Política

null
AP
Un primer intento de ejecutar a Willia Francis, en la foto, no funcionó. Un año después, en 1974, Francis fue ejecutado en la silla eléctrica, luego de una legislación de la Corte Suprema de los Estados Unidos indicando que un segundo intento era constitucional.

¿Está la pena de muerte en sus horas finales en los Estados Unidos?

octubre 08, 2009
por James Sullivan
La fallida ejecución de Romell Broom ha causado que Ted Strickland, Gobernador de Ohio, detuviera las ejecuciones por el momento, el ultimo evento en una serie de desafíos para la pena de muerte.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Controversial ejecución reinicia añoso debate sobre la pena capital

El 15 de septiembre, Romell Broom, arrestado por haber secuestrado, violado y asesinado a una niña de 14 años en Cleveland en 1984, sobrevivió a su ejecución cuando los verdugos no pudieron en dos horas encontrar una vena utilizable para administrar la inyección letal. Los observadores describieron la escena en la que Rommell intentó ayudar a los verdugos a encontrar la vena, pero se echó a llorar antes de que el Gobernador de Ohio Ted Strickland interviniera para dictaminar indulto de una semana.

Los abogados de Broom han desde entonces argumentado que un segundo intento de ejecución sería un  castigo cruel e inusual, y violaría la Octava Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Una audiencia sobre el caso se programó para el 30 de noviembre. Este lunes, Lawrence Reynolds de Cleveland, un asesino convicto de 43 años, fue otorgado un aplazamiento de sentencia por el Sexto Circuito de Apelaciones mientras Ohio explora su protocolo de inyección letal.

El debate acerca de la inyección letal en el caso de Broom hace recordar el caso de la Corte Suprema de Baze vs. Rees, del 2008. En este caso, dos presos condenados a muerte en Kentucky, Ralph Blaze y Thomas Bowling, argumentaron que el la mezcla de tres químicos en la inyección tenia el potencial de infligir dolor innecesario, violando la Octava Enmienda. La Corte aconsejó a Kentucky detener sus ejecuciones, pero dado que la mezcla de drogas era un estándar a través de muchos estados – muchos estados detuvieron las ejecuciones dependiendo del resultado.

Un una legislación de 7-2, la alta corte determinó que la inyección letal utilizada en Kentucky no violaba la prohibición de la Octava Enmienda sobre los castigos crueles e inusuales, y no postulaba un “riesgo sustancial de daños serios.” La Corte admitió casos de ejecuciones dolorosas y mal ejecutadas con inyecciones de tres drogas. Pero la mayoría temía que legislar a favor de Baze abriría las cortes para reclamos sobre la pena capital en general.

Enfrentando al “Demonio del Error”

La detención de las ejecuciones en Ohio es lo ultimo en una serie de serios desafíos a la administración de la pena de muerte en los Estados Unidos.

En marzo del 2009, Nuevo México oficialmente abolió la pena de muerte. El Gobernador Bill Richardson, un ex partidario de la pena capital, aprobó el proyecto de ley y se refirió a evidencia de que el estado había previamente ejecutado a convictos inocentes. Nuevo México se convirtió en el 15º estado en formalmente abolir la pena de muerte, pero solamente el segundo desde 1976.

En diciembre del 2007, Nueva Jersey abolió la pena de muerte, citando bases tanto morales como financieras, dado el alto costo de las apelaciones y la mantención de un prisionero condenado a muerte. En ese tiempo, el Washington Post informó que la abolición de la pena de muerte había sido debatida por legislaturas en Maryland, Montana, Nuevo Mexico, Nebraska Y New Hampshire.

En el 2004, la Corte de Apelaciones de Nueva York declaró la ley de pena capital en el estado inconstitucional, basándose en la provisión de “punto muerto” de la ley. La misma corte mantuvo su decisión en un caso subsiguiente en el 2007. Aunque este defecto podría remediarse con una nueva ley, la legislatura del estado de Nueva York no ha debatido el restablecimiento de una ley de pena de muerte seriamente.

