Internacional

raul castro, castro cuba, raul castro cuba
Javier Galeano/AP
Presidente Cubano Raúl Castro

Castro renueva la administración Cubana, destituyendo a algunos aun leales a Fidel

marzo 03, 2009
por Sarah Amandolare
Esta semana, el Presidente Cubano Raúl Castro hizo cambios a su administración que pueden mejorar las relaciones con los Estados Unidos y apaciguar posibles molestias.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Grandes cambios en La Habana

Raúl Castro destituyó a algunos poderosos oficiales, algunos de los cuales eran importantes seguidores de su hermano, el ex Presidente Fidel Castro. Raúl Castro también redujo el poder del Vicepresidente Carlos Lage, dejando las tareas de Secretario del Gabinete en manos del General José Amado Ricardo Guerra, un importante ex oficial militar.

Según Hill Weissert, reportero de The Associated Press, las destituciones de Castro fueron abruptas, y estuvieron pensadas para establecer “una estructura más compacta y funcional.” A pesar de la “gran reorganización”, los medios cubanos parecieron no atribuir demasiada importancia a los cambios, anunciando la permutación “al final de las noticias del mediodía, después de los informes de tiempo y deportes.”

Las reacciones en Cuba fueron mixtas, pero algunas de ellas definitivamente optimistas. Marta Jiménez, una jubilada de 65 años, dijo a AP que “las personas no están acostumbradas a los cambios. Pero yo creo que esto era necesario y será para mejor.”

Recientemente, los reporteros han notado un animo de intranquilo descontento en Cuba, y han discutido la oportunidad única del Presidente Obama de cambiar el curso de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba. Parece posible que el animo comenzará a cambiar ahora, y que las oportunidades de Obama sean aun más aparentes. 

Ray Sánchez, reportero del South Florida Sun Sentinel informó que la nueva generación de jóvenes cubanos ha estado ansiosamente esperando un cambio. De acuerdo con Sánchez, el experto cubano Brian Latell declaró que desde que Raúl Castro subió al poder el año pasado, las expectativas han “crecido sin ser cumplidas.” Sánchez también cita un artículo de Ignacio Ramone, biógrafo de Fidel Castro, que describe “un creciente coro de intelectuales cubanos que han expresado preocupaciones sobre la incapacidad del país de implementar reformas.”

El reportero de AP John Daniszewski ha mencionado el hecho de que “las circunstancias están presionando a Obama para involucrarse con Cuba pronto – o perder una oportunidad para avanzar su promesa de restituir el liderazgo norteamericano en el mundo y en su propio hemisferio.”

Mientras tanto, en Cuba, “un aire expectante es palpable”, y tanto los líderes cubanos como los mandatarios de otros países Latinoamericanos están anticipando un cambio en la dirección de los Estados Unidos en la región, de acuerdo con Daniszewski. Se espera que Obama tome acción luego de la Cumbre de las Américas, que se realizará en Trinidad a fines de Abril.

Opinión y análisis: Cuba en un momento historico clave

En The Washington Note, Steve Clemons postula que gracias a los cambios de Raúl Castro, Cuba ha alcanzado “uno de esos puntos de eje históricos en regimenes normalmente opacos (y muchas veces Comunistas) que será recordado por generaciones.” Es más, este puede ser “una verdadero momento de oportunidades para las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba”, pero solamente si la administración de Obama decide permitir que la Guerra Fría con Cuba se descongele, algo que las administraciones previas no han conseguido. 

Trasfondo: Noticias recientes de Raúl

La actitud de Raúl Castro para con los Estados Unidos ha sido algo contradictoria durante los últimos meses. En enero, que marcó el aniversario número 50 de la revolución comunista en Cuba, su discurso dejó poca esperanza de que las relaciones de Cuba con los Estados Unidos mejoraran. Sin embargo, solamente un mes antes, Castro propuso un intercambio de prisioneros que fue considerado como un “gesto de buena fe” que destacó sus esperanzas de alivianar las relaciones con los Estados Unidos.