Ciencias

sangre dinosaurio, proteínas dinosaurios
Associated Press
Fragmentos desmineralizados de
tejido del fósil de T-Rex descubierto
en el 2005.

“Sangre” de dinosaurio descubierta en fósil de 80 millones de años

mayo 04, 2009
por Haley A. Lovett
Proteínas del fémur fosilizado de un dinosaurio pico de pato, o hadrosauro, muestra que es posible extraer tejido de fósiles antiguos, y puede entregar pistas sobre evolución.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Tejido de hadrosauro podría explicar evolución de los dinosaurios

Un grupo de paleontólogos extrajo un hueso del Río Judith, en Montana, esperando encontrar tejidos preservados en un fósil. De acuerdo con un articulo en la revista Science, encontraron exactamente lo que buscaban.

El grupo, liderado en parte por Mary Schweitzer, no solamente encontró la proteína estructural de colágeno que buscaba, sino que consiguió también extraer hemoglobina, elastina y laminina, además de otras estructuras similares a células sanguíneas y óseas. El equipo luego comparó las secuencias de proteínas de este animal con aquellas de ranas y pollos.

La secuencia de las proteínas del hadrosauro ayudará a los científicos a entender mejor las relaciones evolutivas entre los dinosaurios y otros animales, incluyendo a los humanos. Los investigadores han descubierto ya que la secuencia están en el mismo grupo que las secuencias de pollos y avestruces.

Los descubrimientos son especialmente impresionantes ya que normalmente las proteínas de los tejidos se pierden poco después de la muerte de un animal, y el hueso del Brachylophosaurus Canadensis, o hadrosauro, en cuestión tiene 80 millones de años, de acuerdo con Science. Schweitwer dijo a la revista Cosmos que el haber encontrado células proteicas en un espécimen tan antiguo demuestra que “realmente no entendemos tanto como pensábamos sobre cómo las células y tejidos y moléculas se degradan en el ambiente protegido del hueso.”

Trasfondo: Descubrimiento de tejido de T-Rex en el 2005 confirmado por nuevos descubrimientos

El tejido de hadrosauro no constituye la primera extracción de tejido de un fósil. En el 2005, el mismo grupo de investigadores extrajeron colágeno de un fósil de tyranosaurio rex. El grupo estaba excavando un fémur en Montana y los investigadores fueron incapaces de removerlo de la roca entero; al romper el fósil pudieron tomar muestras del centro de éste, algo que no suele suceder ya que los paleontólogos raramente rompen los fósiles.

Sin embargo, cuando el grupo publicó sus descubrimientos, cosecharon solamente criticas y especulación por parte de sus colegas. El científico Tom Kaye dijo que lo más probable era que la “proteína” fuera un residuo bacterial en vez de colágeno de dinosaurio.

Fue por este tipo de criticas que Schweitzer y sus colegas volvieron al campo para buscar nuevas muestras de tejido. Durante el estudio del tejido de hadrosauro, el equipo tomó precauciones extraordinarias, perfeccionó su método de investigación e involucró a otros laboratorios en el estudio para ayudar a verificar los descubrimientos.

Temas relacionados: Otros grandes descubrimientos de preservación arqueológica

En mayo del 2007, un pastor de renos llamado Yuri Khudi casualmente encontró un bebé mamut peludo preservado casi perfectamente. El mamut, llamado Lyuba en honor a la esposa de su descubridor, ofreció grandes revelaciones sobre cómo los colmillos de los mamut pueden entregar pistas sobre la edad del animal, su dieta y salud general, ya que los colmillos estaban aun unidos a su cuerpo, y normalmente los colmillos son descubiertos independientemente de los especimenes corporales.

Esta primavera, arqueólogos egipcios descubrieron momias de más de 4,000 años en una pirámide, lo que puede ayudar a aclarar las costumbres funerarias de aquellos tiempos.