Nacional

luces apagadas minneapolis, aves y luces
Lisa Poole/AP
La goleta clíper Liberty, de Boston, navega a lo largo del horizonte de la ciudad.

Política anti-luces conserva energía y salva a las aves

marzo 11, 2009
por Sarah Amandolare
En Bloomington, Minnesota, un edificio de oficinas está tomando medidas para salvar a las aves apagando todas sus luces entre la medianoche y el amanecer.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Edificio de oficinas en Minnesota sigue el ejemplo de Boston

Un edificio de HealthPartners adoptará una política anti-luces durante las temporadas migratorias primaverales y otoñales de as aves. De acuerdo con el Minneapolis Star Tribune, esta decisión fue tomada por que los cuerpos de aves cantoras muertas habían ido apareciendo más y más frecuentemente alrededor del edificio. Una vez que las aves son atraídas a las luces comerciales, “terminan circulando en el resplandor y se les hace difícil salir.” Esto frecuentemente causa que choquen contra los edificios o caigan muertas por el cansancio.

Boston ha tomado una iniciativa similar pero a mayor escala para conservar la electricidad, apagando las luces de 34 rascacielos entre Back Bay y el paseo marítimo de South Boston, incluyendo el conocido edificio Hancock y la torre Prudential. De acuerdo con el Boston Globe, este programa ayudará a conservar casi un 25% de la energía luminosa de la ciudad.

HealthPartners espera que su iniciativa sirva tanto para conservar energía como para proteger a las aves, pero de acuerdo con algunos opositores, lo mismo no puede decirse de otra técnica energéticamente eficiente: las turbinas de viento.

A pesar de ser, según informa el San Francisco Chronicle, “la forma de energía renovable de más rápido crecimiento” en los Estados Unidos, las turbinas gigantes de viento han matado a miles de aves, incluyendo águilas doradas. Los expertos difieren sobre las causas exactas de las muertes de los pájaros, citando electrocuciones, depredadores naturales y el gran numero de molinos como factores añadidos a los “choques contra las hélices rotatorias.” 

Este tema es complicado para el Presidente Obama. A fines de enero, Andrew Miga, reportero de The Associated Press, informó que el “entusiasmo” inicial del presidente por la energía eólica ha sido desafiado, particularmente en cuanto al plan de construir “130 turbinas gigantes a lo largo de 25 millas de aguas federales en Nantucket Sound”, Massachussets. Este plan ha sido vehementemente opuesto por el partidario de Obama Edward Kennedy, Senador Demócrata por Mass., quien argumenta que el proyecto “matará a las aves, pondrá a la flora y fauna acuática en peligro y arriesgará el turismo escénico y la industria pesquera del área.” Sin embargo, el amigo y redactor de discursos de Obama Deval Patrick, Gobernador de Mass., apoya el proyecto.

Trasfondo: Ciudades rechazando las luces

Según The Astronomical Society of South Australia (Sociedad Astronómica de Australia del Sur), el proyecto de Boston no sólo servirá para conservar energía y tal vez mejorar las condiciones migratorias de las aves; la supresión de luces innecesarias podría también ayudar a reducir la contaminación luminosa, un problema que concierne a los astrónomos a lo largo del mundo.

Pero Boston no es la primera ciudad que ha intentado disminuir su gasto luminoso. Un programa llamado Earth Hour (La hora de la Tierra) comenzó en Sydney, donde 2,1000 negocios apagaron sus luces por una hora el 31 de marzo del año 2007. En el 2008, este movimiento se expandió globalmente.

En Octubre del 2007, Los Ángeles intentó organizar una hora sin luces, que supuestamente conservaría un 15% de la energía luminosa diaria, y potencialmente suficiente poder eléctrico como para mantener a 2,500 hogares por un año entero.

La ciudad de Madison, Wisconsin, se unió al movimiento en marzo del 2008, pidiendo a sus residentes que apagaran todas sus luces durante una tarde de sábado. Los líderes locales expresaron sus esperanzas de que este programa motivaría a las personas a tomar conciencia de su uso energético durante el año.

Tema relacionado: Otros esfuerzos de conservación

Muchos expertos creen que el suministro de petróleo, la fuente energética principal de los Estados Unidos, está nivelándose, y puede pronto comenzar a decaer permanentemente. Los norteamericanos deben comenzar a conservar inmediatamente para evitar una escasez drástica. FindingDulcinea sugiere 10 practicás maneras de lograr esto. 

En Hawai, las agencias estatales han considerado condensar la semana laboral a cuatro días para ahorrar gasolina quitando gente del camino. Si este plan se aprueba, Hawai se convertiría en el segundo estado (después de Utah) en instituir una semana laboral obligatoria de cuatro días para los empleados gubernamentales.