Política

sonia Sotomayor, sonia Sotomayor juez
Pablo Martinez Monsivais/AP
Sonia Sotomayor

“Neoyoricana” Sotomayor personifica el sueño americano

mayo 26, 2009
por Anita Gutierrez-Folch
La candidata del Presidente Barack Obama para la Corte Suprema tuvo comienzos humildes en el Bronx, y ahora está a punto de hacer historia como la primera Hispana en la Corte Suprema.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Sotomayor reemplazaría al juez saliente David Souter

El Presidente Obama anunció la nominación de Sotomayor para reemplazar al Juez Souter esta mañana. Si el Senado confirma la nominación – la primera por un presidente Demócrata durante los últimos 15 años – Sotomayor será la primera Hispana y la tercera mujer en ser escogida para la Corte Suprema, informa The Associated Press.

Según AP, Obama declaró que “quería un juez que combinara intelecto y empatía – la habilidad para entender los problemas de los norteamericanos comunes.”

El Senado de los Estados Unidos tendrá cuatro meses para completar el proceso de confirmación antes del comienzo del próximo periodo de la Corte en octubre. De acuerdo con Tom Goldstein de SCOTUSblog, la confirmación de Sotomayor es casi segura, “suponiendo que no se descubren transgresiones éticas.” Goldstein destacó también el gran significado de la nominación de Sotomayor como un “hito histórico” para la comunidad hispana, la que identifica como un “grupo electoral vital hoy y en el futuro.”

Trasfondo: ¿Quién es Sonia Sotomayor?

Actualmente, Sonia Sotomayor, de 54 años, es jueza en la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos. Sus padres, originalmente de puerto Rico, se mudaron al Bronx poco antes de su nacimiento. Sonia debió lidiar con circunstancias difíciles a temprana edad, desarrollando diabetes a los 8 años y enfrentando la muerte de su padre, un trabajador que no hablaba inglés, a los 9. La madre de Sonia, una enfermera, trabajó en dos trabajos para poder proveer para sus dos hijos y ofrecerles una buena educación. Según AP, Sotomayor se describe a si misma como una “Neoyoricana,” integrando su patrimonio hispano con su crianza norteamericana.

El deseo de Sotomayor de convertirse en jueza nació durante su infancia, inspirado por las novelas de Nancy Drew y el programa de televisión “Perry Mason.” “Iba a ir a la universidad e iba a convertirme en abogado, y supe eso a los diez años,” dijo Sotomayor al periódico Daily News en una entrevista de 1998. “Diez. Y no es broma.” 

Sotomayor completó sus estudios en la Universidad de Princeton y se graduó con gran distinción de la Escuela de leyes de Yale. Luego pasó siete años trabajando en el servicio público, como fiscal y abogado particular. En 1992, el Presidente George H. W. Bush la nombró juez federal del Distrito Sur de Nueva York, y en 1997, el Presidente Bill Clinton la escogió como jueza para la Corte de Apelaciones, informa AP.

Reacciones: La nominación de Sotomayor provoca críticas

Aún cuando Sotomayor tiene impresionantes calificaciones y experiencia como abogado particular, fiscal, juez de juicios y de apelaciones, su nominación ha atraído considerables críticas. En su blog “Thinking Right,” el comentarista política Jim Wooten menciona un discurso que Sotomayor pronunció en el 2001 en la Universidad de California, en el que sugirió que el género, la raza y la etnicidad pueden influir en las decisiones hechas en la corte. “Esperaría que una sabia mujer latina con la riqueza de su experiencia pudiera muchas veces alcanzar una mejor conclusión que un hombre blanco que no ha vivido esa vida, dijo Sotomayor.

Asimismo, el blog político del New York Times, “The Caucus,” informa que los grupos conservadores han reaccionado ante la decisión de Obama con mordaces criticas Wendy E. Long, consejera de la Red de Confirmación Judicial, dice que “la juez Sotomayor es una activista liberal judicial de primer orden que piensa que su propia agenda política es más importante que la ley tal como está escrita.”

El comentarista político Jeffrey Rosen publicó una critica en The New Republic donde elaboró sobre las preocupaciones en cuanto al “temperamento [de Sotomayor], su artesanía judicial y …  su habilidad de ofrecer un peso intelectual ante los jueces conservadores, además de una clara alternativa liberal.”

Sin embargo, la gran mayoría demócrata en el Senado hace de la nominación de Sotomayor un caso que probablemente será aprobado. Según Tom Goldstein, “el mayor desafío de la Casa Blanca es simplemente demostrar que la jueza Sotomayor es la candidata mejor calificada, no una elección basada en su etnicidad y género.”

Tema relacionado: Sandra Day O’Connor

Sandra Day O’Connor debió enfrentar muchos prejuicios basados en género antes de convertirse en la primera mujer en servir como jueza de la Corte Suprema. Durante sus años en la corte más alta de Norteamérica, O’Connor estableció una posición moderada, desarrollando una reputación de apreciación de los pequeños detalles de la ley y por emitir el voto definitivo en casos claves en los que la Corte estaba dividida. En el 2005, O’Connor se retiró de la Corte Suprema para pasar más tiempo con su marido, cuya salud estaba delicada y sufría de Alzheimer.