Internacional

tierra Bolivia, redistribución tierras Bolivia
Christophe Ena/AP
Presidente Boliviano Evo Morales

Presidente boliviano exige redistribución de tierras

marzo 16, 2009
por Denis Cummings
Luego de apropiar la tierra de un poderoso agricultor, el presidente boliviano Evo Morales llamó a los ricos terratenientes a entregar sus propiedades a los indígenas empobrecidos del país.
  • Enviar Por E-mail
  • Comentarios

Morales llama a la redistribución de la tierra

El presidente boliviano Evo Morales declaró este sábado que espera que los ricos terratenientes bolivianos voluntariamente entreguen parte de su propiedad a los indígenas empobrecidos del país. Según declaró  Morales, “hay personas . . . que no quieren terminar con la propiedad privada de grandes terrenos. Esas personas deberían entregar su (exceso de) tierra voluntariamente a quienes no tienen nada.”

Morales estaba dando un discurso durante una ceremonia en el rancho del norteamericano Roland Larsen, quien estuvo entre los varios ricos terratenientes en Bolivia del este en tener parte de su tierra apropiada para ser redistribuida por el gobierno entre los Indios Guaraníes. Larsen ha sido uno de los opositores más prominentes a la reforma agraria de Morales.

El izquierdista Morales ha hecho de la reforma agraria una de sus mayores prioridades desde que asumió el mando en el 2006. En enero de este año, los votantes aprobaron una nueva constitución que permite al gobierno tomar control de todos los recursos naturales, limita el tamaño de las granjas individuales a 12,400 y establece condiciones sociales y económicas que todo agricultor debe cumplir.

Morales acusó a Larsen de maltratar a los Indios Guaraníes que trabajaban en su rancho de 88,960 acres, forzándolos a trabajar en condiciones esclavizantes. “No se trata de que estas tierras no estuvieran produciendo, pero de que eran el escenario de violaciones de los derechos de los Guaraníes, que serán ahora sus dueños,” declaró Morales.

La batalla entre Morales y Larsen se ha convertido en un símbolo de las crecientes divisiones entre el gobierno socialista de Morales, que tiene gran aceptación entre la población indígena de Bolivia, y su opositores conservadores, quienes tienden a ser ricos terratenientes de descendencia europea.

Trasfondo: Morales y las divisiones políticas en Bolivia

Morales, de descendencia Aymará y el primer presidente indígena de Bolivia, fue electo en 2005 bajo la promesa de entregar a la población indígena más tierras y una mayor influencia en el gobierno.

Morales ha debido enfrentar resistencia por parte de las prósperas elites urbanas y rurales de Bolivia, particularmente las de la provincia oriental de Santa Cruz. En mayo del 2008, la provincia aprobó un referéndum exigiendo autonomía del “centralismo totalitario y hegemónico” del gobierno boliviano.

Ronald Larsen, un nativo de Montana que originalmente compró tierra en Bolivia en 1969, se convirtió en un símbolo de la oposición a la reforma agraria de Morales el año pasado, luego que él y su hijo Duston estuvieran involucrados en un altercado armado con el Ministro de Hacienda Alejandro Almaraz, quien estaba realizando una inspección del rancho en preparación para la apropiación.

La creciente división en el país llevó en agosto a una revocación del referéndum para Morales y ocho gobernadores regionales, incluyendo cuatro gobernadores del este que se oponían fuertemente a las políticas de Morales. Morales ganó su referéndum con facilidad, al igual que hicieron los gobernadores de las provincias del este, ilustrando las profundas divisiones en el país.

La victoria del referéndum de Morales abrió el camino para la aprobación de su constitución izquierdista en enero. Esta nueva constitución entrega mayor poder a la población indígena y permite al gobierno controlar los recursos naturales.