Grandes de la Literatura

Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas

Grandes de la Literatura: Lewis Carroll, autor de “Alicia en el País de las Maravillas”

marzo 05, 2009
por Emily Coakley
El Reverendo Charles Lutwidge Dogson fue un hombre de la iglesia, un matemático, un fotógrafo, un poeta y el autor de una de las historias infantiles más famosas de la Inglaterra Victoriana. Escribiendo bajo el seudónimo de Lewis Carroll, convirtió su eterno amor por entretener a los niños en una colección de libros ampliamente leídos hasta el día de hoy.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Primeros días

Charles L. Dogson nació el 27 de enero de 1832 en Cheshire, Inglaterra, el tercero de los 11 hijos de un párroco provincial y su esposa. Luego de estudiar un tiempo en una escuela pública y aprender bajo el tutelaje de su padre, Dogson se matriculó en la Universidad de Oxford. Dogson se destacó como el primero de su clase en sus trabajos matemáticos, y fue también un excelente estudiante de los clásicos. Dogson se convirtió en diácono de la Iglesia de Inglaterra en 1861. Durante sus años en Oxford, Dogson envió sus poemas e historias cortas a revistas locales. Para crear su seudónimo literario, Dogson tradujo el nombre “Charles Lutwidge” al latín, obteniendo “Carolus Ludovicus” como resultado. Luego cambió el orden de estos nombres, volvió a traducirlos al inglés y terminó quedándose con el nombre “Lewis Carroll.” En 1856, publicó su primer poema bajo este seudónimo.

Logros notables

Durante toda su vida, Dogson adoró a los niños. Algunos teorizan que esto se debe a su crianza entreteniendo a sus hermanos menores, o porque era tartamudo y sentía vergüenza interactuando con adultos. En Oxford, se hizo amigo de los hijos de su decano, Henry Liddell. Dogson se entretenía mucho contando todo tipo de historias a las niñas, Alicia, Edity y Lorina, y muchas veces ellas mismas eran personajes de los relatos. En 1862, Alicia le pidió que escribiera una de las historias que solía narrarles, cosa que hizo. Un novelista que visitaba a los Liddells encontró el manuscrito, y sugirió que Dogson publicara su historia. “Alice’s Adventures in Wonderland” (“Alicia en el País de las Maravillas”) apareció publicado en 1865.

El libro fue tremendamente exitoso, y Dogson publicó la secuela, “Through the Looking Glass” (“Alicia a través del espejo”), en 1872, y un largo poema titulado “The Hunting of the Snark” (“La Caza del Snack”) cuatro años más tarde. Desafortunadamente, la novela de dos volúmenes que publicó poco después, “Sylvie and Bruno” y “Sylvie and Bruno Concluded”, no apareció ante el público masivo. 

Dogson permaneció como profesor del Christ Church College en Oxford, y publicó textos y ensayos matemáticos con su verdadero nombre. Algunos de sus problemas de lógica y obras matemáticas están disponibles a través de la Lewis Carroll Society of North America (Sociedad Norteamericana de Lewis Carroll).

Carroll fue también el inventor de un puzzle de palabras conocido alternativamente como Doublet, Escaleras de Palabras o “Laddergrams”, entre otros nombres. El objetivo de este juego es convertir una palabra en otra diferente cambiando una letra a la vez y creando palabras con sentido. El ejemplo que Thinks.com ofrece transforma la palabra “more” (“más”) para convertirla en “less” (“menos”): more, lore, lose, loss, less.

The Lewis Carroll Society of North América nota que Dogson “era considerado uno de los mejores fotógrafos aficionados de su tiempo.” Dogson tomó fotografías tanto de adultos y niños, pero se especializaba en las fotografías infantiles, algunas de las cuales eran estudios al desnudo.

El resto de la historia

Dogson murió de una neumonía el 14 de enero de 1898. De acuerdo con Biography.com, al momento de su muerte, los libros de alivia (considerados una obra individual) “se habían convertido en el libro infantil más popular en Inglaterra: a celebrarse su centenario en 1932 era el más popular y quizás el más famoso del mundo.”

Algunos aspectos de la vida de Dogson, particularmente sus numerosas amistades con niñas pequeñas y sus fotografías de niños desnudos han sido mal mirados por los entendidos. Mientras hay quienes lo han acusado de haber tenido tendencias pedofílicas, otros lo defienden alegando que las características que se le atribuyen han sido exageradas o inventadas.

En 1999, Karoline Leach causó revuelos entre los estudiosos de Carroll con su libro “In the Shadow of the Dreamchild” (“En la sombra del niño soñado”), que declaraba que las representaciones de Dogson como un pedófilo o como un hombre completamente célibe que evitaba la compañía de adultos son una distorsión de los hechos. Leach afirma que Dogson tenía muchas amistades cercanas con mujeres adultas, y que es muy probable que varias de esas amistades tuvieran connotaciones sexuales.

El estudioso de Carroll Donald Rackin condenó la premisa central de Leach como “improbable y débilmente documentada”. La completa verdad sobre la vida personal de Dogson/Carroll puede no ser determinada nunca, pero los lectores que lo conocen solamente a través de sus obras continúan valorando su amistad.