El 11 de enero el 2003, el Gobernador de Illinois George Ryan anunció que pensaba perdonar las sentencias de 167 condenados a muerte a causa del “demonio del error” en el sistema de pena capital.

La decisión del gobernador republicano fue motivada por varios casos en los que presos condenados a pena de muerte en Illinois fueron exonerados. Los informes sobre mala conducta generalizada por parte de las cortes fueron publicados en una serie de cinco artículos en el Chicago Tribune.

La decisión de Ryan ocurrió nueve años luego de la famosa disidencia del Juez de la Corte Suprema Harry Blackmun, en el caso de Callins vs. Callins en 1994, donde escribió sobre lo que percibía era la falla inherente de la pena de muerte:

“Veinte años han pasado desde que esta corte declaró que la pena de muerte debe ser impuesta en forma justa y con consistencia razonable o no ser impuesta para nada, y a pesar del esfuerzo de los estados y cortes para imaginar formulas legales y leyes de procedimiento para cumplir con este … desafío, la pena de muerte sigue estando cargada de arbitrariedad, discriminación … y error.”

La opinión de Blackmun fue recibida con una punzante respuesta de parte del Juez Antonin Scalia que culminó con un ejemplo visceral de lo que consideraba era la justicia de la pena capital:

“La muerte por inyeccion que el Juez Blackmun describe parece muy apetecible … al lado de algunos de los casos actualmente ante nuestros ojos, que el Juez Blackmun no seleccionó como el vehiculo para su anuncio de que la pena de muerte era siempre inconstitucional, por ejemplo, el caso de la niña de 11 años violada por cuatro hombres y luego asesinada ahogada con sus propia ropa interior. ¡Que envidiable es una silenciosa muerte por inyección letal en comparación con eso!”

El caso de Cameron Willingham, y el drama de los condenados a muerte en Texas

Texas es responsable de realizar alrededor de la mitad de las sentencias a muerte en los Estados Unidos cada año. En un estado largamente considerado como el bastión de la pena capital, casos de alto perfil de hombres inocentes y potencialmente inocentes sentenciados a muerte – y en el caso de Cameron Willingham, ejecutados – han causado que el sentimiento público tienda hacia la abolición.

Preguntas y Respuestas: La Pena Capital

La ejecución de Broome no es la única que ha fallado. A continuación respondemos a preguntas populares sobre las ejecuciones fallidas en los Estados Unidos, y dirigimos a los lectores a recursos para aprender además sobre la pena capital.

¿Son las ejecuciones fallidas comunes en los Estados Unidos?

No existe una lista definitiva de ejecuciones fallidas en los Estados Unidos. El ejemplo más cercano es un artículo compilado por el profesor de sociología Michael Radelet, publicado por el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, que lista y describe 42 casos de ejecuciones fallidas durante la era moderna de la pena capital en los Estados Unidos.

La lista comienza con un recuento de la tormentosa y prolongada muerte por ejecución de Frank J. Coppola en Virginia el 10 de agosto de 1982, y los detalles del método y las circunstancias alrededor de otros casos prominentes, concluyendo con el caso de Romell Broom el 15 de septiembre del 2009.

El Centro de Información sobre la Pena de Muerte es una organización nacional sin fines de lucro que ofrece información y análisis relacionado con la pena capital. El sitio es una valiosa fuente de datos, informes, artículos y más.

¿Cuántas personas son ejecutadas anualmente en los Estados Unidos?

En el 2008, 37 personas fueron ejecutadas en los Estados Unidos, menos de las 42 en el 2007 y 98 en 1999. Texas es el mayor contribuyente al total, ejecutando a 18. Todos los prisioneros ejecutados fueron hombres, 20 blancos y 17 de color.

La Oficina de Estadísticas de Justicia ofrece completas estadísticas sobre la pena capital desde 1930.