Tecnología

null

10 pasos para una mejor busqueda en Internet

abril 14, 2010
por el Equipo de encontrandoDulcinea
Buscar informacion en la Red puede ser mas dificil y menos efectivo de lo que parece. Sigue esta serie de pasos para optimizar tus busquedas en Internet, realizar busquedas exhaustivas y obtener mejores resultados.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Fase 1: Planificación

1. Pensar antes de buscar
Al realizar una búsqueda en la Red, no ingreses lo primero que se te ocurra en Google. Dedica un tiempo a planificar tu búsqueda. Esto te ayudará a encontrar resultados que ahorrarán tiempo a la hora de escribir tu ensayo y facilitarán la obtención de una buena calificación.

Si apresuras la búsqueda sin tener un plan previo, terminarás seleccionando los mismos resultados una y otra vez, y finalmente escogiendo resultados que no son realmente útiles. Los resultados poco satisfactorios de una búsqueda causarán que pierdas tiempo al escribir tu ensayo, y significarán finalmente una calificación baja.

Por eso, planea para alcanzar el éxito. Re-escribe la tarea en tus propias palabras. Luego, haz una lista de términos de búsqueda claves, y crea una serie de términos que puedes buscar en combinaciones de dos, tres o más. Cuando encuentres un buen resultado, busca las palabras más importantes dentro de él, y luego añádelas a tu lista. Prueba con una serie de combinaciones de palabras claves, revisa los resultados de cada una y luego selecciona las mejores, utilizando los criterios expuestos en los pasos 7-10 a continuación.

También, mantén un recuento de los sitios que has revisado. Esto ayudará a evitar pasar nuevamente por sitios poco satisfactorios y también ayudará a citar cada fuente utilizada apropiadamente.

Lee el artículo “Comenzando un Proyecto de Investigación en Línea” para más consejos sobre cómo comenzar.

2. Haz que los motores de búsqueda trabajen para tí
Si tu tarea es explicar cómo las águilas calvas fueron salvadas de la extinción, e ingresas el termino “águilas” en el motor de búsqueda, encontraras mucha información sobre

•    Un equipo de fútbol de Philadelphia;
•    Una banda de rock de California
•    Otros tipos de águilas; y
•    Artículos sobre águilas no relacionados para nada con la extinción.

Si ingresas una sola palabra o una pregunta en la barra de búsqueda, no estas utilizando todo el poder del motor de búsqueda para encontrar información. Utiliza combinaciones de varias palabras claves. Luego, en la mayoría de los motores de búsqueda, es posible limitar tu búsqueda utilizando palabras comunes como Y, O, NO o utilizando comillas para indicar que estás buscando una frase exacta. Si buscas (“águilas calvas” Y extinción NO fútbol), probablemente no obtendrás resultados sobre un equipo de fútbol, una banda de rock o las águilas doradas.

Para más, lee el artículo Hacer que los Motores de Búsqueda Trabajen para Ti: Consejos para Mejores Busquedas.

También, muchos motores de búsqueda tienen opciones avanzadas o de uso especial que ayudan a limitar tus resultados. Revisa los enlaces a continuación para encontrar opciones avanzadas de los motores de búsqueda más populares:

Básicos sobre la búsqueda en Google: Más ayuda para buscar
Más de Google
Ayuda de Bing
Sobre Ask.com: Consejos de búsqueda avanzados

3. No creas todo lo que lees
Se escéptico; querrás encontrar la mejor información posible, en vez de lo primero que se “vea bien” o “suene bien.” Cualquier persona puede publicar algo en la Red, de forma barata y fácil. Muchos resultados de búsqueda serán poco creíbles o completamente irrelevantes.

Siempre verifica la información confirmando con múltiples fuentes. Si encuentras que varios sitios Web no relacionados y creíbles están de acuerdo sobre un tema, tu búsqueda puede haber llegado a su fin. Este no sería el caso si lees algo solamente una vez.

