Hoy en la Historia

null

Hoy en la Historia: Primera mujer ejecutada en la silla eléctrica

marzo 20, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 20 de marzo de 1899, Martha M. Place se convirtió en la primera mujer en ser ejecutada en la silla eléctrica luego de haber asesinado a su hija.


  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Ejecución es el resultado final de un terrible asesinato

Martha Place “lanzó acido sulfúrico” a la cara de su hija de 17 años, y luego la “ahogó con una almohada en febrero de 1898,” según explica el blog de David Noon, profesor de historia de la Universidad de Alaska Southeast.

La ejecución de Place fue documentada por el New York Times, que informó que Place “fue hacia su muerte con calma.” Place tenía puesto un vestido negro que le hicieron poner para “su esperado nuevo juicio,” y tenía un libro de oraciones en la mano. Al sentarse en la silla eléctrica, dijo, “Que Dios me ayude.” El Times informó que la noche anterior a su muerte, Plae leyó su Biblia y se arrodilló repetidamente a rezar. Su cuerpo fue enviado a East Millstone, N.J.

Noon escribe, “Place fue descrita en la prensa como ‘poco atractiva, vieja, con mal humor, no amada por su marido.’ Según indican oficiales de la prisión – que llevaron a cabo la ejecución luego de que el Gobernador Theodore Roosevelt se rehusara a perdonar la sentencia – su electrocución fue rápida y eficiente” en la Prisión Sing Sing.

Opinión y análisis: Género y pena de muerte

En el 2004, la Unión de Libertades Civiles Norteamericana publicó los resultados de la “primera encuesta nacional de mujeres en pena de muerte,” que mostró que “las mujeres que han sido sentenciadas a muerte suelen ser sujetas a difíciles condiciones de vida, incluyendo ser forzadas a vivir en virtual aislamiento, y muchas son sentenciadas por crímenes que no resultan en sentencias de muerte para hombres.”

Mary Atwell, profesor de justicia criminal en Ratford University, ha investigado a las mujeres norteamericanas bajo pena de muerte, centrándose en “11 mujeres que han sido ejecutadas desde que los Estados Unidos reinstauró la pena de muerte en 1976” en su libro “Wretched Sisters: Examining Gender and Capital Punishment.” Atwell argumenta que las mujeres que fueron ejecutadas “no lograron alcanzar las expectativas de cómo las mujeres respetables deberían comportarse.”

Pero “la tesis de Atwell no es que las mujeres son las únicas abusadas por el sistema” según indica el Roanoke Times. En vez, hay fallas en el sistema, particularmente porque “cada miembro del jurado debe estar dispuesto a votar por la pena de muerte.” Atwell sugiere que “hacer la pregunta al principio del juicio implica culpa.”

Tema relacionado: Mujeres bajo pena de muerte

Amnistía Internacional (AI) documenta lo que cree son las ejecuciones de “criminales mentalmente inestables,” y cuenta entre ellos a Betty Lou Beets, ejecutada en Texas el 24 de febrero del 2000, menos de un mes antes de su cumpleaños numero 63. “El jurado no fue informado sobre evidencia mitigante crucial, incluyendo la traumática historia de Beets que incluía abusos físicos y sexuales desde temprana edad,” informa AI.

En septiembre del 2005, Francés Newton se convirtió en la “tercera mujer y primera mujer de color en ser ejecutada” en Texas desde 1982, según indica CBS News. Antes de su muerte, “unos 50 manifestantes cantaron a las afueras de la prisión, pero la multitud fue mucho menor que la que se juntó para Karla Faye Tucker en 1998, “la primera mujer ejecutada en Texas desde la Guerra Civil.”

Referencia: Prisión Sing Sing

TruTV documenta la creación de Sing Sing en Ossining, N.Y., que hoy “tiene más de 2,000 prisioneros y emplea a aproximadamente 1,000 personas.” Durante mediados de los años 50, los prisioneros “recibían una ración de solamente dos huevos al año y la fruta era extremadamente escasa. Cuando algunos prisioneros tenían la audacia de pedir más comida, eran apaleados por sus esfuerzos.”