Hoy en la Historia

batalla de maraton, persia, atenas

Hoy en la Historia: Atenas derrota al ejercito persa en la Batalla de Maratón

septiembre 12, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 12 de septiembre del año 490 A.C., un ejercito ateniense mucho menor en número derrotó a los persas en la Batalla de Maratón, y la maratón de larga distancia nació.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

La Batalla y la leyenda de Phidippides

Una de las primeras batallas registradas, la Batalla de Maratón en el año 490 A.C. puso a una improvisado ejercito de soldados atenienses contra un ejercito persa numéricamente superior. Con su victoria, los atenienses aseguraron las bases de la cultura griega y occidental y dieron inicio a lo que hoy se conoce como la maratón.

Preludio al combate

En el año 492 A.C., “el Rey persa Darío I el Grande decidió extender el poder de su imperio a través del Mar Egeo, donde los Yauna (griegos) habían sido por bastante tiempo una fuente de problemas,” explica livius.org.

Los persas habían comenzado su conquista sin problemas, anexando la mayor parte de las islas griegas. Ahora buscaban conquistar el área continental.

Atenas, orgullosa de ser la primera democracia del mundo y la única en ese tiempo, servía como guía para otras ciudades-estados griegas; las mismas ciudades que los persas buscaban conquistar. Si Atenas caía, también caería Grecia – y el curso de la civilización occidental.

“Si bajan la cabeza ante el yugo de los persas, las penurias que tendrán que sufrir … están ya determinadas. Si, por otro lado, luchan y ganan, Atenas puede crecer hasta ser la ciudad además importante de Grecia,” remarcó Herodoto en su Historia de las Guerras Persas.

En la llanura de Maratón

Las apuestas no podrían haber sido más altas cuando los dos ejércitos se encontraron en el campo de batalla.

La armada persa de 600 buques desembarcó a un estimado de entre 15,000 y 25,000 soldados a pie y a caballo al norte de Atenas. Los atenienses  organizaron un ejercito improvisado que, según indica la BBC, “estaba casi completamente conformado por soldados atenienses (entre 9,000 y 10,000). Éstos fueron reforzados por los mil hombres de Platea (el ejercito completo de esta ciudad). Todos ellos eran hoplitas pesados (soldados con pesadas armaduras en el pecho, piernas y cabeza con grandes escudos, jabalinas, pesadas espadas y lanzas).

La esperada ayuda de Esparta nunca llegaría, y, según explica HistoryNet, los griegos se vieron ante tres opciones: “marchar y encontrarse con los persas en Maratón, defender el paso de Pallini o quedarse en la ciudad y defender sus muros.”

Los griegos escogieron una confrontación abierta. Los ejércitos se encontraron en la llanura de Maratón, a 26 millas de Atenas. Reconociendo que eran menos en número y no estaban preparados para las condiciones, los griegos inicialmente dudaron.

Pero la gravedad de la situación instó al general griego Miltiades a valientemente ordenar el ataque.

“Miltiades ordenó a los hoplitas griegos formar una línea de igual longitud que la de los persas,” explica eyewitnesstohistory.com. “Luego – en un acto que su enemigo consideró absolutamente demente – ordenó a sus soldados griegos a atacar a los persas de frente.”

La táctica funcionó. Un estimado de 6,400 persas murieron, y solamente 192 griegos perdieron sus vidas. Los persas sobrevivientes intentaron avanzar hasta Atenas, creyéndola poco defendida, pero fueron nuevamente derrotados cuando los griegos lograron llegar a Atenas a tiempo para defender sus puertas.

La carrera de Maratón

Según explica la Enciclopedia Británica, la historia de que “un mensajero ateniense fue enviado desde Maratón a Atenas, una distancia de alrededor de 25 millas,” para anunciar la derrota persa antes de morir, es casi ciertamente una leyenda.

Es más probable que la leyenda haya surgido de Herodoto quien en su historia de la batalla relató que un corredor llamado Phidippides corrió desde Atenas a Esparta para pedir apoyo militar. Como lo cuenta Herodoto, Phidippides “cubrió una distancia de alrededor de 150 millas (240 kilómetros) en unos dos días.”

La importancia de la victoria griega

Eyewitnesstohistory.com se refiere a la victoria como “un momento definitorio en el desarrollo de la cultura europea.”

Mientras la batalla no fue la más grande de las guerras entre griegos y persas, fue la de mayor consecuencia, derrotando a Persia y dando confianza a las ciudades-estados griegas. Si Grecia hubiera caído bajo el poder de Persia, indican muchos historiadores, la cultura occidental no habría tomado la forma que tomó.

“En comparación con las grandes batallas que le seguirían,” indica la BBC, “fue, en términos de hombres involucrados, un asunto mediano, pero su importancia en la unificación de las ciudades-estados griegas contra Persia no puede subestimarse … Fue John Stuart Mill quien dijo que la Batalla de Maratón fue un evento más importante en la historia de Inglaterra que la Batalla de Hastings. Si el ejercito griego hubiera sido derrotado en Maratón, ¿quién sabe cómo habría terminado el mundo?”