Hoy en la Historia

null

Hoy en la Historia: Fuerzas norteamericanas derrotan a los británicos en Batalla de Nueva Orleáns

enero 08, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 8 de enero de 1815, el General Andrew Jackson llevó a las tropas norteamericanas a la victoria en el último gran conflicto de la Guerra de 1812, dos semanas antes de que ambas naciones firmaran un tratado de paz. El éxito militar de Jackson lo llevaría luego a la presidencia.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Fuerzas norteamericanas victoriosas en Nueva Orleáns

El 24 de diciembre de 1814, Estados Unidos y Gran Bretaña firmaron, pero no ratificaron, el Tratado de Ghent, terminando con la Guerra de 1812 y restaurando las relaciones anteriores a la guerra. Sin embargo, ya que el tratado fue firmado en lo que hoy es Bélgica, las noticias del acuerdo de paz no llegaron a Norteamérica hasta dentro de dos semanas.

Por esto, cuando los hombres del General Andrew Jackson confrontaron a una fuerza de alrededor de 10,000 tropas británicas en las pantanosas áreas alrededor de Nueva Orleáns, La., nadie sabia que la Guerra de 1812 ya había terminado.

En diciembre de 1815, las tropas británicas lideradas por el General Edward Pakenham habían llegado a Louisiana con la intención de tomar Nueva Orleáns. Jackson, que había llegado a Nueva Orleáns el 2 de diciembre, detuvo el avance de las tropas británicas con un ataque sorpresa el 23 de diciembre.

Los hombres de Jackson eran menos en número y cantidad de armamento que los británicos, quienes estaban preparados para tomar control del Mississippi y cortar las rutas de comercio norteamericanas hacia el Golfo de México.

Las tropas norteamericanas se retiraron y construyeron barreras defensivas de una milla de longitud. Durante la oscura y neblinosa mañana del 8 de enero, los británicos comenzaron a avanzar hacia los norteamericanos a través del pantanoso terreno. “El asalto de Pakenham estaba condenado desde un principio,” escribe A. Wilson Green del Chalmette National Historical Park. “Sus hombres eran un blanco perfecto mientras marchaban precisamente a través de un cuarto de milla de terreno abierto … Los dos generales mayores de Pakenham fueron asesinados al principio de la batalle, y el comandante mismo sufrió dos heridas antes de que un proyectil destruyera una arteria en su pierna, dejándolo muerto en minutos.”

Los británicos se rindieron luego de media hora de comenzada la batalla, habiendo sufrido alrededor de 2,000 bajas entre soldados asesinados, capturados o heridos. Los norteamericanos perdieron menos de cien hombres.

Aunque la Batalla de ueva Orleáns se realizó luego de que el tratado de paz hubiera sido firmado, fue una significativa victoria ya que permitió a los Estados Unidos mantener el control del Río Mississippi. Jackson habló sobre las posibles consecuencias de la batalla en una conversación con un congresista en 1837.

“Si el General Pakenham y sus diez mil veteranos hubieran aniquilado a mi pequeño ejército,” dijo Jackson, “habría capturado Nueva Orleáns y los territorios contiguos, aunque técnicamente la guerra había terminado … Gran Bretaña habría inmediatamente abrogado el Tratado de Ghent e ignorado la transacción de Jefferson con Napoleón.”

Trasfondo: La Guerra de 1812

La Guerra misma duró entre 1812 y 1815, y surgió de los continuados encuentros militares con los franceses bajo Napoleón. Los británicos, buscando mayores fuerzas navales, comenzaron a forzar a los marinos norteamericanos a servir en la Armada Real. También habían impuesto restricciones en el comercio norteamericano con los franceses, que Estados Unidos consideraba ilegal.

Los norteamericanos también objetaban la lucha británica contra la expansión de los Estados Unidos, especialmente los esfuerzos norteamericanos para anexar ciertas áreas de Canadá. “Estados Unidos había planeado anexar Canadá Superior (la base de lo que hoy es Ontario) y Canadá Inferior (la base de lo que hoy es Québec) es un ataque masivo,” explica la Sociedad Filatélica Real de Canadá.

El público norteamericano siguió la victoria de Nueva Orleáns tan cercanamente que “la guerra entera fue popularmente comprendida en los Estados Unidos como una gran victoria,” según indica la Historia Militar Norteamericana del Ejercito de los Estados Unidos. “Aunque a lo más fue un empate. La estrategia norteamericana se había centrado en la conquista de Canadá y el ataque a los buques británicos; pero la campaña terrestre falló, y durante la mayor parte de la guerra la Armada estaba atrapada tras un bloqueo británico de la costa norteamericana.”

Personaje clave: Andrew Jackson

Andrew Jackson era un veterano de la Guerra Revolucionaria y un ex representante y senador de Tennessee. Sus acciones en la Batalla de Nueva Orleáns lo convirtieron en un héroe nacional, y ayudaron a catapultar su presidencia en 1824.

“Jackson fortificó el poder de la presidencia, defendió a la Unión, ganó nuevo respeto por las políticas internacionales de los Estados Unidos y extendió la democracia a los ciudadanos,” escribe el Hermitage Museum.

Referencia: El Tratado de Ghent

El sitio Web histórico Common Sense American ofrece el texto completo del Tratado de Ghent. Conocido también como el “Tratado de Paz y Amistad entre su Majestad Británica y los Estados Unidos de América,” fue firmado el 24 de diciembre de 1814 por políticos norteamericanos influyentes, como por ejemplo John Quincy Adams.