Nacional

asistencia social, asistencia pública
Jeff Gentner/AP
Del. Craig Blair, R-Berkeley, W.Va.

Algunos estados pueden requerir exámenes de drogas al azar para quienes reciban asistencia pública

marzo 30, 2009
por Shannon Firth
Algunos estados proponen cortes en los beneficios de asistencia pública para usuarios de drogas. ¿Es posible que los exámenes de drogas obligatorios se conviertan en ley?
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Subsidio estatal y abuso de drogas

A medida que el numero de personas que reciben subsidio estatal, estampas de alimentos y compensaciones de desempleo crece, las legislaturas estatales de West Virginia y al menos 7 otros estados están proponiendo leyes para que los beneficiarios de la asistencia social estatal se sometan a exámenes de drogas al azar.

En diciembre del 2008, 31.7 millones de norteamericanos recibieron estampas alimenticias, una cifra bastante mayor a los 27.5 millones del año anterior, según informó The Associated Press.

Quienes apoyan estas propuestas argumentan que están pensando en el bienestar del resto de los ciudadanos, pero creen también en que la ayuda social debe ser merecida; su mensaje, de acuerdo con AP, es: “no se obtiene algo por nada”. 

Craig Blair, un Republicano en la Legislatura de West Virginia, diseñó un sitio Web, NotWithMyTaxDollars.com, para apoyar sus ideas. Según AP, Blair declaró que “nadie está siendo forzado a participar en estos programas de asistencia.” Blair añadió que “si tantos trabajos requieren exámenes de drogas al azar en esto días, ¿por qué no debería ser lo mismo para estos beneficios?” 

De acuerdo con la propuesta, publicada en el sitio Web de Blair, si un postulante o beneficiario de asistencia social no pasa el examen de drogas, él o ella deberá tomar otro dentro de un periodo de 30-60 días. “El no someterse a un examen de drogas (en caso de ser seleccionado) o no pasar el examen dos veces resultará en que el postulante o beneficiario pierda su derecho de asistencia por un periodo de dos años desde que el Comisionado rechace la postulación o considere que el beneficiario no califica.”

El 25 de marzo, la Casa de Representantes de Kansas aprobó una propuesta que requiere que quien reciba asistencia social en efectivo se someta a un examen de drogas. La propuesta está esperando ser aprobada por el Senado, según informa AP.

AP informó también que el Senado de Oklahoma aprobó una propuesta en febrero obligando a todos los beneficiarios de la Temporary Assistance for Needy Families (TANF) (Asistencia Temporal para Familias Necesitadas) a someterse a un examen de drogas. Legisladores en Missouri y Hawai han recomendado medidas similares. Florida está considerando una propuesta senatorial sobre los beneficiarios de pagos de desempleo y la Casa de Representantes de Minnesota esta contemplando examinar a quienes reciben asistencia pública. 

Mientras Idaho ha visto un incremento de 30% en el uso de estampas alimenticias, sus legisladores estatales no están pensando implementar políticas más estrictas. Tom Shanahan, representante de relaciones públicas de Salud y Asistencia Social de Idaho, dijo a la estación de televisión KPVI que “no creo que las personas quieran ver a nadie, especialmente familias con niños, irse a dormir con hambre.”

El 26 de marzo, The Associated Press informó que organizaciones eclesiásticas, de trabajo y de salud de West Virginia comenzaron una petición para eliminar la nueva propuesta. Según AP, “la carta está firmada por representantes de varios grupos desde el AFL-CIO del estado a la Conferencia Católica de West Virginia y la Asociación de Consumidores de Salud Mental.”

Reforma de la asistencia pública durante la era de Clinton

La administración de Clinton revisó el sistema de asistencia pública en agosto de 1996. Anteriormente un tema federal, la asistencia pública se convirtió en la responsabilidad de cada estado individual. Luego de dos años, los beneficiarios de asistencia pública debían encontrar un trabajo. El sistema de Clinton permitía también que los estados instituyeran “limites familiares,” restringiendo la ayuda que una madre recibe para un bebé nacido cuando la madre estaba ya recibiendo beneficios. The Washington Post ofrece un exhaustivo resumen explicando estos cambios.

Opinión y análisis: ¿Derecho a la privacidad?

El autor de una editorial en el periódico Panama City Herald entiende la necesidad de limitar la ayuda social publica sin usurpar las libertades individuales. The News Herald argumenta que el gobierno, por medio de legisladores ostentosos, frecuentemente asegura servir a quien paga sus impuestos, pero “esta es toda la excusa que necesitan para extender su alcance a las vidas privadas de las personas.” El periódico añade, “¿Por qué no revertir al antiguo proceso de mérito?”, sugiriendo que el estado solamente limite los beneficios para quienes han sido encontrados culpables de ofensas relacionadas con las drogas.

Tema relacionado: “Una pareja resiste el último intento de legislar el comportamiento social”

En enero, Rebecca Witt y Gary Johnson lucharon contra el acta de paternidad de Michigan, que requería que la pareja contrajera matrimonio para obtener asistencia estatal para poder pagar sus cuentas médicas. “No creo que nadie tenga el derecho de dictaminar con quién alguien deba casarse ni cuándo,” declaró Witt.

En el 2007, la ciudad de Nueva York organizó un programa demostrativo con fondos privados que incentivaba a 5,000 familias a comportarse adecuadamente, incluyendo tener buena asistencia escolar, obtener una tarjeta de biblioteca, visitar al doctor y abrir una cuenta de ahorros.