Salud

autismo, Universidad de Connecticut estudio autismo
Alex Brandon/AP
Leo Lytel, de 9 años, posa para una
fotografía en su hogar de
Washington. 

Nuevo estudio sugiere que la recuperación del autismo es posible

mayo 12, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
Un investigador de la Universidad de Connecticut declara que la terapia de comportamiento intensiva puede ayudar a un pequeño porcentaje de niños autistas a recuperarse.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Recuperación poco probable, pero es una posibilidad

Deborah Fein, quien presentó un estudio en una conferencia este fin de semana, dijo que aproximadamente 10% de los niños autistas pueden ser “curados” con terapia de comportamiento intensiva. La mayoría de los niños con autismo no podrán reponerse, aclaró la profesora de psicología de la Universidad de Connecticut, pero las familias deberían saber que es una posibilidad.

Otra investigadora, Geraldine Dawson de Autism Speaks, dijo a AP que el trabajo de Fein era el primero en documentar detalladamente la recuperación en niños autistas.

Sin embargo, Dawson dijo al Daily Telegraph que la investigación está en sus etapas tempranas.

El Instituto Nacional de Salud Mental esta financiando la investigación, que involucra a niños entre los 9 y 18 años de edad.

Uno de los niños en el estudio de Fein es Leo Lytel, un estudiante de tercer año de Washington, D.C. Lytel comenzó mostrando los síntomas clásicos del autismo, tales como rehusarse a hacer contacto visual, y terminó siendo un niño “bien articulado y social” que sus profesoras describen como “un líder,” indica su madre Jane Lytel.

Trasfondo: Nuevas perspectivas ante los comportamientos autistas

Estudios pasados han demostrado que los individuos autistas se concentran en la boca en vez de los ojos cuando observan un rostro. Un nuevo estudio de la Universidad de Yale centrado en los comportamientos atencionales de niños de 2 años mirando videos animados sugiere que el hacer playback, o la relación directa entre los movimientos de los labios y el sonido de las palabras, puede ser la causa de este comportamiento atípico.

El Dr. Ami Klin lideró el estudio en el Centro de Estudio Infantil de Yale. La investigación fue parcialmente financiada por el Instituto Nacional de Salud Mental y publicada en la revista Nature el 29 de marzo.

Klin y el Dr. Warren Jones compararon los movimientos oculares de niños “en proceso típico de desarrollo,” niños en el espectro del autismo y niños con desarrollo tardío.

Tal como Jones explicó, “la sincronía audiovisual,” o la relación entre el movimiento y el sonido, es responsable por un 90% de los patrones atencionales en niños autistas. Este patrón no se repite en otros niños.

Klin, Jones y sus colegas creen que los resultados pueden explicar por qué las personas con autismo se concentran en la boca de su interlocutor en vez de sus ojos, ya que las bocas tienen un mayor grado de sincronía audiovisual durante el habla que cualquier otra parte del rostro.

Sus investigaciones futuras incluirán el estudio de infantes con hermanos mayores que están en el espectro del autismo. Ya que el autismo puede heredarse genéticamente, al menos en parte, estos infantes tienen una mayor posibilidad de presentar el desorden. 

Klin dijo a WebMd en un correo electrónico que “Nuestra esperanza es detectar vulnerabilidades para el autismo lo antes posible, para poder intervenir con la esperanza de capitalizar en la maleabilidad de los cerebros de los bebés.”

Tema relacionado: Otros tratamientos para el autismo

En marzo, un nuevo estudio sugirió que los niños que pasan tiempo en cámaras hiperbáricas pueden mejorar sus síntomas. Las cámaras hiperbáricas son tubos cerrados en los que la presión y el oxigeno atmosférico puede ser incrementado. Estas cámaras han probado ser prometedoras también para niños con síndrome alcohólico fetal o parálisis cerebral. Dan Rossignol, autor líder del estudio, usó las cámaras para sus dos hijos autistas, y dijo a la BBC que “ciertamente no estamos hablando de una cura, sino que de mejorías en el comportamiento, mejoras en ciertas funciones y calidad de vida.”

Algunos padres han dicho también que sus hijos autistas se han visto beneficiados por la chelación, una terapia que elimina los metales pesados del cuerpo. Jenny McCarthy, una ex presentadora y actriz televisiva, ha dicho que su hijo fue curado del autismo gracias a esta terapia. Muchos investigadores, sin embargo, se han mostrado escépticos.

Para mayor información sobre el autismo, incluyendo síntomas, tratamiento y centros de abogacía, consulte la Guía Web sobre el Autismo de findingDulcinea.