Nacional

comité financiero senado,

Senado propone incremento de impuestos sobre el alcohol en nombre de la salud

mayo 21, 2009
por Anita Gutierrez-Folch
El propuesto impuesto sobre las bebidas alcohólicas ayudaría a alrededor de 50 millones de norteamericanos con seguros de salud. Pero los fabricantes, pequeños negocios y consumidores no están contentos por el posible incremento de precio.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Impuestos propuestos atacan a las bebidas poco sanas

Esta semana, el Comité Financiero del Senado tuvo una reunión para dilucidar formas para pagar por la cobertura de salud de los aproximadamente 50 millones de norteamericanos que no tienen seguro, un proyecto que podría costar aproximadamente 1.5 trillones de dólares a lo largo de los próximos 10 años, informó The Associated Press. Además de recortar gastos, el Comité está considerando incrementar los impuestos sobre la cerveza, el vino y el licor y posiblemente implementar un “nuevo impuesto sobre las bebidas azucaradas acusadas de contribuir a la obesidad,” según indica AP. 

Un documento del Comité Financiero del Senado que describe los detalles del propuesto aumento de impuestos indica que el impuesto sobre la cerveza aumentaría en 48 centavos (de los 33 centavos actuales), el impuesto sobre el vino incrementaría hasta 49 centavos la botella (de los 21 centavos actuales) y el impuesto sobre el licor aumentaría a 40 centavos cada quinto (de los 2.14 dólares actuales), según informa AP. La fuente indica también que “la idea tras los propuestos aumentos es poner impuestos sobre elecciones de vida que contribuyen a incrementar los gastos médicos.” 

Reacciones: Fabricantes de bebidas buscan proteger su negocio

Los fabricantes de cerveza, vinos, licor y bebidas azucaradas están ya trabajando para detener el avance de estas propuestas, argumentando que los aumentos de impuestos llevarían a “pérdidas de empleos para trabajadores y costos más altos para consumidores afectados por la recesión,” según informa AP.

El blog BeerAdvocate presentó una Alerta de Acción del Instituto Cervecero que llama a los consumidores a considerar el impacto económico de el potencial incremento de impuestos en sus vidas y negocios, y a expresar su oposición contactando a sus congresistas y senadores correspondientes.

Los productores de vino han respondido destacando los efectos positivos para la salud que el vino tiene  cuando se consume en moderación. “El señalar el vino como candidato para impuestos más altos para reformar la salud es errado, ya que el vino es parte de una dieta saludable y del estilo de vida de millones de norteamericanos, dijo Robert P. Koch, presidente del Instituto de Vinos, a AP.

Trasfondo: Oregon propone un incremento de 1,900% sobre el impuesto a la cerveza

El mes pasado, Oregon propuso un incremento del 1,900% sobre el impuesto a la cerveza, llevando el impuesto actual de 2.60 dólares por barril a la impresionante cantidad de 52.21% por barril, informó The Wall Street Journal. Las ganancias de este incremento supuestamente cubrirían el déficit de 3 millones de dólares en el presupuesto del estado, y supuestamente ayudarían a pagar por un programa para la rehabilitación de drogas.

La producción de cerveza es un sello personal de Oregon. Si esta propuesta se aprueba, el impacto sobre la economía del estado podría ser fatal. Según el Wall Street Journal, las 96 cervecerías que hacen de Oregon el segundo mayor productor de la bebida son la fuente de 5,000 trabajos y 2.25 billones de dólares en ganancias. Kart Widmer de Widmer Brewing Co. Dijo al Journal que el incremento “devastaría a nuestra compañía y a las pequeñas compañías cerveceras a lo largo del estado.”

“Las industria cervecera se vio atraída hacia Oregon en parte gracias a los bajos impuestos sobre la cerveza,” dijo Joe Henchían, director de proyectos estatales en la Fundación de Impuestos, al Wall Street Journal.

Tema relacionado: Las ventas de cerveza se mantienen fuertes

Las acciones en el llamado “sector del pecado” no han seguido la tendencia usual de subir en una economía débil, pero el mercado cervecero de los Estados Unidos es la excepción, ya que los norteamericanos siguen comprando cerveza a pesar de sus disminuidas billeteras. Durante los siete primeros meses del 2008, las ventas de cerveza en los Estados Unidos subieron en un 1.4% desde principios de año, con más de 16 millones de barriles de cerveza domestica vendidos solamente durante Julio, según estadísticas del Instituto Cervecero.