Hoy en la Historia

null

Hoy en la Historia: Samuel Morse envía primer telegrama en los Estados Unidos

mayo 24, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
El 24 de mayo de 1844, Samuel Morse lanzó el primer servicio de telegramas del país, enviando su hoy-famoso mensaje, “¡Que ha traído Dios!” por telegrama desde Washington a Baltimore.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Morse envía “¡Que ha traído Dios!” por telegrama

El telegrama de Morse, “¡Que ha traído Dios!” citaba el verso de la Biblia de los números 22:23. Según indica la Biblioteca del Congreso, el mensaje de Morse fue sugerido por Annie Ellsworth, la hija de uno de los amigos de Morse.

Morse no fue el inventor del telegrama, pero junto con Alfred Vail, creó el telégrafo electromecánico. Morse también creó el código Morse.

“Sus logros comenzaron una de las revoluciones más importantes en la historia de Norteamérica: la revolución de la comunicación,” según indica el Australian Centre for the Moving Image.

Luego del primer mensaje, otros inventores desarrollaron aparatos rivales y adquirieron patentes rivales. Según indica el Lemelson Center del Smithsonian, en 1851, más de 50 compañías de telégrafos operaron a través de los Estados Unidos. La industria estaba inicialmente plagada de confusión, con diferentes sistemas telegráficos desarrollados por dueños de patentes que vendían licencias a líneas independientes a lo largo del país.

A medida que el tiempo pasó, las compañías de telégrafo adquirieron compañías regionales menores, y algunas de las compañías mayores fueron compradas por sus competidores o simplemente quebraron. Los empresarios Hiram Sibley y Samuel L. Selden compraron la mayoría de las compañías en el oeste de los Estados Unidos, consolidándolas en la Western Unión Telegraphy Company. Según indica EH.net, Western Unión se convirtió en la compañía telegráfica dominante en los Estados Unidos en 1866.

Trasfondo: Telégrafo electromecánico y el Código Morse

Samuel Morse y Alfred Vail (quien ayudó a Morse con la tecnología) crearon la idea de un telégrafo electromecánico en 1832. El aparato detendría la corriente eléctrica en un alambre y el receptor interceptaría este corte de electricidad para deducir mensajes. E Lemelson Center informa que cinco años antes, con ayuda adicional de Leonard Gale, la invención estuvo lista y los hombres postularon a una patente. El gobierno puso los fondos para que Morse pudiera construir una línea desde Washington a Baltimore.

Según indica el Australian Centre for the Moving Image, para crear el código Morse, Morse estudió el idioma inglés, asignando los patrones más simples de puntos y rayas para las letras más comunes para facilitar la comunicación. El Centre llama al código “una de las invenciones más influyentes y beneficiales de la historia norteamericana.”

Stephen Moss de The Guardian escribe que el código Morse sigue estando en uso hoy, particularmente en la industria de radio y entre los operadores de radio aficionados. “No hay barrera de lenguaje – los puntos y rayas son el Esperanto de las líneas radiales; no se necesita un computador caro, por lo que los cuatro quintos del mundo que no tienen acceso a Internet pueden comunicarse,” explica Carlos Eavis, manager de radio aficionado en la Sociedad Radial de Gran Bretaña.

Personaje clave: Samual F.B. Morse (1791-1872)

Samuel F.B. Morse nació el 27 de abril de 1791. Estudió en Yale, pero según explica Locust Grove, el amor por la pintura de Morse lo inspiró a estudiar en Europa. Para 1825, “se convirtió en uno de los pintores más respetados de su tiempo,” explica el sitio Web.

Fue durante un viaje de regreso de Europa que Morse tuvo la idea de crear el telégrafo eléctrico.

La Biblioteca del Congreso ofrece una serie de documentos primarios relacionados con Morse, incluyendo una fotografía de su famoso mensaje telegráfico, sus papeles, un autorretrato y el “Colored Sketch of Railway Telegraph.”

Desarrollos posteriores: El cable trasatlántico

El telégrafo de Morse cambió la forma en la que las personas se comunicaron a través de Norteamérica. Hasta mediados del siglo 19, largos y laboriosos viajes en barco eran la única forma de mandar mensajes a Europa. PBS informa que la necesidad de crear un cable trasatlántico – “un cable de 2,000 millas de longitud que descansaría tres millas bajo el Atlántico” – seria muy difícil. Pero según indica PBS, el 27 de julio de 1866, el primer mensaje, “Gracias a Dios el cable está listo,” fue enviado desde los Estados Unidos a Europa.