Hoy en la Historia

null
Matty Zimmerman/AP
Día V-E, Times Square.

Hoy en la Historia: Día V-E termina con la Segunda Guerra Mundial en Europa

mayo 09, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 8 de mayo de 1945, Alemania oficialmente cesó sus operaciones militares, terminando con el conflicto europeo de la Segunda Guerra Mundial y motivando celebraciones masivas en los países Aliados.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Rendición trae celebraciones, duelos

Para 1945, Alemania estaba en retirada y las fuerzas Aliadas se estaban centrando en Berlín desde el este y el oeste. La capitulación alemana era inminente. El 30 de abril, Hitler se suicidó, dejando a Kart Donitz en el poder. Donitz inmediatamente buscó negociar una rendición condicional con las fuerzas aliadas occidentales, pero los Aliados no aceptarían nada menos que una rendición incondicional.

Luego de una semana de negociaciones poco exitosas y rendiciones de las tropas, Donitz finalmente accedió a rendirse incondicionalmente. La mañana del 7 de mayo, en el cuartel de Dwight Eisenhower en Reims, Francia, el Coronel General Alfred Jodl firmó el instrumento de la rendición.

Más tarde al día siguiente, en una ceremonia formal en Berlín, una segunda rendición incondicional fue firmada por el General Mariscal de Campo Wiljelk Keitel. Bajo los términos de la rendición, todas las operaciones militares alemanas deberían cesar a las 11:10 p.m. del 8 de mayo.

Luego de las noticias de la rendición alemana, celebraciones espontáneas irrumpieron a lo largo de los países Aliados, incluyendo las hoy famosas celebraciones de victoria en Times Square en Nueva York y Trafalgar Square en Londres

En Londres, “marineros norteamericanos y risueñas niñas formaron una línea de conga en medio de Piccadilly y los cockneys se unieron de brazos en Lambeth Walk,” escribió la columnista del New Yorker Mollie Panter-Downes. “Fue un día y una noche sin plan especifico ni celebraciones organizadas. Cada grupo bailó su propio baile, cantó sus propias canciones y siguió su propio espíritu.”

Las celebraciones incluyeron una revuelta motivada por el alcohol en Halifax, mientras que la Costa Oeste permaneció cuidadosa de la amenaza japonesa aún presente.

Pero para muchos, el día V-E significó tanto duelo como celebración. Los sentimientos de un marinero británico eran típicos: “Al enterarse de la noticia sintió euforia inmediata y marcó la ocasión con champaña ‘liberada.’ Pero luego la reacción ocurrió al pensar en sus amigos que habían muerto, y ya no se sintió con animo de celebrar.”

Trasfondo: La caída de Berlín y la muerte de Hitler

La Batalla por Berlín fue la baratta decisiva de la Guerra en Europa, terminando con la caída del Tercer Reich. Stalin, esperando tomar Berlín antes de que los Aliados occidentales pudieran, lanzó un masivo ataque de artillería sobre la ciudad comenzando el 15 de Abril. El 30 de abril, con su bunker bajo fuego y su cuidad capital en ruinas, Hitler se suicidó. La noche del 2 de mayo, las tropas alemanas se rindieron ante los soviéticos.

Personajes clave: Eisenhower y Doenitz

Dwight David Eisenhower nació en 1890 y fue a la Academia Militar de los Estados Unidos por varios años antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial. Eisenhower pasó la guerra en los Estados Unidos, comandando un centro de entrenamiento para tanques, según indica Military.com. Durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en Comandate General del Teatro Europeo. En 1944, lanzó la invasión del Día-D sobre las playas de Francia. Luego de la rendición de Alemania, Eisenhower fue promovido a Jefe de Personal del Ejército, y fue elegido presidente en 1952, sirviendo por dos periodos. Eisenhower murió en 1969.

Karl Doenitz sirvió como oficial de submarinos en la Primera Guerra Mundial, y luego reconstruyó la flota de submarinos de Hitler. En 1943 se convirtió en comandante de la Armada alemana. Doenitz perdió a sus dos hijos en la guerra, y luego de la rendición, las fuerzas aliadas lo capturaron para luego someterlo a juicio en Nuremberg. Ahí fue sentenciado a 10 años de cárcel, aunque no se lo culpó por crímenes contra la humanidad. La BBC describió su sentencia como una de las más controversiales.

“Muchos del ejército de los Aliados lo consideraban un oficial honorable que no se merecía ser castigado con personas como Goering,” dijo la BBC.

Luego de su sentencia en prisión se retiró, escribió sus memorias y murió en 1980 a la edad de 89.