Deportes

Esmailyn Gonzalez, Esmailyn Gonzalez nationals
Nick Wass/AP
Esmailyn Gonzalez

Fraude del prospecto de los Nationals es sintomático de el corrupto sistema dominicano

febrero 21, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
Esmailyn González utilizó un nombre y edad falsos al firmar su contrato, una practica común en un país donde los jugadores suelen ser explotados por agentes callejeros y cazatalentos.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

González usa nombre y edad falsos

Sports Illustrated informó el martes que el prospecto de 19 años de los Washington Nationals Esmailyn González se llama realmente Carlos Álvarez Daniel Lugo tiene 23 años. Lugo había mentido sobre su edad al ser reclutado en la Republica Dominicana, su país de origen, para despertar el interés de los equipos de las ligas mayores.

Sam Kasten, presidente de los Nationals, declaró en una conferencia telefónica el día miércoles que estaba “muy enojado” por esta situación. Kasten continuó diciendo que “había cosas muy elaboradas, y tengo que realmente acreditar al departamento de investigaciones de la MLB (Liga Mayor de Béisbol) por resolver este caso. Tengo a gente examinando todas las posibles opciones con respecto a las inquietudes legales y financieras.”

Lugo firmó con los Nationals en el año 2006, recibiendo 1.4 millón de dólares como bono por cierre de contrato. El jugador, considerado el décimo mejor prospecto para los Nationals por Baseball America, bateó un .342 con 33 RBIs en la Gulf Coast League (para novatos) el año pasado. Un cazatalentos comentó a Sports Illustrated que “esos son excelentes números, pero es normal que alguien tanto mayor que su competencia tenga ese promedio de bateo.”

No se sabe aun lo que los Nationals harán con Lugo, que ahora tiene poco valor como prospecto. Lugo ha obtenido un nuevo pasaporte y una visa de trabajo – a pesar de las advertencias previas del gobierno de los Estados Unidos de que los jugadores con falsas identidades jamás obtendrían visas – que será enviado al campo de entrenamiento primaveral del equipo el 13 de Marzo. El equipo puede intentar recuperar todo o parte de su bono por cierre de contrato, aunque es más probable que simplemente lo despidan.

Lugo es el último de una larga línea de jugadores dominicanos que han mentido sobre sus edades a importantes equipos de la liga mayor. Esta práctica es impulsada por los agentes callejeros, conocidos también como “buscones”, que han sido acusados de explotar a los jugadores jóvenes y de robar dinero.

Stanley King, agente de Lugo, declaró este jueves que cree que Lugo es la víctima en esta situación: “No sé dónde están los origines de este asunto. Me parece que esto es demasiado complicado e involucrado para un muchacho de 19 ó 20 años que proviene de un trasfondo poco privilegiado… Puede haber sido engañado tanto como cualquiera.”

El buscón de Lugo, Basilio Vizcaíno, es amigo de los ejecutivos de los Nationals José Rijo y José Baez. El caso de Lugo fue investigado el año pasado por la Liga Mayor de Béisbol y el FBI como parte de una investigación mayor sobre el sistema de buscones que reveló que ciertos empleados de la Liga Mayor de Béisbol habían conspirado con buscones para extraer dinero de los contratos de los jugadores. Rijo y Jim Borden, manager general de los Nationals, fueron sujetos a la investigación, pero aun no se han presentado cargos contra ellos.

Trasfondo: Falsas identidades y el corrupto sistema de los buscones

Identidades Falsas

Los jóvenes prospectos de la Republica Dominicana, donde los registros de nacimiento tienden a ser bastante descuidados, suelen mentir sobre sus edades para atraer a los cazatalentos de las ligas mayores. La mayoría de ellos, como Lugo, dicen ser más jóvenes para aparentar un mayor potencial. Ocasionalmente, como en el caso de Adrian Beltre, un jugador de menos de 16 años asegurará tener esa edad, ya que es la mínima con la cual un jugador puede firmar un contrato.

Los jugadores, usualmente con la ayuda de un buscón, crean identificaciones falsas o utilizan los documentos de un familiar. En un caso particularmente extraño, “Isabel” Girón, ex-jugador de los Padres en la liga menor, utilizó el certificado de nacimiento de su hermana, cinco años menor que él.

