Política

obama hu jintao, obama hu jintao reunion, obama china, barack obama hu jintao
Ng Han Guan/AP
Barack Obama y el Presidente Chino Hu Jintao se dan la mano luego de una conferencia de prensa en el Gran Salón de la Gente en Beijing el 17 de noviembre del 2009.

¿Señala la reunión de Obama con el Dalai Lama un nuevo enfoque hacia China?

febrero 18, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea

El Presidente Obama se reunirá con el Dalai Lama contra las objeciones del gobierno de China, lo que puede significar que se volverá además asertivo en su trato con el gigante asiático.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Reunión entre Obama y el Dalai Lama

El Presidente Obama tiene presupuestado encontrarse con el Dalai Lama, el exiliado líder espiritual del Tibet, el Jueves en Washington a pesar de las objeciones del gobierno chino. Obama había cancelado una reunión con el Dalai Lama en octubre en una movida que fue entendida por muchos como un intento de aplacar a los chinos antes de varias reuniones importantes en noviembre y diciembre.

En su primer año en el puesto, Obama intentó mejorar las relaciones adoptando una posición conciliadora y evitando hacer comentarios sobre temas de derechos humanos. Sin embargo, las relaciones se han vuelto tensas a medida que China se ha vuelto más violenta en su trato con los Estados Unidos en los últimos meses. Las dos naciones han estado en desacuerdo en una serie de temas, incluyendo el cambio climático, las sanciones sobre Irán, la evaluación del yuan, las ventas de armas de los Estados Unidos a Taiwán y los cyberataques chinos a Google.

Opinión y análisis: El estado de las relaciones entre China y los Estados Unidos

La reunión con el Dalai Lama podría significar una nueva dirección en las relaciones entre los Estados Unidos y China. La administración de Obama, habiendo tenido poco éxito en aplacar a China, podría tomar un enfoque más asertivo.

La reunión, indica The Economist, es un “momento para demostrar que el Sr Obama está listo tanto para señalar su preocupación por los derechos humanos y para adoptar una política exterior más asertiva.”

Kelley Currie, del Instituto Project 2049, argumenta que el silencio de Obama sobre el Tibet y los temas de derechos humanos ha reducido su “influencia sobre Beijing porque demuestra que está preparado para comprometer sus principios a largo plazo por ganancias a corto plazo.” Pero si “toma un enfoque más consistente y basado en principios sobre el Tibet,” dice, “podría aún recuperar su estatus en China.”

Pero Martín Jacques, autor de “Cuando China domina el Mundo: El Fin del Mundo Occidental y el Nacimiento de un Nuevo Orden Global,” indica que la deferencia de Obama para con China fue el enfoque correcto. Jacques cree que Estados Unidos está en declive y debe reconocer “que no puede ya asumir una relación de superioridad en su trato con China, y debe buscar un nuevo entendimiento de China en vez de esperar que siga tomando el segundo lugar.”

“Omaba estuvo en lo correcto en dos puntos: Primero, Estados Unidos tiene que aprender a lidiar con China en términos igualitarios y, segundo, debe tener en cuenta el papel de China como su acreditador,” escribe.

Otros están dudosos de que esta sea verdaderamente una nueva era en las relaciones entre China y los Estados Unidos. Minxin Pei, un profesor de política del Claremont McKenna College, cree que el estado actual de las relaciones es temporal y no un signo de hostilidades futuras.

“Los gobernantes de Beijing son duros, pero cautos y realistas,” escribe. “Es poco probable que se hayan hecho creer que son lo suficientemente fuertes como para menospreciar a los Estados Unidos … Lo que yace en el futuro debería ser familiar para los observadores de la China: luego de que la tormenta haya pasado, Beijing y Washington comenzaran a reparar los daños.”