Educación

null
AP Photo/Montgomery Advertiser, Mickey Welsh

Obama sugiere más escuela, menos vacaciones

septiembre 30, 2009
por Anita Gutierrez-Folch
Para otorgar a los estudiantes norteamericanos una ventaja competitiva, el Presidente Obama está empujando para añadir más horas al día escolar, pero los estudiantes, profesores y padres tienen reacciones divididas.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Los días escolares largos podrían convertirse en la norma

En un anuncio reciente, el Presidente Obama declaró que le gustaría extender el año escolar y acortar las vacaciones veraniegas. Según indicó el presidente, los niños en Norteamérica pasan demasiado poco tiempo en la escuela, un hecho que podría potencialmente ponerlos “en desventaja con otros estudiantes a lo lago del globo,” informa Lobby Quaid para The Associated Press.

Además de añadir horas al día de clases regular y acortar las vacaciones de verano, el presidente querría que las escuelas “abrieran hasta tarde y durante los fines de semana para que los niños tengan un lugar seguro a donde ir,” explica Quaid. El Secretario de Educación Arne Duncan indica que los estudiantes norteamericanos pasan menos tiempo en la escuela que los niños en otros países industrializados. “Los jóvenes en otros países van a la escuela por un 25 a un 30% más de tiempo que nuestros estudiantes,” dijo a AP. “Quiero nivelar el campo de juego.”

Según indica FactMonster, los niños en la mayoría de los países industrializados de Europa, Asia y Sudamérica “van a la escuela por más días y por mayor cantidad de horas que en Norteamérica.” Además, el artículo sugiere que cada otoño, gran parte del tiempo debe ser utilizado “recordando a los niños lo que olvidaron durante el verano.”

Tal como explicó Obama, el calendario educacional norteamericano es anticuado, basado en una economía agraria que no tiene lugar hoy en día. “No podemos continuar utilizando un calendario diseñado para cuando Estados Unidos era una nación de granjeros que necesitaban a sus niños en casa trabajando en los campos al final de cada día,” dijo a KERO TurnTo23. “El calendario puede haber funcionado anteriormente, pero hoy nos pone en desventaja competitiva.”

Aunque Obama admite que esta nueva medida puede ser poco popular entre padres y estudiantes, cree que es un paso necesario para que los estudiantes norteamericanos sean exitosos. “Los desafíos de un nuevo siglo requieren de mayor tiempo en la sala de clases,” dijo a AP.

Reacciones: Padres dudosos, niños estresados y altos costos

Los padres a lo largo del país han expresado sentimientos divididos cerca de la sugerencia de Obama. Tal como indica una encuesta conducida por KWQC TV6, muchos padres creen que tiempo adicional en la escuela se llevaría parte de su tiempo familiar. “Para padres que trabajamos a tiempo completo, luchamos lo suficiente,” explica Kerri Baumer, madre. “Tal vez logramos tener dos horas juntos cada noche. Para cuando terminamos con los baños y las tareas, la noche ha terminado casi.”Por otro lado, Cara Guinn, otra madre, cree que los niños no “perderán demasiado” de lo que aprenden durante el año si no “pasan tres semanas fuera de la escuela” durante el verano. 

Según indican algunos expertos, sin embargo, “mientras el plan del Presidente Obama para mejorar la educación de los niños norteamericanos con días escolares más largos y vacaciones más cortas puede mejorar sus calificaciones, también puede estresarlos,” explica Rosemary Black para el New York Daily News. En vez de alargar los días y años académicos de los niños, Black sugiere que la educación se haga más eficiente y relevante.

El blogger Bob Myer está de acuerdo con este enfoque, sugiriendo que el tema principal no son las horas y minutos en la sala de clases, sino la calidad de la educación que los niños reciben. “El asunto no es tanto sobre la cantidad de tiempo que se pasa en la escuela, sino sobre cómo se utiliza este tiempo. Simplemente añadir tiempo, o forzar a los distritos a añadir tiempo, no resultará necesariamente en estudiantes mejor educados,” escribe en su blog American Thinker.

Más tiempo en la sala de clases requeriría también un incremento en los costos. Según indica Brad Barns, de la Asociación de Profesores de Bakersfield Eementary en California, “llevar a cabo este plan podría ser difícil, particularmente a causa de la falta de presupuesto estatal,” explica KEROTurnTo23. Según sus estimados, “15 minutos extra en la escuela cada día costaría alrededor de 7 billones de dólares solamente a California.”

Del mismo modo, Jim Foster, portavoz del Departamento de Educación de South Carolina, declara que “no hay forma en la que el estado podría alargar el día escolar o el año escolar sin un montón de dinero,” que actualmente no tienen, Robert Kittle informa para AP.

Tema relacionado: Muchas escuelas en los Estados Unidos consideran una semana escolar de cuatro días

En enero, un número de escuelas alrededor de los Estados Unidos consideraron mover a sus estudiantes a una semana escolar de cuatro días para acomodar los difíciles tiempos económicos. Esta idea podría aminorar costos de transporte para los estudiantes y costos generales de mantenimiento y operación para las escuelas. Si una semana escolar corta será positivo o negativo para los estudiantes, sin embargo, sigue debatiéndose.