Grandes de la Ciencia

premio nobel química, premio nobel física

Grandes de la Ciencia: Marie Curie, descubridora del Radio

marzo 12, 2009
por el Equipo de encontrandoDulcinea
La científica Marie Curie, primera mujer francesa en recibir un título de doctorado, es recordada por sus descubrimientos en radioactividad y elementos radioactivos. Su trabajo la hizo merecedora de dos Premios Nobel en Física y Química, pero desafortunadamente llevó también a su muerte. 
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Primeros Días

Marie Sklodowska nació en Varsovia, Polonia, el 7 de noviembre de 1867, la menor de cinco hijos. Sus padres eran profesores con bajos recursos; tanto su madre como su hermana mayor murieron durante su infancia. Sklodowska se graduó de la escuela secundaria a los 15 años, pero las opresivas políticas del gobierno ruso le impidieron atender una universidad pública. Sklodowska estudió en la clandestina “Universidad Flotante” de Varsovia, y trabajó como institutriz para ganar dinero y sustentar los estudios de una de sus hermanas mayores en Paris. Para 1891, Sklodowska había ahorrado dinero suficiente para unirse a su hermana en Paris, donde comenzó a estudiar matemáticas, física y química en la Universidad de Paris. Sklodowska obtuvo su título universitario en 1893 y su magíster en 1894; en 1903, se convirtió en la primera mujer en Francia en recibir un título de doctorado.

En 1895, mientras estudiaba en la Universidad de Paris, Sklodowska se casó con el profesor francés Pierre Curie, con quien compartía un interés por el magnetismo, un tema que ambos estaban investigando. Curie pronto desarrolló un interés en la radiación, que había sido recientemente descubierta en la pechblenda, un mineral que contiene uranio. Curie comenzó a estudiar la pechblenda y a explorar las fuentes de radioactividad en el mineral.

Logros notables

Marie Curie y su marido trabajaron conjuntamente; ambos creían que el uranio no era el único elemento emisor de radiación en el mineral, por lo que experimentaron con procesos químicos para analizar la pechblenda con la esperanza de encontrar otras sustancias radiactivas. En 1898, los Curies anunciaron el descubrimiento de un nuevo elemento, que bautizaron como polonio en honor a la Polonia nativa de Curie. Ese mismo año, la pareja identificó otro elemento nuevo, al que llamaron radio. La existencia del radio fue descubierta luego de que los Curies químicamente procesaran una tonelada de pechblenda en su cobertizo convertido en laboratorio. En 1903, los Curies conjuntamente obtuvieron el Premio Nobel de Física por sus descubrimientos en el área de la radiación y la radioactividad, convirtiendo a Marie Curie en la primera mujer en obtener este galardón.

En 1906, Pierre Curie murió en Paris al ser atropellado por una carreta de caballos. La Universidad de Paris ofreció a Curie el puesto de su fallecido marido como profesora de física; Curie fue la primera mujer en ocupar este puesto. Con la ayuda financiera de su suegro, Curie pudo continuar experimentando con el radio. En 1911, Curie ganó el Premio Nobel de Química por descubrir y aislar el radio. Curie fue la primera persona en ganar dos Premios Nobel, y continua siendo la única persona que los ha ganado en dos áreas científicas diferentes. Curie se convirtió en directora del Instituto de Radio de Paris en 1914. Durante la Primer Guerra Mundial, Curie promovió la radiología como una herramienta medica para tratar a los soldados heridos. En 1921, el Presidente de los Estados Unidos Warren G. Harding premió a Curie con un gramo de radio en reconocimiento a sus contribuciones científicas.

El resto de la historia

Marie Curie murió de anemia el 4 de julio de 1934. Su enfermedad se atribuye a su exposición a los materiales radioactivos que Curie manipulaba regularmente sin protección. En el tiempo en que Curie realizaba sus experimentos, los efectos dañinos de la radiación no se conocían.

La imagen de Marie Curie fue impresa en los billetes de 500 francos antes de que esta moneda fuera reemplazada por el euro. En 1943, se filmó la película “Madame Curie”, un narración de su vida y logros basada en una biografía escrita por su hija Eve Curie. En 1935, su otra hija, Irene Joliot-Curie, ganó el Premio Nobel de Química por sus experimentos con aluminio y radiación.