Internacional

ecuador expulsa a diplomáticos norteamericanos
Dolores Ochoa/AP
Rafael Correa, Presidente de Ecuador

La expulsión de diplomáticos norteamericanos por parte de Ecuador enfatiza la tensión en la región

febrero 20, 2009
por Josh Katz
La decisión de Ecuador de expulsar a dos diplomáticos Norteamericanos luego de un desacuerdo sobre el financiamiento de las fuerzas policiales subraya las recientes tensiones entre los Estados Unidos y los países Sudamericanos.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Los Estados Unidos considera represalias por la expulsión de sus diplomáticos en Ecuador

El 18 de febrero, Ecuador ordenó la expulsión de Mark Sullivan, primer secretario de la Embajada de Estados Unidos en ese país. Sullivan es el segundo diplomático norteamericano recientemente desalojado de Ecuador. De acuerdo con Bloomberg, el 7 de febrero, el presidente ecuatoriano Rafael Correa anunció la expulsión de Armando Astorga, un oficial de aduanas e inmigración de la Embajada de Estados Unidos basado en Quito.

Según Bloomberg, el Departamento de Estado de los Estados Unidos se refirió a las acciones de Ecuador como “muy preocupantes”, y declaró que estaba considerando represalias. Gordon Duguid, portavoz del Departamento de Estado, declaró el jueves que la expulsión de Sullivan “despierta serias inquietudes sobre el deseo de Ecuador de mantener una relación productiva con los Estados Unidos.”

La expulsión de los diplomáticos ocurrió poco después de que los Estados Unidos pusiera fin a su programa de 340,000 dólares destinados a asistir a la policía ecuatoriana en su lucha contra el contrabando. Según informa Bloomberg, Estados Unidos decidió terminar este programa ya que “ambos países no pudieron llegar a un acuerdo sobre la asignación de personal.” Los diplomáticos expulsados estaban ayudando a implementar el programa.

De acuerdo con Voice of America, “Ecuador ha acusado a los dos diplomáticos norteamericanos de haberse inmiscuido en los asuntos internos del país en relación a la selección de policías ecuatorianos para el entrenamiento patrocinado por los Estados Unidos. Oficiales han dicho que las autoridades ecuatorianas objetaron a los esfuerzos de la embajada, dirigida por el Congreso de los Estados Unidos, de excluir del programa a oficiales policíacos considerados corruptos o indeseables en cualquier forma.”

Parte de la tensión entre los dos países data del año pasado. Según informa Bloomberg, en Julio del 2008, Ecuador decidió “no renovar un contrato de arriendo de 10 sobre una base aérea norteamericana ubicada en la ciudad porteña ecuatoriana de Manta y utilizada para monitorear programas anti-drogas en la región.”

Michael Levi, coordinador del Centro Andino de Estudios Internacionales en la Universidad Andina de Quito declaró a Bloomberg que “Correa está actuando muy radicalmente. Esta puede ser una cortina de humo para distraer a la gente de historias sobre sus posibles conexiones” con rebeldes colombianos tales como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Las expulsiones pueden estar también políticamente motivadas. Correa está buscando ser reelegido en Abril, y según The Voice of America, su campaña se basa en una “plataforma de acción contra la influencia extranjera.”

De acuerdo con Reuters, Ecuador tiene más relaciones comerciales con los Estados Unidos que con cualquier otro país, enviando allí la mayor parte de sus exportaciones de aceite de plátano.

Trasfondo: la historia del conflicto entre los Estados Unidos y América Latina

Durante el año pasado, otros países Latinoamericanos izquierdistas también han expulsado a diplomáticos norteamericanos. El 11 de septiembre, el presidente venezolano Hugo Chávez obligó al embajador norteamericano en Venezuela a abandonar el país. Chávez afirmó que el embajador estaba implicado en un plan para asesinarlo, pero declaró también que a través de sus acciones buscaba mostrar solidaridad con el presidente boliviano Evo Morales. Morales había expulsado al embajador norteamericano en Bolivia ese mismo día, acusándolo de ayudar al movimiento de oposición en el país. Ambos embajadores negaron los cargos.

De acuerdo con Agence France-Presse, la tensión en América Latina traza algunas de sus raíces a la Guerra Fría, cuando el área fue utilizada como “tablero de ajedrez” entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Desde entonces, “la ideología izquierdista” ha seguido teniendo influencia en esta región que lucha por alcanzar la “afluencia y la modernidad.”

Estados Unidos declaró su hegemonía sobre América Latina en la Doctrina Monroe de 1823. La AFP asegura que Estados Unidos utilizó esta doctrina para afianzar su control durante la Guerra Fría, y por esto los países Latinoamericanos “están determinados a tener absoluto control soberano sobre sus asuntos.” La agencia noticiosa explica la posición de cada nación Latinoamericana en el mapa diplomático de la zona: “Actualmente, la izquierda moderada incluye a Argentina, Brasil y Chile. La izquierda incluye a Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y Ecuador. Los principales aliados de los Estados Unidos en América Latina son Colombia, que recibe 5 billones de dólares cada año para combatir el trafico ilegal de drogas, y México. Estados Unidos tiene también buenas relaciones con Costa Rica.

Tema relacionado: Monumental caso de contaminación ambiental en Ecuador