Nacional

null
Lucy Pemoni/AP

Especie de coral en Hawai está entre las más antiguas de la Tierra

marzo 31, 2009
por Sarah Amandolare
Los investigadores que han encontrado una especie  de coral de 4,265 años de antigüedad en la costa de Hawai advierten sobre los peligros de la pesca y la caza furtiva para los arrecifes de coral.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

La protección de los arrecifes de coral es esencial

Un equipo de investigadores liderado por el científico Brendan Roark de la Universidad de Texas A&M encontró una especie de coral en la costa de Hawai que aparentemente tiene más de 42 siglos de antigüedad, de acuerdo con la tecnología de datación con carbono 14. The Associated Press informó que esta especie, al igual que otras en los arrecifes de coral de Hawai, están en peligro a causa de la pesca y la caza furtiva.

“La avanzada edad de los arrecifes de coral y su lento crecimiento, combinado con los altos niveles de biodiversidad a su alrededor, significa que proteger estos arrecifes de mayores daños debería ser de primera prioridad,” dijo Roark a AP.

El coral ha sido identificado “entre las comunidades de organismos vivos más antiguas del planeta.” Pero a pesar de las leyes internacionales para proteger los arrecifes de coral, los pescadores cuyas redes y líneas de pesca tocan el fondo del océano, además de quienes buscan material de coral para joyería, ponen a esta especie en peligro, según informa AP.

En el 2008, la pesca excesiva fue destacada por la revista Environmental Conservation como “la principal cause de la disminución de los peces populares de los arrecifes de coral en las principales islas Hawaianas,” según indica una editorial en el Honolulu Advertiser. Los peces loro y los peces cabra son considerados particularmente “vulnerables a la pesca excesiva,” motivando esta editorial, que llamó a tomar un “enfoque amplio” hacia la conservación.

Pero recientemente, los conservacionistas de los arrecifes de coral han progresado. En enero, la National Fish and Wildlife Foundation (Fundación Nacional de Peces y Vida Marina) y la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) (Administración Oceánica y Atmosférica Nacional) anunciaron que financiarían 15 subvenciones de más de 2 millones de dólares para “proyectos en Hawai, tres territorios de los Estados Unidos, dos Estados Libremente Asociados del Pacifico y siete países.” El financiamiento ira hacia la educación en comunidades locales y el manejo de la conservación, de acuerdo con la NOAA.

Trasfondo: Pesca excesiva en los arrecifes de coral de Hawai

En julio del 2008, Los Angeles Times informó sobre la “pronunciada disminución” de las especies de peces en los “arrecifes de coral alrededor de las islas Hawaianas;” los científicos culparon a la pesca excesiva por el fenómeno. Además, las especies que comen algas y que están en mayor peligro son consideradas cruciales para la salud de los arrecifes de coral. Capitulando este tema está el hecho de que las autoridades locales de las naciones isleñas “tienen poco entendimiento de cuántos peces están siendo retirados de los arrecifes de coral por pescadores de pequeña escala.”

Contexto histórico: Clinton y la preservación de la naturaleza

El conflicto entre los conservacionistas y los pescadores locales ha sido ya un tema en el pasado. En diciembre del 2000, el ex Presidente Bill Clinton estableció la “reserva natural más grande de los Estados Unidos,” un área oceánica de 84 millones de acres cercana a las islas del noroeste de Hawai que intentaba proteger “los arrecifes de coral y otras formas de vida marina,” según informó The New York Times. La reserva es el hogar de casi la mitad de los peces cazados por los pescadores comerciales de Hawai, incluyendo “la corvina roja y rosada y el róbalo marino,” y es así una amenaza para la supervivencia de los pescadores locales.

El pescador Jim Cook, ex presidente del Consejo de Manejo de las Pesqueras Regionales del Pacifico Oeste, dijo al New York Times que la reserva de Clinton “debería ser re-nombrada como ‘Nueva Acta Territorial Hawaiana,’ ya que entrega al gran padre blanco en Washington control de los recursos Hawaianos.”

Tema relacionado: Otras amenazas a la vida marina

Los crecientes niveles de dióxido de carbono en la atmósfera están acidificando el agua marina, y este problema podría ser grave para los peces, los arrecifes de coral y otras formas de vida marina. A principios del año, un grupo de 150 científicos marinos de 26 países publicaron una advertencia para los líderes políticos de que las emisiones de dióxido de carbono deben ser reducidas antes de que los ecosistemas reciban daños graves a causa de la acidificación oceánica. En la Declaración de Mónaco del 30 de enero, en anticipación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático organizada en Copenhagen, dijeron que los efectos de la acidificación son ya aparentes.