Grandes de la Literatura

Gabriel garcía Márquez
Miguel Tovar/AP

Grandes de la Literatura: Gabriel García Márquez, autor de “Cien Años de Soledad”

marzo 06, 2009
por Isabel Cowles
Gabriel García Márquez creció en un hogar lleno de historias y con un tinte de lo sobrenatural. Su icónica obra de ficción, “Cien Años de Soledad”, transformó su pueblo natal, Aracataca, Colombia, en la mágica ciudad de Macondo. García Márquez fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura por su obra.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Primeros Días

Gabriel García Márquez nació el 6 de marzo de 1927 (algunas fuentes dicen 1928) en el pequeño pueblo colombiano de Aracataca.

Durante su niñez temprana, García Márquez fue criado por sus abuelos, ambos ávidos narradores de historias. Su abuela le compartía sus supersticiones y fábulas tradicionales, siempre manteniendo lo que García Márquez describiría luego como una “expresión de ladrillo.” De hecho, fueron sus inexpresivas descripciones de lo sobrenatural que eventualmente inspiraron el distintivo estilo de la prosa de García Márquez.

La vida del joven autor se vio también influenciada por las turbulentas circunstancias políticas y sociales en Colombia: los frecuentes altercados entre los partidos Liberal y Conservador mantenían a la nación en un estado de constante conmoción.

El autor comenzó a escribir seriamente mientras estudiaba leyes en la Universidad Nacional de Bogotá. García Márquez no estaba interesado en una carrera en leyes, pero había sido convencido a estudiar este tema por su familia. García Márquez no era un muy buen estudiante, prefiriendo pasar todo su tiempo leyendo y escribiendo.

Eventualmente, García Márquez abandonó sus estudios completamente, tornándose al periodismo para mantenerse financieramente mientras seguía adelante con sus escritos creativos. Su veta literaria tuvo un éxito temprano, publicando varios cuentos cortos en el periódico El Espectador de Bogotá.

Logros notables

Aun cuando García Márquez eventualmente escribiría muchas novelas, la transición entre los cuentos cortos y las obras de mayores proporciones no fue fácil. Su primera novela corta fue rechazada por un editor, por lo que la abandonó.

Mientras tanto, García Márquez escribió y editó para varios periódicos a través de América Latina para mantener a su joven familia, que incluía a su joven esposa Mercedes y sus dos hijos. Un día, mientras estaba de vacaciones con su familia, García Márquez tuvo una epifanía artística. La familia regresó a la ciudad para que pudiera comenzar a escribir de inmediato. Luego de un año y medio de escribir y fumar copiosamente, García Márquez produjo “Cien Años de Soledad”. La obra tuvo un éxito instantáneo.

García Márquez continuó escribiendo prolíficamente. Otras de sus obras notables incluyen “Amor en tiempos del cólera”, “El otoño del patriarca”, “Crónica de una muerte anunciada”, la autobiografía “Vivir para contarla” y, más recientemente, “Memorias de mis putas tristes.”

En 1982, García Márquez fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura por su obra general. En su discurso de presentación, el Secretario Permanente de la Academia Suiza dijo que los escritos de García Márquez “reflejan a un continente en sus riquezas y pobrezas humanas. Tal vez más que eso: un cosmos en el que el corazón humano y las fuerzas combinadas de la historia, una y otra vez, derriban las barreras del caos, la muerte y la procreación.”

El resto de la historia

García Márquez atribuye su innovadora epifanía artística a las narraciones de su abuela: Márquez se dio cuenta de que para poder crear ficción creativa, necesitaba creer en las historias que estaba contando tal como su fueran completamente reales – al igual que su abuela siempre lo había hecho.

Durante los años, García Márquez ha mantenido un sentido de lo imaginario en su vida diaria. Hace veinte años, la reportera del NPR Katie Davis experimentó su perspectiva de primera mano: García Márquez, quien confundió su nombre cuando fueron presentados, insistió en llamarla “Vicky” durante toda la entrevista, y se negó a llamarla por su verdadero nombre incluso luego de ser corregido.

De acuerdo con Davis, García Márquez tiene un habito de dar a cada reportero que conoce un regalo: “algo original, para que no tuvieran que irse con las mismas viejas cosas.” Para Davis, esto significó el tener que asumir un alter-ego durante su entrevista. Al terminar de conversar con García Márquez, firmó su copia de “Cien Años de Soledad” con la frase: “Para Vicky… con un beso, Gabo.”

El pueblo colombiano que vio nacer a García Márquez celebró su cumpleaños numero 80 en el 2007 con 80 cañonazos y lluvias de papel y mariposas de metal. García Márquez, quien hoy vive en México, no asistió a las festividades, pero visitó Aracataca tres meses además tarde; fue su primera visita en 25 años. España honró al autor con una lectura maratónica de “Cien Años de Soledad”; escritores, actores y políticos se congregaron para leer el libro de tapa a tapa, un proceso que tomó aproximadamente 20 horas.