Personajes

null

Edgar Allan Poe, poeta y maestro del gótico, el misterio y el género del horror

enero 18, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
Cada año, un misterioso visitante rinde homenaje a Edgar Allan Poe, dejando media botella de coñac y tres rosas rojas en la tumba del escritor. EncontrandoDulcinea recuerda la corta, trágica vida y muchas obras de este genio de lo macabro.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Primeros días de Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe nació en Boston el 19 de enero de 1809, y llevó una vida definida por la pobreza, la enfermedad y la adicción. Luego de la muerte de sus padres, Poe fue criado como hijo adoptivo de John Alan, un mercader de tabaco, y su esposa Francés en Richmond, Virginia. Aunque nunca adoptaron a Poe formalmente, Poe tomó su apellido como segundo nombre. Enviado a un internado en Inglaterra, fue un excelente estudiante, y demostró particular propensión para escribir prosa.

Poe estudió en la Universidad de Virginia, donde se unió a la Sociedad Jefferson Literaria y de Debate, distinguiéndose en Francés y Latín. Desafortunadamente, Poe incurrió en tantas deudas de juego y alcohol que fue forzado a abandonar a universidad antes de terminar su primer año. Poe se unió al Ejército de los Estados Unidos por dos años bajo el nombre de Edgar A. Perry, antes de trasladarse a West Point. Luego de que Poe fuera expulsado por mal comportamiento, Allan lo desheredó. 

En 1833, Poe se mudó a Baltimore para vivir con la hermana de su padre, Maria Clemm, y se enamoró de su joven hija Virginia, con quien se casó en 1836, cuando Virginia tenía solamente 14 años. Los tres se mudaron a Philadephia en 1838, donde Poe trabajó como escritor y editor para varias revistas.

Logros notables

Mientras trabajaba como asistente editorial en Burton’s Gentleman’s Magazine en 1839, escribió y vendió “La Caída de la Casa de Usher” a la revista. Luego publicó una colección de historias de dos volúmenes, “Historias de lo Grotesco y Arabesco,” pero no recibió nada de las ganancias.

Burtons Gentleman’s Magazine fue vendida y renombrada Graham;s Magazine. En 1841, Poe fue contratado como editor en Graham’s cuando la revista publicó “Los Asesinatos de la Calle Morgue,” ampliamente acreditada como la primera historia detectivesca del mundo.

Al año siguiente, su esposa se volvió gravemente enferma, y permaneció así hasta su muerte cinco años después. Durante este tiempo particularmente difícil, Poe escribió algunas de sus historias más famosas y oscuras, incluyendo “The Pit and the Pendulum” y “The Mask of the Red Death,” y poesis aterradora pero lirica, incluyendo “Las Campanas” y “El Cuervo.”

El sitio Web para fanáticos House of Usher ofrece una extensa biblioteca de enlaces a historias y poesía de Poe. El sitio también conecta a sitios de crítica literaria y ofrece información sobre películas, arte, canciones, historietas y otros medios que hacen referencia a Poe o sus obras.

El resto de la historia

La vida personal de Poe fue muy tormentosa. Luchó contra el alcoholismo por gran parte de su Vidal la enfermedad y muerte de su esposa fue especialmente difícil para él. A pesar de la popularidad de sus historias, Poe nunca salió de la pobreza.

Poe viajó a Philadelphia, Richmond y Norfolk, Virginia, dando charls y buscando contribuyentes para su revista. Durante su viaje, se detuvo en Baltimore, donde fue encontrado borracho y delirante. Cuatro días más tarde, el 7 de octubre de 1849, murió bajo misteriosas circunstancias, en una zanja o un bar de Baltimore. Nadie sabe con certeza la causa de su muerte: reportada como “congestión cerebral,” los historiadores han especulado que murió de causas relacionadas con el alcoholismo, un tumor cerebral o rabia. Hay quienes sugieren que, tal como era común en Baltimore en ese tiempo, fue secuestrado por una pandilla que lo obligó a votar repetidamente por un candidato político, azotándolo y dándole de beber hasta que accediera.

En 1875, los restos de Poe fueron movidos al mismo cementerio en el que su tía/suegra Maria Clemm yacía, el Cementerio de Westminster en Baltimore. Cada año en el cumpleaños de Poe, un admirador anónimo deja media botella de coñac y tres rosas en la tumba del escritor.

El año 2009 marcó el bicentenario del nacimiento de Poe. El New York Times honró a Poe con una serie de “imágenes de los manuscritos de Poe y obras publicadas de la Colección Berg de la Biblioteca Pública de Nueva York.”