Hoy en la Historia

Alaska, William Seward, Exon Valdez

Hoy en la Historia: Estados Unidos compra Alaska

octubre 18, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 18 de octubre de 1867, el territorio de Alaska fue formalmente transferido desde el control ruso al control norteamericano. 
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

El camino a la compra

Comenzando a principios de 1700, Rusia ejerció influencia sobre el territorio de Alaska. La tierra salvaje y hostil tenía pocos habitantes y se creía que era rica en recursos naturales. Ya que los rusos fueron unos de sus primeros exploradores, se convirtieron en posesores informales del territorio.

“Bajo los auspicios del explorador Vitus Jonassen Bering,” explica la Biblioteca del Congreso, “Rusia estableció su presencia en Alaska.” Hoy, el cuerpo de agua separando a Rusia de los Estados Unidos se conoce como el Estrecho de Bering.

Para 1800, los norteamericanos habían comenzado a avanzar hacia el norte, y pronto se encontraron compitiendo con los rusos por las mismas rutas comerciales. Y dada la logística, era un juego que los rusos seguramente perderían.

Tal como nota el Departamento de Estado, Moscú “no tenía los recursos financieros para permitir mayores colonias o una presencia militar a lo largo de la costa del Pacífico de Norteamérica, y los colonos rusos permanentes en Alaska nunca fueron más de cuatrocientos.”

El interés de Rusia en el territorio de Alaska se debilitó aún más por su derrota en la Guerra de Crimen. Para mediados de 1800, estaban pensando vender el territorio.

En 1859, Rusia ofreció vender Alaska a los Estados Unidos, “creyendo que Estados Unidos arruinaría los planes del mayor rival de Rusia en el Pacífico, Gran Bretaña,” pero la amenaza de una Guerra Civil en Estados Unidos retrasó la venta.

La compra

Luego de la guerra, el Secretario de Estado William Seward se preocupó personalmente de retomar conversiones con Rusia sobre el territorio de Alaska.

Seward, un fuerte partidario de la expansión, debió enfrentar objeciones iniciales del Senado de los Estados Unidos. La Biblioteca del Congreso nota que “el Senado ratificó el tratado por solamente un voto en 1867.”

Sin embargo, el 30 de marzo de 1867, Seward accedió a comprar Alaska de Rusia por 7.2 millones de dólares. El Senado aprobó el acuerdo el 9 de abril, y el Presidente Andrew Johnson lo firmó el 28 de mayo. El 18 de octubre de 1867, Alaska fue formalmente transferida a los Estados Unidos.

La compra fue causa de gran conmoción. ¿Eran 7.2 millones demasiado? ¿Demasiado poco? Incluso vendiéndose a dos centavos por acre, Alaska era un área mayormente inexplorada, por lo que no se podía saber con certeza. Seward fue ampliamente criticado por algunos políticos y los medios.

“En ese tiempo,” explica AmericasLibrary.com, “los críticos creyeron que Seward estaba loco, y bautizaron al tratado como ‘la locura de Seward.’ Mucha gente se burló de Seward por la facilidad con la que gastó tanto dinero en la ‘Hielera de Seward’ y ‘el jardín de osos polares de Andrew Johnson.’”

Pero la decisión de comprar Alaska eventualmente probó ser buena, y el juicio de Seward fue redimido. “En los años 1880 y 1890, se hicieron grandes descubrimientos de oro en el área, que atrajeron atención y habitantes a Alaska. Hoy, el petróleo transportado a través de cañerías a lo largo del estado es el recurso mineral más rico de Alaska.” 

“Alaska y sus residentes lucharon duro por convertirse en un estado,” explica ThinkQuest, pero “el Congreso estaba dudoso a entregarlo porque no se había admitido un nuevo estado a la Unión desde 1912.”

Sobreponiéndose a las dudas del Congreso, el territorio fue aprobado como estado en 1946. Alaska adoptó una constitución estatal en 1955, y en 1959, el Presidente Eisenhower formalmente reconoció a Alaska como el estado número 49.

Luego de la adquisición

Desde que se convirtió en estado, Alaska ha desarrollado una reputación como tierra inhóspita y dura, habitada mayormente por norteamericanos de poca educación. También ha ganado reputación por ser una gran productora de petróleo.

“El petróleo permitió a Alaska convertirse en estado, y luego sus bajos impuestos, escuelas, carreteras, teatros, empleos, vibrante economía y cheque de dividendo anual de 800 dólares por cada ciudadano,” indicó el New York Times en un artículo de 1989.

Pero ese mismo año, uno de los peores desastres medioambientales en la historia mundial ocurrió en la costa de Alaska, cuando un buque petrolero llamado Exxon Valdez se estrelló contra un arrecife en Prince William Sound. El petrolero “chocó contra Blight Reef, abriéndose en un costado y derramando petróleo hasta ocho millas (12.8 kilómetros) de distancia,” informa la BBC.

El buque “derramó 11 galones (41,8 litros) de petróleo crudo en el agua y contaminó 1,300 millas (2.280 kilómetros) de costa.”

En la campana presidencial del 2008, Alaska recibió mucha atención cuando su Gobernadora, Sarah Palin, fue escogida como vicepresidente para el candidato Republicano John McCain.