Fork en el aniversario del evento. Sendas interpretativas están disponibles en el área, y se interpreta una obra de teatro titulada “Una entrevista con el Coronel Elias J. Unger.” Más información está disponible en el sitio Web del Servicio Nacional de Parques. 

Los sobrevivientes de la inundación, y sus historias, también se recuerdan hoy. El sitio Web del Museo de la Inundación de Johnstown comparte varias de las historias de los sobrevivientes. El sitio incluye la trágica historia de Anna Fenn Maxwell, que sobrevivió a la inundación pero cuyos seis hijos se ahogaron. Lea sobre el Reverendo H. L. Chapman, quien sobrevivió en su desván. “Creo que ninguno de nosotros temía encontrarse con Dios, pero todos nos sentimos deseosos de aplazar el encuentro hasta un momento más propicio,” escribió Chapman. 

Tema relacionado: Otras inundaciones en los Estados Unidos

Desafortunadamente, la inundación de Johnstown no fue la única de su tipo, aún cuando fue una de las más grandes. 

La historia de Norteamérica incluye otras inundaciones que han ocurrido a causa de represas falladas. El 6 de noviembre de 1977, la Represa del Río Barnes en Toccoa Falls, Ga., explotó, matando a 38 personas y destruyendo la ciudad estudiantil.

Más famoso en la historia reciente, sin embargo, es el Huracán Katrina. El huracán azotó la costa sureña de los Estados Unidos el 25 de agosto del 2005, ocasionando que los diques en Louisiana fallaran y causaran inundaciones masivas. De acuerdo con el Departamento de salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, más de 1,800 vidas se perdieron y el costo del desastre fue de más de 81 billones de dólares.