Gourmet

null

El mito de los alimentos orgánicos

marzo 19, 2009
por Jen O'Neill
Los alimentos orgánicos prometen a sus consumidores un planeta más sustentable y un estilo de vida más sano. Sin embargo, algunos informes indican que esta popular tendencia puede realmente tener un impacto negativo en el medio ambiente, y que los beneficios de salud de los productos orgánicos no siempre están claros. EncontrandoDulcinea separa la verdad de la ficción y le ayuda a determinar lo que debería considerar al comprar orgánico.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

¿Son los alimentos orgánicos realmente positivos para el medioambiente?

Un estudio del año 2007 conducido por la Universidad de Alberta sugiere que comprar alimentos orgánicos no es tan bueno para el medioambiente como se puede creer.

Los investigadores descubrieron que muchos productos orgánicos deben atravesar largas distancias para llegar a su supermercado. Como resultado, la cantidad de dióxido de carbono emitido por el transporte de los productos orgánicos es equivalente a la cantidad emitida al traer la misma cantidad de frutas y vegetales tradicionales al mercado.

Aun cuando consumir alimentos orgánicos puede ser mejor para su salud, la investigadora Vicki Burtt sugiere que al comprar orgánico debería considerar las “millas alimenticias,” definidas como “la distancia que los alimentos deben atravesar entre desde los campos hasta el supermercado.”

Sin embargo, dos investigadores de Carnegie Mellon, Christopher L. Weber y H. Scout Matthews, están en contra de esa consideración: “a pesar de la atención que se da a las millas alimenticias, la distancia que la comida atraviesa es solamente un 11% de la emisión de gases de invernadero relacionada con alimentos de un hogar norteamericano promedio.” Para disminuir su emisión de gases de invernadero, Weber y Matthews sugieren consumir menos productos lácteos y carne.

¿Son los alimentos orgánicos siempre más sanos?

De acuerdo con la Biblioteca Orgánica Nacional de la USDA, el término “orgánico” se refiere a los alimentos producidos sin hormonas, químicos artificiales y radiación. Sin embargo, la USDA no garantiza que los alimentos producidos en forma orgánica sean más nutritivos o sanos que otros alimentos producidos de manera no-orgánica.

Un informe publicado por un grupo conocido como el Organic Center (Centro Orgánico) declara que los alimentos orgánicos son mejores para la salud que los productos producidos en forma convencional. Un articulo del New York Times escrito en respuesta a este informe argumenta que simplemente no hay suficiente evidencia científica para justificar esta aseveración. Sin embargo, el artículo cita a un científico especialista en plantas, Arthur R. Grossman del Carnegie Institution of Science, quien cree que los alimentos criados sin fertilizantes químicos son más nutritivos: “Creo que es probable que las plantas criadas con mínima intervención del agricultor son químicamente más complejas.” 

¿Por qué comprar alimentos orgánicos?

Por otro lado, al consumir frutas y verduras criadas comercialmente existe el riesgo de accidentalmente ingerir pesticidas potencialmente tóxicos. The Environmental Working Group (Grupo de Trabajo Medioambiental) sugiere que preste especial atención a la “docena sucia”, 12 tipos de productos que incluyen a las manzanas, las frutillas y la espinaca. Estos elementos tienen cáscaras delgadas o no tienen cáscara alguna, por lo que pueden estar cubiertas de pesticidas. Además, la sección Food News (Noticias Alimenticias) del sitio clasifica 45 frutas y vegetales y los ordena según cuánto pesticida es probable que cada uno contenga.

La Clínica Mayo presenta algunos temas a considerar a la hora de decidir entre los productos orgánicos versus comerciales, incluyendo nutrición, calidad y apariencia, pesticidas, medio ambiente, costo y sabor.