Fase 2: Decidiendo dónde buscar

4. Los motores de búsqueda no son siempre los mejores lugares para comenzar una búsqueda en línea
Primero que nada, ¿deberías estar usando la Red en primer lugar? Muchas escuelas ofrecen acceso a notables bases de datos que pueden ser un lugar mucho mejor para comenzar una investigación. Puede que sean más difíciles de comenzar a usar, pero pueden ayudarte a encontrar la información creíble que necesitas más rápidamente que cualquier motor de búsqueda en línea.

Cuando se trata de la Red, pregunta a una bibliotecaria o profesora si pueden recomendar una lista de sitios Web para revisar primero, o revisa en el sitio Web de tu escuela. Puede haber entre tres y cinco sitios Web que cubren tu tema en profundidad, y puedes ahorrar mucho tiempo buscando solamente en estos sitios.

5. Prueba con varios motores de búsqueda, no solamente uno

Utiliza varios motores de búsqueda. Aunque los grandes motores de búsqueda comerciales suelen ofrecer resultados similares, su forma de operar es lo suficientemente distinta como para utilizar varios de ellos para cada proyecto de investigación para ayudar a descubrir recursos diferentes. Intenta con un meta-motor de búsqueda, como Zuula, que revisa varios motores de búsqueda al mismo tiempo.

Siempre deberías comenzar con el motor de búsqueda más adecuado para tu búsqueda – que no siempre resulta ser Google o Bing. Los motores de búsqueda especializados suelen revisar un grupo especifico de sitios Web, o utilizan métodos diferentes para investigar la Red, por lo que casi siempre generarán resultados mejores y más específicos en categorías particulares. Por supuesto, también recomendamos nuestro propio motor de búsqueda, SweetSearch, un motor de búsqueda para estudiantes, que solamente busca entre 35,000 sitios Web que nuestro equipo de investigación especializado ha evaluado y aprobado. 

Para otros motores de búsqueda que deberías considerar, dependiendo del tema de investigación, lee:

findingDulcinea: Escogiendo un Motor de Búsqueda
Escogiendo el mejor motor de búsqueda para sus necesidades informativas

6. Busca en profundidad; los mejores resultados no son siempre los primeros

Los mejores resultados suelen no estar al principio de la página – ni incluso en la primera página. Algunos sitios Web son muy buenos a la hora de hacer que su contenido aparezca al principio de las listas en los motores de búsqueda, por razones que no tienen nada que ver con la calidad de este contenido. Por lo tanto, los resultados que aparecen al principio de una lista de resultados pueden no ser útiles, mientras que los excelentes sitios que harán que tu ensayo destaque pueden estar varias páginas después. Por eso, busca más allá de los primeros resultados e incluso de las primeras páginas. ¡Busca en profundidad!

Fase 3: Evaluando tus resultados

7. ¿Estas evaluando una fuente primaria? ¿Por qué no?
Los mejores recursos de investigación que puedes encontrar en línea serán fuentes primarias, tales como recuentos de revistas o periódicos o letras, diarios, películas o fotografías escritas o grabadas al momento del evento. Con las fuentes primarias, no tendrás que preocuparte de que la información se vea distorsionada entre una interpretación y otra.

Aquí hay algunos consejos para encontrar recursos primarios: Descubriendo Material de Primera Fuente.

Y, dado que no todo tu material será de primera fuente, utiliza los consejos en este artículo para ayudarte a encontrar si estás lidiando con el editor original de un artículo o una copia en línea: Encontrando la Verdadera Fuente de tu Recurso.

8. ¿Quién creó el sitio Web y escribe sus artículos? ¿Por qué?
Encontrar información en la Red es como ser un buen detective policial: la información es solamente tan buena como su fuente. Y, como buen detective, un buen investigador de la Red jamás decide utilizar información sin considerar quién se la entregó. Se pregunta, “¿Quién creó este sitio Web, y quién es el autor del contenido que estoy leyendo?”

Cuando visites un sitio Webm revisa la página principal y la sección Sobre Nosotros para determinar de lo que el sitio se trata realmente. Si el sitio no lista el nombre del editor y el equipo de administración—y este suele ser el caso—abandona el sitio y visita otro. Jamás confiarías en un libro sin conocer su autor y editor; ¿por qué confiar en un sitio Web sin tener esa misma información? También, busca información sobre el editor o autor buscando sus nombres en un motor de búsqueda. Cualquier editor o autor creíble debería ser mencionado en otros sitios Web de buena reputación.

