Internacional

cuba embargo comercial
Sergey Ponomarev/AP
Senador Republicano Richard Lugar

Líder del Partido Republicano aboga por cambios en el embargo sobre Cuba

febrero 24, 2009
por Isabel Cowles
El Senador Republicano Richard Lugar ha propuesto un relajamiento en el embargo económico y comercial sobre Cuba.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

¿Está el fin del embargo cubano en el horizonte?

El Senador por Indiana Richard Lugar, el principal Republicano en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, propuso ayer que Estados Unidos reconsidere el longevo embargo sobre Cuba.

Según CNN, el Comité publicó un informe titulado “Changing Cuba Policy – In the United States National Interest” (“Cambiar la política sobre Cuba – en el interés nacional de los Estados Unidos), acompañado de una carta de Lugar diciendo que “luego de 47 años … el unilateral embargo sobre Cuba no ha logrado su cometido de ‘traer democracia a los cubanos’.”

De acuerdo con la BBC, Lugar notó también que el embargo “puede haber sido usado como excusa por el régimen de Castro para exigir aun más sacrificios de los empobrecidos ciudadanos cubanos.”

Aun cuando informe no aboga necesariamente por una suspensión inmediata de la prohibición, sí sugiere finalizar las restricciones de los viajes a Cuba, trabajar oficialmente con ese país para controlar la migración y el tráfico de drogas y permitir que Cuba compre productos agrarios de los Estados Unidos a crédito.

Trasfondo: Indicaciones de una mejoría en las relaciones con los Estados Unidos

Mucha gente ha criticado el embargo sobre Cuba a través de los años. En octubre pasado, las Naciones Unidas votaron por condenar el embargo por el decimoséptimo año consecutivo. Solamente tres países votaron a favor de mantener el embargo – los Estados Unidos, Israel y Palau. Cuba asegura que el embargo ha costado al país más de 93 billones de dólares desde su inicio en 1962 hasta finales del año 2007.

Originalmente, se esperaba que el embargo llevara al líder comunista Fidel Castro, entonces presidente, a adoptar un sistema democrático.

Sin embargo, hay indicaciones de que una mejor relación puede desarrollarse entre Cuba y los Estados Unidos, especialmente bajo la nueva administración. En diciembre, por ejemplo, Raúl Castro propuso un intercambio de prisioneros con los Estados Unidos en un “gesto de buena fe” hacia el nuevo presidente Barack Obama.

Este verano, Obama sugirió aflojar ciertas restricciones asociadas con el embargo comercial sobre Cuba. Una portavoz informó a AP que Obama estaba preocupado de que el embargo tenga un “impacto profundamente negativo en los ciudadanos cubanos, haciéndolos más dependientes del régimen de Castro y aislándolos del mensaje transformador transmitido por los c-americanos.

Aun cuando Obama ha declarado desde entonces que piensa mantener el embargo comercial como una forma de ejercer presión para lograr cambios en el uni-partidismo cubano, está también abierto a entablar conversaciones, y mantiene que estaría dispuesto a aflojar las restricciones a cubanos-americanos que viajan a y desde Cuba y envían dinero a parientes viviendo en la Isla.

Tema relacionado: Raúl Castro levanta la prohibición a consumidores

El gobierno cubano ha levantado sus restricciones sobre sus propios ciudadanos durante los últimos dos años; por ejemplo, Raúl Castro levanto varias prohibiciones a consumidores la primavera pasada, permitiendo a los cubanos tener teléfonos celulares y hornos microondas

Alguna gente cree que los esfuerzos de Raúl Castro por permitir que los cubanos accedan a más productos son simplemente un ardid para sugerir, pero no realmente implementar, un estilo de vida más cómodo; ya que el cubano promedio gana alrededor de 17 dólares a la semana, los electrónicos modernos siguen estando fuera del alcance de la mayoría.

“De pronto, habrá mucha más gente hablando por teléfono,” dice un ciudadano cubano. “Pero no mucho más cambiará.”