El Mundo del Trabajo

encuentros de negocios

El Mundo del Trabajo: Modales Corporativos

octubre 09, 2008
por Rachel Balik
La mayor parte de su vida se desarrolla en un ambiente de trabajo. En nuestra sección “El Mundo del Trabajo” ofrecemos consejos y sugerencias para navegar por el escenario de la oficina en forma exitosa. Tanto si tiene ya un trabajo o está buscando uno, entender el establecimiento de contactos profesionales, la etiqueta de los negocios y cómo causar una buena impresión es esencial para su carrera. A continuación encontrará datos y consejos para presentarse personalmente y representar a su compañía en forma estelar.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Pasos en falso fatales

Si ha pasado su periodo universitario exitosamente y encontrado un trabajo, lo más probable es que tenga una idea bastante clara de los modales adecuados en situaciones sociales y de trabajo. Seguramente se vistió apropiadamente para su entrevista, fue considerado(a), perceptivo(a) y atinado(a) tanto durante como luego de sus conversaciones y no olvidó enviar una nota de agradecimiento. Pero adelante el tiempo a su primera reunión con un cliente, y se encontrará agonizando sobre cualquier pequeño detalle que ni siquiera imaginó anteriormente. Si está hospedando a un cliente, quién debe entrar primero por la puerta giratoria, él/ella o usted? Está claro que no debería estar debatiendo este punto a último minuto. Complete el cuestionario de “Miss Business Manner” de USA Today, y aprenda a no cometer errores tales como olvidar avisar a sus clientes que están en altavoz, no admitir que ha olvidado un nombre o titubear a la hora de pagar la cuenta en un almuerzo de negocios.
Jacqueline Whitmore, autora de “Business Class: Etiquette Essentials for Success at Work” (“Clase Ejecutiva: Esenciales de Etiqueta para el Éxito en el Trabajo”) recomienda también nunca masticar con la boca abierta durante el almuerzo o la cena, y saltarse ese vaso de vino si sus clientes no beben. Otros de los consejos de buen comportamiento que comparte con la revista Time incluyen usar sus tarjetas de presentación con discreción. “No las entregue a todo el mundo como si estuviera repartiendo panfletos de propaganda en la esquina de Times Square”, aconseja Whitmore. Si alguien quiere su tarjeta de presentación, se la pedirá, y si realmente necesita entregarla, hágalo con cortesía. Si su contacto de negocios es Europeo y quiere saludarlo(a) con besos en ambas mejillas, sea educado(a) con esto también; sobresaltarse por diferencias culturales no es profesional.

Avance con su mejor pie

A medida que avanza en el mundo de los negocios, experimentará una mayor variedad de circunstancias que requieren de buen juicio. Hay elementos básicos que puede chequear de su lista para asegurarse de que está causando una buena primera impresión, y Emily Post sabe exactamente cuáles son. Tanto si tiene una entrevista, un almuerzo con su jefe o una reunión con un cliente, no debería dejar pasar ninguna de estas sugerencias. Es cierto que la lista tiene un tono ligeramente anticuado, pero asegurarse de que sus uñas estén limpias nunca pasa de moda. Otros consejos, tales como asegurarse de llevar solamente lo esencial en su cartera o revisar que su lápiz funcione al ir a una entrevista son menos obvios pero igualmente esenciales. 
Otro detalle esencial a la hora de conocer gente nueva es su propia personalidad. Si es tímido(a), puede preferir evitar situaciones de encuentros de negocios u otras interacciones sociales necesarias para avanzar en su carrera. Según CIO.com, los seres humanos están programados para hacer conversación; si toma pequeños pasos, puede convertirse en un emprendedor sociable en muy poco tiempo. O, por lo menos, será capaz de mantener una conversación fluida y funcional con un extraño sin verse paralizado(a) por el miedo. Comience por sonreír, hacer preguntas o conversando más con amigos y familiares. Keith Ferrari, autor de “Never Eat Alone”  (“Nunca coma sólo”) sugiere conocer sus propias pasiones, ya que al compartirlas se convierte en un interlocutor más interesante. Tendrá así la oportunidad de encontrar intereses comunes con otros, y podrá siempre tener un tema seguro de conversación si ésta no fluye. Más que nada, emitirá buenas vibras y tendrá algo que ofrecer para enriquecer la conversación.

Ahora, si las cosas progresan, querrá entregar su tarjeta de presentación. Por supuesto, para poder hacer esto tendrá que tener una. Sus colegas y clientes se impresionarán si anota su información personal en una servilleta. The Virginia Engineer explica por qué necesita tener tarjetas de presentación y qué debería incluir en ellas. Existe incluso una forma correcta de entregar su tarjeta de presentación: pásela al derecho para que la persona que la recibe pueda comentar sobre ella. Usted debería al mismo tiempo comentar sobre cualquier tarjeta que reciba; cualquier detalle que demuestre que está concentrado(a) y ha leído la información en la tarjeta le hará parecer interesado(a) e inteligente.