Muchos tutoriales de la Red te indicaran que revises el “dominio de alto nivel”—las letras al final de una dirección Web, tales como .com, .edu, .gov y .org. Durante la primera era de la Red, los sitios que terminaban en .edu, .org y .gov generalmente podían ser consideradas confiables. Pero para comprender por qué esto dejó de ser cierto, lee “Los Dominios de alto nivel no son una clave tan útil como se suele creer.”

Un signo de alerta que hemos descubierto en nuestro trabajo es que los sitios Web cuyo nombre describe su producto no suelen ser confiables. Muchos de los nombres de estos sitios Web fueron comprados hace mucho tiempo por personas cuyo interés primario en operar su sitio Web es vender productos, no ofrecer información creíble. Por lo que ten especial cuidado al evaluar un sitio Web cuy nombre incluya palabras como “gratis/descuento/mejor/tu/parati/Web.”

Cuando encuentras contenido en Wikipedia, ¿sabes quién lo escribió? No, no lo sabes. Los contribuyentes de Wikipedia son anónimos; no se sabe nada sobre ellos ni sus credenciales. Puede ser un buen lugar para conducir tu investigación previa y encontrar palabras claves que buscar, pero antes de usarla para nada más, lee “10 Razones por las que los estudiantes no pueden citar o confiar en Wikipedia.”

Para más información sobre sobre quién edita un sitio Web y escribe sus artículos, lee “Pregunta Numero Uno: ¿Quién escribió esto?

Como un detective policial te diría, una vez que descubres quién, debes descubrir sus motivos. ¿Quiere este sitio venderte algo? ¿Tiene este sitio prejuicios sociales o políticos? Estos factores pueden intervenir en el tipo de información que el sitio ofrece y evita, y si esta información contiene un prejuicio infundado o una visión objetiva de un tema. En nuestras investigaciones, hemos descubierto ciertos de sitios Web que parecen ofrecer información valida pero fueron realmente creados con otro propósito.

Para más información, incluyendo algunos excelentes ejemplos de sitios que pretenden ser una cosa pero son realmente otra, lee “Pregunta Numero Dos: ¿Por qué escribieron esto?

El Detective de la Red ofrece “Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo,” cubriendo engaños en línea y algunas formas comunes de descubrirlos, junto con varios ejemplos reales.

La Biblioteca de UC Berkeley
ofrece una guía un poco más avanzada para evaluar sitios Web.

9.    ¿Cuándo fue la información escrita o revisada por última vez?
Ya que los eventos se desarrollan durante horas, días o semanas, las historias suelen variar bastante. Lo que una fuente dice sobre un descubrimiento científico, una persona viva, una guerra, una nueva tecnología o muchas otras cosas puede volverse falso rápidamente. Por eso, siempre revisa las fechas de tus recursos. Si no puedes darte cuenta de cuándo fue escrito un artículo, sigue buscando hasta encontrar una buena fuente sobre el tema que tenga una fecha reciente, para que puedas ver si algo ha cambiado. Siempre utiliza un nuevo motor de búsqueda para ver si hay algún desarrollo posterior, y realiza una búsqueda con el año actual como uno de los términos. Utiliza las opciones de búsqueda avanzada para encontrar resultados recientes. 

Por otro lado, si estas escribiendo sobre un tema histórico, deberías asegurarte de incluir documentos de primera fuente, tales como periódicos y recuentos en revistas escritos al momento del evento. Si un evento ocurrió en julio de 1950, entonces las fuentes escritas en ese mes pueden ofrecer información más precisa sobre lo que ocurrió que una fuente escrita hoy, 60 años después.

Para más información, lee “Pregunta Numero Tres: ¿Cuándo escribieron esto?”

10. ¿Están los avisos claramente diferenciados en el sitio, o se hacen pasar como información?
Muchos sitios Web creíbles tienen avisos publicitarios, pero cuando los avisos comienzan a verse mezclados con el contenido del sitio, puedes encontrar que el contenido no es confiable. Al igual que un infomercial en televisión es un aviso publicitario disfrazado de información, algunos sitios Web crean información pensada solamente para vender un producto.