Ciencias

jerusalen, misterioso vaso

Vaso de 2000 años podría ayudar a aclarar los misterios del antiguo Jerusalén

septiembre 14, 2009
por Anita Gutierrez-Folch
El descubrimiento de un antiguo vaso con inscripciones en Jerusalén podría revelar información clave sobre los rituales religiosos practicados en tiempos de Jesucristo.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Inscripción confunde a los arqueólogos

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de North Carolina en Chartolle explorando el histórico Monte Sión en Jerusalén descubrieron un vaso de 2000 años inscrito con “diez líneas de misterioso texto” que “podría ofrecer una mirada a la vida diaria o los rituales religiosos en Jerusalén alrededor de los tiempos de Jesucristo,” informa Andrew Curry para National Geographic News.

El sitio donde se descubrió el vaso corresponde a un área antiguamente residencial cerca del palacio del rey Herodes el Grande, donde vivían los sacerdotes y las elites de la ciudad, explica Curry. Juzgando por el resto de los objetos descubiertos en el área, el excavador jefe Simón Gibson pudo estimar que “el vaso data entre los años 37 A.C. y 70 D.C., cuando los romanos casi destruyeron Jerusalén luego de un levantamiento judío.”

Según indica Gibson, vasos de piedra como este eran comunes en los hogares judíos de esos tiempos, particularmente en áreas donde vivían los sacerdotes. Gibson explica, sin embargo, que estos vasos usualmente no estaban marcados, con la excepción de una sola línea o un nombre. “Tener 10 líneas de texto es un hecho sin precedente,” dijo a Thomas H. Maugh II del Los Angeles Times.

Aunque la inscripción en el vaso está grabada claramente, su significado sigue siendo un misterio. Tal como escribió Maugh para el L.A. Times, “el texto está escrito en cursiva informal y es aparentemente deliberadamente críptico.” El texto parece haberse escrito en una mezcla de Hebreo y Arameo, y la presencia del término hebreo para Dios – YHWH o Yahweh – indica que el vaso era probablemente utilizado durante rituales religiosos. Sin embargo, hasta que el texto sea descifrado completamente, los estudiosos podrán solamente especular. Tal como sugiere Gibson, las inscripciones “podrían ser instrucciones sobre cómo utilizar [el vaso], o podrían tener encantamientos o maldiciones. Pero no será algo mundano como una lista de compras,” lo cita National Geographic.

Tema relacionado: ¿La escritura hebrea más antigua?

En octubre del 2008, los arqueólogos descubrieron lo que podría ser la evidencia más antigua de escritura hebrea cerca de Hirbet Qeiyafa, unas 20 millas al sudeste de Jerusalén, marcando un descubrimiento posiblemente innovador para la historia tanto bíblica como regional. El texto, escrito en un pedazo de greda, tiene aproximadamente 3,000 años, precediendo a los Escritos del Mar Muerto por 1,000 años. Aunque los arqueólogos aún no han descifrado el significado del texto, contiene raíces de las palabras “esclavo,” “juez” y “rey.” Según la datación de carbono 14 de cuescos de aceituna descubiertos en la mismo estrato del sitio, el pedazo de greda data aproximadamente entre 1,000 y 975 A.C. – la era del reino de David en Jerusalén.