La MLB (Liga Mayor de Béisbol) y el gobierno de los Estados Unidos han tomado medidas esta década para minimizar esta práctica. En el año 2000, la MLB estableció una oficina en Santo Domingo que trabaja con el gobierno para autentificar certificados de nacimiento.

En el año 2001, luego de los ataques del 11 de septiembre, el Departamento de Estado anunció que se volvería mucho además estricto en cuanto a las identificaciones falsas. En una reunión de managers generales de béisbol en el año 2002, el director del Consulado de los Estados Unidos en la Republica Dominicana declaró que los jugadores a los que se les descubrieran identificaciones falsas jamás obtendrían visas.

Durante los años siguientes, cientos de jugadores dominicanos en las ligas mayores y mejores admitieron haber mentido sobre su identidad o edad. Estos jugadores incluían a las estrellas Bartolo Colon, Rafael Furcal y Miguel Tejada, quien fue expuesto en un controversial informe de ESPN por ser dos años mayor de lo que afirmaba ser y escribir su apellido, originalmente Tejeda, en forma distinta.

Tejeda explicó a los reporteros: “Yo era un niño pobre. Quería firmar un contrato profesional, y esa era la única manera de lograrlo. No quise hacer nada malo. En ese entonces, era dos años mayor de lo que ellos pensaban.”

El sistema de los buscones

Un buscón, término que significa “el que encuentra”, sirve como cazatalentos, entrenador y agente para los jóvenes jugadores dominicanos. Los buscones exploran los pueblos dominicanos en busca de talento, y desarrollan estos talentos esperando que el jugador atraiga la atención de un equipo de las ligas mayores. El buscón luego recibe un porcentaje del contrato de ese jugador.

Este sistema ha sido poco reglamentado, y muchas veces los jugadores han sido explotados por buscones y cazatalentos de la MLB. Los reporteros T. J. Quinn y Mark Fainaru-Wada, quienes trabajaban para una investigación de ESPN “Outside the Lines” (“Fuera de las líneas”) informaron que algunos buscones incitaban a sus jugadores a falsificar sus identificaciones, les hacían tomar esteroides para animales o robaban parte del dinero de sus contratos.

En febrero del 2008, luego de que un ejecutivo de los White Sox fuera detenido saliendo de la Republica Dominicana con 40,000 dólares, la MLB organizó una investigación sobre la situación y descubrió que muchos empleados de los equipos de la MLB estaban extrayendo dinero de los contratos de sus jugadores.

Quinn y Fainaru-Wada informaron que “estos fraudes recientes varían en términos de ejecución, pero el plan básico es el mismo: un cazatalentos de las ligas mayores infla el valor de un jugador, un equipo lo contrata y el cazatalentos luego recibe un poco del bono en efectivo de manos del jugador.”

Empleados para los White Sox, Red Sox y Yankees fueron despedidos por supuestamente robar dinero o aceptar regalos monetarios ilegales. Borden y Rijo fueron investigados, pero ninguno de los dos ha sido acusado, aun cuando podrían eventualmente tener que enfrentar cargos de fraude, según MLB.com.

La MLB espera tomar medidas estrictas contra la corrupción por parte de cazatalentos y oficiales de los equipos, pero Lou Meléndez, vicepresidente de la MLB para operaciones internacionales, admitió al Boston Globe que limpiar el sistema de buscones es casi imposible. “No se puede cambiar el sistema”, dijo, “Todo lo que se puede hacer es intentar manejarlo para asegurarse de que no haya abuso en cuanto a los equipos [de la MLB].”

Tema relacionado: Danny Almonte

Tal vez el caso más famoso de un jugador de béisbol dominicano que falsificó su edad es el de Danny Almonte, estrella de la Little League World Series (Serie Mundial de la Pequeña Liga) en el 2001. En el año 2000, Danny fue llevado a Nueva York por su padre, quien usó un certificado de nacimiento falso para asegurar que Danny era dos años menor que su edad real.

El dominio de Almonte en el torneo dio lugar a dudas sobre su edad. Sports Illustrated descubrió su verdadero certificado de nacimiento poco después del torneo y el fraude fue expuesto. El padre de Almonte debió enfrentar cargos en la Republica Dominicana por falsificación de documentos.